Actualidad

Lunes, 18 de Septiembre, 2017

"Queríamos celebrar los 50 años de la existencia del Executive MBA compartiendo una cena con los familiares de nuestros alumnos", declaraba el Director del programa, Gabriel Elorriaga. Y así ha sido: la tradicional cena organizada por EAE Business School ha celebrado el final del curso durante la noche del viernes 8 de septiembre en el Casino de Madrid.

Un entorno de gala para un evento en el que los profesores también han estado presentes. Sobre la relación que se crea entre el claustro docente y los alumnos, hablaba Joan Roca, destacando la importancia del networking. “Es esencial que continúen trabajando estas relaciones como lo han hecho durante el curso, y que no acabe cuando finalicen las clases”.


 

 

Juan Giménez es un ingeniero de telecomunicaciones murciano que finaliza este Executive MBA. Reconoce que "aunque tenía ya una larga trayectoria profesional de 17 años” su formación era “principalmente técnica”. Tras un proceso de búsqueda, optó por el programa de EAE Business School con la esperanza de “dar un paso más, pasar de la gestión de proyectos a la de personas”. Sobre el resultado, después de estos meses de esfuerzo y dedicación, nos cuenta alegremente que lo ha conseguido: “El Máster ha cambiado el rol que desempeño dentro de la empresa en la que trabajo”.

El perfil de este antiguo alumno es el “más típico” en el programa del Executive MBA. Como nos relata el Director del Máster “la mayoría de los alumnos son ingenieros –empezamos vinculados a las politécnicas-, vienen con una experiencia profesional de ocho o diez años pero sienten que sus conocimientos son muy técnicos”. Con la realización del Máster, buscan completar su formación con otro tipo de conocimientos para “progresar en su empresa”.

Pero las aulas del Executive MBA también acogen otro tipo de perfiles, de distintos sectores. “Tuvimos una profesional que era médica y, tras 20 años de experiencia, ascendió hasta convertirse en la directora del hospital para el que trabajaba. Entonces se dio cuenta de que necesitaba una formación complementaria enfocada a su nueva posición, como administración de empresas, que adquirió con nosotros”.

También nos hemos encontrado en esta promoción de antiguos alumnos con emprendedores. Raquel Elena Pérez, ingeniera de caminos, es la "benjamina" -como ella misma se define- de este grupo. Emprendedora, a sus 27 años, confiesa que "no estaba acostumbrada a trabajar en equipo, sin ser yo la que liderara, y aquí he aprendido a relajarme, delegar, y trabajar más en entornos multidisciplinares con compañeros y profesores".

Raquel no ha esperado a terminar el curso para poner en práctica los conocimientos adquiridos. Desde su posición como CEO y Project Manager en Quality Electric Mobility ha experimentado el proceso de aplicar los conocimientos teóricos que venía en el día a día. “Me he dado cuenta de que lo que yo creía que podían ser barreras generacionales es, en realidad, un contacto enriquecedor”.