Actualidad

Martes, 30 de Octubre, 2018

El managing Director Iberia de Bacardi, Javier Pijoan, ha participado hoy en el coloquio Transformación cultural: vuelta a los orígenes y valores organizado por EAE Business School (www.eae.es) y APD. Durante su intervención, Pijoan ha defendido “poner en el epicentro a las personas” como clave para salir de “la crisis de identidad” de Bacardi en la que en 10 años cambiaron 7 veces de CEO. El acto ha tenido lugar en el Col·legi d’Economistes de Catalunya.

“Los problemas con la marca no se solucionan a corto plazo, en cambio el plan diferencial está en las personas. No se puede tener un plan de negocio, sin un plan de personas, porque las estrategias las ejecutan personas. ¿Quién se va a hacer cargo cuando las cosas no funcionan?”, ha explicado el Managing Director de Bacardi en Iberia.

Esta apuesta por el capital humano está estrechamente unido a “la filosofía del liderazgo del ejemplo”, pero también a un equipo en el que prime “la diversidad”. En las oficinas de Bacardi, trabajan 25 nacionalidades y el 46% son mujeres. “Si pones a las personas correctas en el sitio correcto las cosas salen”, ha precisado Pijoan. Un buen directivo también debe “saber escuchar aunque no le guste lo que oye” y guiarse por el principio de “qué haría yo si la empresa fuera mía”. El resultado a esta estrategia de Bacardi ha sido crecer en positivo tras 7 años de pérdidas.

LA ACTITUD Y  LA INNOVACIÓN

Ante la premisa de que “el 90% de las personas pueden hacer todos los trabajos”, el punto diferencial en un perfil profesional es “la actitud y capacidad de aprendizaje, que sepa adaptarse al cambio ante las situaciones complejas”. En este sentido, también ha remarcado la importancia de “un desarrollo transversal” para poder pasar de un área a otra y tener una “visión global de la empresa”.

A pesar de la importancia de adaptarse ante las adversidades, Pijoan ha reconocido que durante su “crisis de identidad” perdieron “el tren” en oportunidades de negocio como, por ejemplo, el auge de la tendencia del gin tonic rosado. “Durante mucho tiempo hemos estado mirando hacia dentro, para innovar es importante mirar hacia fuera”, ha concluido.