Actualidad

George O. Morgan, profesor del Máster in International Business de EAE Business School

Viernes, 25 de Mayo, 2018

Por George O. Morgan, profesor del Máster in International Business de EAE Business School

España afronta uno retos muy serios en su administración del Sistema de Pensiones. Los problemas serán muy difíciles de resolver y surgen de varias fuentes financieras, sociales y políticas:

Tendencias de Natalidad, Mortalidad y Edades de los Ciudadanos en España

Un primer problema es que las tasas de natalidad y de mortalidad en España han llegado a un nivel de equilibrio. A primera vista, esto es buena noticia, ya que parece ser que el nivel total de demanda de servicios sociales en España se haya estabilizado. Sin embargo, la composición de la sociedad española se está cambiando, con el incremento de los mayores de 65 años.

Niveles de Servicios Sociales

Este equilibrio, sin embargo, como la alusión arriba a las edades de los ciudadanos, es una trampa. En la población actual en España, el nivel de desempleo actual (el 17% de la población activa, mucho más para las personas de entre 25 y 40 años de edad) supone que no hay suficientes trabajadores afiliados a la Seguridad Social, lo que implica que los servicios sociales, especialmente las pensiones, se tienen que financiar por el Estado, emitiendo deuda en los mercados internacionales. Gran parte de la población actual tiene estudios mayores o capacidades y experiencias de gran calidad.

Además, la proporción actual de mayores de 65 años de edad de la población (el 18,2%), según las previsiones, pasará a ser aproximadamente el 38% de la población en el 2050.

Con los ajustes recientes a las pensiones, fruto de la presión puesto sobre el Gobierno por las protestas de los pensionistas, España ha recibido un toque de atención de la UE por el probable aumento del déficit. Por esta razón, el ministro de Economía ha declarado que el ajuste de las pensiones era “puntual” y que no implica que se tendrá el IPC en cuenta en ajustes en el futuro. Esta declaración causará más tensiones y protestas.

Tasas de Sustitución

La pensión pública en España supone entre el 75% y el 80% del salario previo a la jubilación para un trabajador con unos ingresos medios. Según datos de la OCDE, la tasa bruta de reemplazo en España para un salario medio es del 82%.

La media de los siguientes países es:

OCDE (media): 63%

Unión Europea (media): 59%

Francia: 55%

Portugal: 74%

Italia: 69%

Alemania: 37%

Reino Unido: 30%

Conclusión

Estos factores incrementarán el estrés actual sobre las finanzas generales y las finanzas de los servicios sociales del país en general. El problema todavía no es enfoque de los políticos, pero según pasa el tiempo, la sociedad española se dedicará a participar en huelgas y protestas más a menudo, y no solo de los pensionistas, sino también de otros grupos, (también de trabajadores del Estado, como los policías nacionales y guardias civiles, burócratas, bomberos, etc.). El nivel de manifestaciones en el 2018 ya empieza a superar por bastante los niveles de años anteriores.

Anexos – Detalles

  1. Tendencias de Natalidad y Mortalidad en España                           

              En 2016 el número de nacimientos disminuyó un 2,8% respecto a 2015 y aunque el de

              defunciones también se redujo un 3,2%, de nuevo se produjo un saldo vegetativo

              negativo al registrarse 259 muertes más que nacimientos en todo el país. En 2016

              fallecieron, concretamente, 409.099 personas, un 3,2% menos que en 2015, lo que

              supone su mayor descenso de esta tasa anual en 10 años.

Fuente: Expansión (www.expansion.com)

Proyección de la Población de España 2014–2064

Si se mantuvieran las tendencias demográficas actuales, España perdería un millón de habitantes en los próximos 15 años y 5,6 millones en los próximos 50 años. El porcentaje de población mayor de 65 años, que actualmente se sitúa en el 18,2% pasaría a ser el 24,9% en 2029 y del 38,7% en 2064. El número de defunciones suponía por primera vez al de nacimientos a partir de 2015.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (www.ine.es)

  1. Niveles y Costes de Servicios Sociales

Presupuestos Generales del Estado 2017

Presupuestos 2017: Sanidad y Servicios Sociales, todavía por debajo de niveles anteriores a los recortes.

La dotación presupuestaria sube en esas partidas en 2,3 y 4,9 %, hasta 4.093 y 2.408 millones de euros respectivamente, pero todavía no alcanza el gasto de 2011. Es el dato más alto desde que el Partido Popular de Mariano Rajoy está en el Gobierno, pero queda aún lejos del presupuesto de 2011 (4.263.58 millones de euros), antes de que el PP llegase al poder.

En la partida de Servicios Sociales y Promoción Social el presupuesto sube en un 4,9%, hasta 2.408 millones de euros, el mayor incremento de los populares pero que todavía no devuelve la atención social a los niveles anteriores a los recortes, cuando el gasto era de 2.513,48 millones de euros.

Presupuestos 2017: El gasto público baja en 5.000 millones

Así ha sido la presentación de los Presupuestos Generales del Estado 2017:

El importe destinado a la dependencia, que concentra el grueso de las ayudas sociales, sube en un 8,2% en comparación con 2016, con un presupuesto de 1.354,8 millones de euros. El último aumento de 70 millones de euros fue insuficiente para atender a los 445.000 usuarios que esperaban para cobrar la prestación. Los casi 100 millones de euros extra que el Estado destina este año para cubrir con 1.262 millones el Nivel Mínimo de Dependencia seguirá quedándose corto para atender las necesidades de los más de 340.000 dependientes que aún no han empezado a cobrar la ayuda que les ha sido reconocida.

Aumenta también la financiación de medidas para prevenir la violencia de género, que pasa de 25,23 millones de euros a 27,73 millones, un 9,9% más. Parte del aumento de la inversión se debe a los 10 millones de euros (un 19,5 % más que en 2016) que se destinarán a dispositivos electrónicos que se emplean como medidas de alejamiento y a campañas de prevención.

Las medidas de impulso para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres se congelan con 19,74 millones de euros, los mismos que el año pasado. Es un 36,6 % menos de lo que se destinaba a este objetivo en 2011, cuando los presupuestos reservaban 31,16 millones para combatir la desigualdad.

Para las actuaciones para la protección a la familia y a la pobreza infantil "se ha hecho un especial esfuerzo", según el Ejecutivo. Recibirán 100 millones de euros del presupuesto de prestaciones básicas de servicios sociales y otros 102 millones para un programa de ayuda alimentaria.

Mientras los servicios sociales de ayuda a las personas mayores se congelan en 117,51 millones de euros, los destinados a las personas con discapacidad caen en un 4,3%, con 53,28 millones de euros asignados.

También bajan las acciones en favor de los emigrantes en un 17,2% (de casi 70 millones a 57,48), y la cantidad que se destina a inmigrantes permanece prácticamente igual y pasa de 312,7 millones a 312,8. Los presupuestos reconocen que es obligatorio cumplir con la decisión del Consejo Europeo de reasentamiento y reubicación de demandantes de asilo, según la cual España debía acoger a 17.000 personas entre 2015 y 2017.

A pesar de que el país tiene pendiente dar cobijo a más de 15.000 refugiados antes de septiembre, las cuentas del Estado dedican a ese compromiso 229 millones de euros, "igual cantidad que en 2016".

Se congela la partida para donación y trasplante de órganos

Las partidas presupuestarias destinadas a Sanidad son solo para programas estatales, porque la atención sanitaria es competencia de las comunidades autónomas. El Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, con una inversión extra de 93 millones de euros respecto a 2016, se propone este año avanzar en las medidas contempladas en el Programa Nacional de Reformas y en "mejorar la calidad y seguridad de las prestaciones del Sistema Nacional de Salud y garantizar su sostenibilidad".

El volumen más importante de recursos de la política de Sanidad corresponde a  entidades que conforman el Mutualismo Administrativo. A la asistencia sanitaria de este colectivo se dedican 2.178 millones de euros, un 0,6 % más respecto al año anterior. "Este incremento responde a la evolución del colectivo protegido y al mantenimiento de los estándares de calidad de la prestación", según el Gobierno.

Todas las partidas que el Estado destina a la Sanidad han aumentado, excepto la de Donación y Trasplante de órganos, que se congela en 4,1 millones de euros. Sube sobre todo la medicina marítima, con un incremento del 11,2%, hasta 34,87 %, y las prestaciones y farmacia, que pasan de 51,5 millones a 55,68, un 8,1% más, pero todavía lejos de los 138,9 millones de 2011.

Fuente: El País (https://elpais.com/economia/2017/04/04/actualidad/1491289905_443260.html

  1. Problemas de Finanzas y de Servicios Sociales
    1. Natalidad = Mortalidad
    2. Desempleo tendría que llegar a menos del 10% - ¿Cómo?
    3. Si se intentara disminuir la Tasa de Sustitución del actual del 82% al 50%, (según la Comisión Europea) habrán problemas serios sociales y políticos
    4. El porcentaje de Mayores de 65 años actual del 18,2% está estimado a llegar al 38% en el 2050, creando una presión seria sobre las finanzas del gobierno.
    5. Entonces el Déficit Interno de España se disparará, causando sanciones de la UE.

Fuentes: El País, varios Blogs, Conclusiones del Autor

  1. Tasas de Sustitución

La tasa de sustitución –también conocida  como tasa de reemplazo– es un indicador de cómo un sistema de pensiones consigue o no su objetivo proporcionar unos ingresos adecuados en el momento de la jubilación respecto a los ingresos que el trabajador tenía cuando estaba en activo.

Esta tasa se calcula como el porcentaje que supone la pensión de jubilación sobre el último sueldo percibido en la etapa laboral. Si sólo nos referimos a pensión pública –en España, existe un pilar obligatorio para abordar las pensiones, que son las cotizaciones a la Seguridad Social–, entonces estaremos hablando de la tasa de sustitución pública.

La pensión pública en España supone entre el 75% y el 80% del salario previo a la jubilación para un trabajador con unos ingresos medios. Según datos de la OCDE en su estudio “Pensions at a Glance 2015”, la tasa bruta de reemplazo en España para un salario medio es del 82%. Para ponerlo en perspectiva, se puede resaltar que en la media de los países de la OCDE es del 63%; la media de los países de la Unión Europea es del 59% y que países en nuestro entorno como Francia, Portugal, Italia, Alemania o Reino Unido tienen tasas, respectivamente, del 55%, 74%, 69%, 37% y 30%.

Es normal que la pensión sea algo menor que el salario, aunque con la crisis y el alza del desempleo, está creciendo la pobreza entre los pensionistas, como ya ha alertado la propia OCDE.

Aunque la tasa de sustitución en España es una de las más altas de Europa, la reforma actual de las pensiones públicas provocará que la relación entre el importe de las pensiones y el salario previo a la jubilación se reduzca notablemente.

              Fuente: Blog de Bankinter (https://blog.bankinter.com)

  1. Conclusiones

Vienen grandes problemas sociales, de finanzas, equilibrio social, protestas y manifestaciones. Los pensionistas (y trabajadores del Estado, etc.) están organizados, y en pie de guerra con el gobierno.