Actualidad

Por Selva Orejón, profesora del Máster en Marketing Online y Comercio Digital de EAE Business School

Viernes, 27 de Octubre, 2017

Por Selva Orejón, profesora del Máster en Marketing Online y Comercio Digital de EAE Business School 

El robo de datos personales es una realidad presente y pasada, y evidentemente futura. Todos nuestros datos digitalizados y conectados viajan y se almacenan en la nube.

Queramos o no, cualquier plataforma de trabajo en local pero con servicios de conexión online a la nube para sincronizarse, actualizarse, trabajar en remoto o simplemente para usarse como plataforma de streaming o repositorio, usa tecnología cloud, la famosa nube.

Pensemos cómo es que podemos acceder a nuestros correos, documentos, galería de imágenes… únicamente introduciendo un usuario y contraseña y siendo muy optimistas un doble factor de verificación como podría ser (2FA google authenticator, latch, códigos de seguridad descargados en local o bien recibidos mediante notificación a un dispositivo, por SMS, o un código vía email secundario).

Por tanto, la nube no son solo datos que puedan estar accesibles para trabajar con otras personas en remoto, es que nuestra vida digital, y por tanto nuestra vida está ya online, solo estamos a un click de que se haga pública. Hablamos de vida digital en su amplitud de concepto (profesional, personal, social, privada, íntima…) y por tanto tenemos que ser muy conscientes que nuestros datos ya no son seguros, la seguridad es un concepto abstracto, y se basa en la percepción que cada uno tiene de ella, la seguridad absoluta no existe.

El robo de datos es el negocio y el delito del presente y del futuro… McAffe, Kaspersky y Trend Micro Incorporated señalan que el robo de datos personales es el delito del futuro; actualmente esta actividad genera más ingresos que la economía de Sudáfrica; en una década superará el capital de los países del primer mundo.

Algunos datos ofrecidos por el estudio del cibercrimen de McAffee señala:

En 10 años el cibercrimen dedicado al hurto de información sensible representará ingresos similares a las grandes economías del mundo.

Vulnerabilidades móviles, amenazas creadas para PC ahora para las plataformas móviles. “más de 1.4 millones de apps maliciosas y de alto riesgo para Android y Apple no fue excepción”.

Las redes sociales y de la Cloud se vieron superados por ataques de phishing agresivos que han comprometido la información personal bajo la apariencia del lanzamiento de nuevos productos como PS y Xbox One.

Ahora más que nunca los usuarios y las empresas deben cuidar y defender sus vulnerabilidades, y saber lo que se debe hacer en seguridad para protegerse mejor del robo de datos personales y evitar que su privacidad sea comprometida por el cibercrimen.

Algunas recomendaciones para mantener nuestros datos seguros en la red:

Respaldo de los datos en local, así en caso de pérdida, desconexión o borrado de los datos, siempre tendremos una copia de los mismos en uno o varios discos locales.

Todo caduca, la información también. Deberemos diferenciar muy bien entre los datos que podemos mantener siempre online y los que no sólo deben estar de forma puntual, por ejemplo para trabajar en remoto y al acabar eliminarlo del espacio cloud.

La nube cifrada. Existen servicios que cifran los datos que están en la nube de modo que aportamos un nivel adicional de seguridad, por ejemplo con  DrivePop.

Doble factor de Verificación. Google Drive, o Dropbox ofrecen la posibilidad de activar un segundo paso de seguridad mediante la recepción de un código de 6 dígitos que recibirás a través de SMS, notificación o segundo email.

Desactiva las sincronizaciones automáticas. Ojo con los servicios de dropbox, picasa, drive, facebook photos que se sincronizan con los álbumes de fotos de los diferentes dispositivos, móviles o de sobremesa.