Actualidad

Miércoles, 6 de Marzo, 2019

Inversor y Co-fundador & CEO de Fellow Funders, la plataforma de equity crowdfunding,  Francisco Mariscal trabaja también como managing partner en Belerofonte Capital, boutique financiera de asesoramiento integral en corporate finance y estrategia.

Con una trayectoria profesional ligada al mundo de la banca, este emprendedor es, además, alumni de EAE Business School, donde estudió el Máster Executive MBA en 2014-2015. El título de la ponencia “Valoración de startups. Análisis económico-financiero” engloba valiosos consejos relacionados con la inversión y el desarrollo de modelos de negocio exitosos.

La valoración inicial de una empresa

A la hora de valorar una empresa que se encuentra en fase semilla se suelen utilizar métodos de empresas ya existentes (Comparables, DFC y Liquidación) que no son válidos para startups. Para Mariscal “El modelo de negocio es la clave de todo y no podemos valorar usando un único método de análisis”. La clave de esa valoración debe ser algo que aporte proyección al inversor y no machaque al emprendedor”. El business angel es partidario de utilizar un método científico y profesionalizar al máximo los cálculos porque “no es tan importante el precio de partida como la viabilidad del proyecto”. 

El paso de emprendedor a empresario

A la hora de entrar en rondas de financiación, Mariscal explica que es preferible pedir lo que necesario “para hacer lo que necesitas y, una vez conseguido, establecer una nueva etapa y acometer la siguiente ronda de financiación”. También es importante mirar a la competencia “si no estáis preparados para correr no entréis en una carrera”. En este sentido, aconseja diferenciarse de otros modelos, reinventarse y realizar muchas pruebas “medid todo, cuanto más midáis más vais a poder hacer eficientes las cosas; no tengáis miedo a pivotar”.

En la fase de despegue del proyecto son muy importantes los conceptos de escalabilidad “aunque ésta se observa mejor cuando pasan unos años” y la idea de ganar dinero para cubrir gastos. Emprendimiento no es lo mismo que autoempleo: “Nunca cobréis menos dinero del que necesitéis para vivir, si no vais a tener muchas preocupaciones por encima de vuestra empresa”. A título personal, Mariscal no suele invertir en proyectos en los que lo emprendedores no estén dedicados de forma exclusiva. También aconseja a los emprendedores de EAE Lab conocer a los inversores y entrevistarse con ellos porque “en la actualidad existen más posibilidades de financiación y más actores”.

El éxito en los proyectos

Francisco Mariscal ha mencionado el método desarrollado por el británico Rob Johnson, profesor de iniciativa emprendedora, en el que analiza las características que debe tener un proyecto para que sea invertible. Esta metodología se fundamenta en 6 variables: mercado, ventajas, equipo, timing, escalable y exit.

En base a ello, el CEO de Fellow Funders habla de definir muy bien al mercado al que dirigimos las innovaciones, conocer al público objetivo y su comportamiento y establecer una ventaja competitiva diferencial. Para Mariscal el timing no es lo más prioritario, aunque sí da una gran importancia a los equipos y a la escalabilidad de los proyectos: “muchos proyectos fracasan en poco tiempo, otros duran menos de diez años y, para que sean escalables, tienen que funcionar en tres o cuatro países”. El último paso, conocido como exit, tiene que ver con la monetización porque “aunque el 70% 80% de las inversiones fracasan, ningún inversor va a invertir en nada que no vaya a obtener beneficios”.

La importancia de los equipos

El equipo es clave para Francisco Mariscal ”a la hora de invertir no se suele invertir en una sola persona”. Sobre montar los equipos, el inversor comparte su experiencia personal “no hay mejor manera de financiarte que con valor humano” explica. Además, en España una startup tarda en desarrollarse son 6,7 años y cada etapa del proyecto es diferente, por eso se necesitan equipos sólidos capaces de sortear los obstáculos.

El pacto de socios, el conocimiento del sector, la distribución de tareas o el liderazgo han sido aspectos analizados a continuación por el inversor. Antes de hacer nada, merece la pena pararse a pensar en montar equipo: “a medida que deis pasos vais a conseguir a gente vinculada a la empresa y desarrollar la capacidad de retener el talento humano”