Actualidad

Jueves, 7 de Marzo, 2019

Cristina Jardón, experta en Inteligencia Emocional, Mindfulness y Self-Compassion, ha analizado los beneficios de aplicar la inteligencia emocional en el mundo laboral y cómo ésta influye directamente en el bienestar de las organizaciones.

“Lo único constante en nuestra vida es el cambio” explica Cristina para analizar el concepto de Innovación y relacionarlo con la evolución del ser humano “el avance tiene que ver con el cambio entendido como algo positivo”. El cambio que vivimos hoy en día en las organizaciones se enmarca en un entorno VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) que impacta directamente sobre el sistema nervioso (simpático y cortical) y emocional (defensa, abatimiento o miedo a la frustración). En este caos externo la persona se encuentra irritable, pierde los nervios, sufre depresión, estrés, falta de memoria, etc. Todos estos comportamientos están derivados de patrones aprendidos y conllevan dificultades de relación en el trabajo y, también, a la hora de afrontar el liderazgo.

Utilizar patrones aprendidos para dar respuesta a este entorno de cambio y turbulencias (VUCA) no sirve. Por ello, la experta en inteligencia emocional propone mirar fuera de la caja y desarrollar capacidades adaptativas vinculadas con la parte creativa y emocional del cerebro. Estas serían algunas de ellas: pensamiento divergente, perspectiva, solución de problemas complejos, atención y foco, calma, claridad en la toma de decisiones, generación de grupos cohesionados y liderazgo con propósito.

Antes de trabajar las competencias emocionales hay que tomar conciencia y parar el piloto automático. “Vamos tan rápido que en realidad nos perdemos la vida”, matiza “el 50% de nuestro tiempo nuestra mente está en modo divagación (despiste, impulsividad y actuación por patrones)”. En este parón y proceso de atención plena tiene sentido hablar de Mindfulness, técnica que ayuda mucho para “ser conscientes y darnos cuenta desde una actitud de curiosidad y apertura”. Perfecta conocedora de esta práctica de meditación, la experta en inteligencia emocional explica cómo su ejercicio mejora la toma de conciencia, la regulación emocional y la capacidad de atención. 

Cristina Jardón menciona el libro de Daniel Goleman ‘Inteligencia Emocional’ y habla de “entrenar de manera experiencial nuevos hábitos emocionales como el autoconocimiento, la autogestión, la motivación interna, la comunicación, la empatía y el liderazgo”. Una vez realizada esta conquista interna el siguiente paso sería dirigirse a los demás: “el autoconocimiento profundiza la empatía”, explica, añadiendo el concepto de compasión entendido como ayuda y “servicio al otro”. Aunque poco desarrollado en España, en Estados Unidos lo están poniendo en práctica como un nuevo liderazgo basado en influenciar desde la sabiduría y la comunicación”.

La Inteligencia Emocional en el entorno VUCA

La Inteligencia Emocional aparece para dar respuesta a los entornos cambiantes en las organizaciones (VUCA). De hecho, “humaniza a los empleados/managers/líderes dotándoles de recursos y habilidad para monitorear (en el sentido de tener claridad, darse cuenta) los pensamientos y emociones propias o ajenas, discriminar entre ellos y utilizar esta información para dirigir los propios pensamientos y acciones”. Algunos de los Beneficios de aplicar la Inteligencia Emocional en los entornos de trabajo son: los líderes desarrollan un liderazgo creativo y transformador, se obtiene un mejor rendimiento con foco y motivación y, también, mayor bienestar y felicidad.

“Cuanto más desarrollo mi inteligencia emocional más grande voy a hacer el gap entre reaccionar y responder” explica Cristina que añade cómo ésta, aplicada en empresas, mejora el liderazgo (interno y externo) o el desempeño (colaboración) y aumenta el bienestar y la resilencia en los entornos VUCA. Para la experta “cuanto más desarrolle la inteligencia emocional no solamente me voy a sentir mejor a nivel interno sino que voy a facilitar la vida de los demás”.

Para finalizar, Jardón ilustra con ejemplos la aplicación de programas basados en Inteligencia Emocional en empresas tecnológicas como Google o SAP (Search Inside Yourself) y los resultados obtenidos en satisfacción, capacidad de atención, creatividad o reducción de los niveles de estrés de sus empleados.

Accede a la webconference completa EAE "Cómo aplicar la Inteligencia emocional en la innovación empresarial" con Cristina Jardón en el siguiente enlace