Actualidad

Josep Bertrán, Director del Máster en Dirección Financiera de EAE

Lunes, 23 de Abril, 2018

Por Josep Bertrán, Director del Máster en Dirección Financiera de EAE

Con relación a la declaración y liquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente las rentas obtenidas por el sujeto pasivo durante el año 2017, hay una serie de novedades relacionadas tanto con la determinación de la base imponible y el cálculo de la cuota como sobre otros aspectos relacionados con la tramitación de este impuesto.

A partir de este año la Agencia Tributaria pone en funcionamiento una aplicación móvil que permite consultar y presentar en único clic las declaraciones que no necesiten modificación. A través de esta aplicación también se pueden recibir mensajes personalizados así como conocer el estado de la tramitación del IRPF. No obstante aquellas declaraciones que necesiten modificar o completar la información deberán redirigirse al programa Renta Web para su inclusión.

A partir de este año se suprime el envío de los borradores a través del correo postal, aunque se sigue manteniendo por este medio el envío de los datos fiscales. Para poder solicitar estos datos fiscales el usuario podrá utilizar mediante el DNI electrónico, la página web de Hacienda o el sistema de firma con clave de acceso que corresponde al servicio Reno, para el que se requiere el número de referencia. Para poder conseguir este número, el usuario deberá introducir el importe de la casilla 450 de la declaración, su número de identificación fiscal y la fecha de validez de su DNI.

Este año la fecha límite para poder domiciliar el pago del IRPF será el 27 de junio, mientras que el plazo para su presentación finalizará el 2 de julio. El pasado año este plazo finalizaba a finales del mes de junio.

Con respecto a la determinación de la Base Imponible y al cálculo del IRPF este año hay pocas novedades.

  • En la transmisión de derechos acontecida con posterioridad al uno de enero de 2017, para el cálculo del valor de adquisición de los títulos se deducirá el importe de la transmisión de los derechos de suscripción que no tributaban en las declaraciones de años anteriores. Hasta ahora la cuantía obtenida se deducía del valor de adquisición, mientras que ahora se someterá a una retención del 19%.
  • Los empresarios y profesionales podrán tributar por dos vías: por estimación directa, por la que el rendimiento es la diferencia entre los ingresos y gastos, o por estimación objetiva, la cual sólo puede aplicarse a rendimientos inferiores a 150.000 euros, excepto las derivadas de actividades agrícolas, ganaderas y forestales, por las que este límite aumenta hasta los 250.000 euros.
  • Con respecto al mínimo por descendiente, en esta campaña se ha añadido un nuevo supuesto, que afecta a aquellos contribuyentes que tenga bajo su tutela a menores de tres años o tengan atribuida por resolución judicial su guarda y custodia.
  • Si durante el pasado ejercicio el contribuyente ha obtenido la devolución por el importe pagado en exceso por tener una cláusula suelo en su préstamo hipotecario, no deberá declarar este importe en el IRPF, y tampoco deberá pagar el impuesto por la posibles indemnizaciones que se le hayan reconocido, siempre y cuando tanto la devolución como la indemnización se haya acordado con la entidad financiera, o si se han producido por sentencia judicial o por laudo arbitral.
  • La formación recibida por un trabajador no se considerará renta siempre y cuando el empleador del trabajador esté de acuerdo en que éste acuda a esta formación.
  • Faculty & Research