Actualidad

Miércoles, 19 de Diciembre, 2018

Martes, 18 de diciembre de 2018 – EAE Business School  ha publicado el estudio “Las nuevas reglas del juego” en el que se dan las claves de la redefinición del sector de juguetes, marcadas por la baja natalidad de los países de Europa y Norteamérica y su necesidad de convivir con la tecnología y los videojuegos.

 

La empresa líder del sector es Lego con una facturación de 7.597 millones de dólares, siete veces más que el segundo, Bandai Namco, con una facturación de 1024 millones de dólares. En tercer lugar, se encuentra Fisher - Price con 773 millones de dólares y le siguen Barbie (388 millones de dólares), Nerf (297 millones de dólares) y Mattel (252 millones de dólares). La mayoría de estas marcas son nortemericanas o europeas pero su producción se concentra en el extremo oriente.

Por su parte, el sector del juguete en España tiene 221 empresas - la mayoría de las cuales se concentra en Cataluña y la Comunidad Valenciana-, que crean 4.500 empleos directos y 20.000 indirectos, que cada vez requieren de “mayor personal cualificado”. En total, se han facturado 1.156 millones de euros, con un crecimiento del 1,7%. Las exportaciones de juguetes han aumentado un 13,6%, mientras que las importaciones se han incrementado un 1,9%. Su inversión en publicidad ha aumentado un 18%.

EL ESCENARIO GLOBAL DEL SECTOR JUGETES

La evolución del sector, a nivel mundial, durante los últimos diez años se ha mantenido con un crecimiento moderado y sostenido. La cau­sa ha de buscarse en la compensación que ha supuesto la alta natalidad de países emergen­tes frente al descenso de la misma en los paí­ses más desarrollados. A ello hemos de sumar el incremento de los precios en los juguetes adquiridos en estos últimos. La evolución sociodemográfica y econó­mica hacen predecible que dicho crecimiento sostenido se mantenga durante los próximos años.

El estudio indica que India es el país con mayor población del mundo con menos de 10 años – superando a China debido a sus políticas de control de la natalidad-, que sumado al crecimiento económico, cuyo volumen de clase media es equivalente al de Europa y pronto le superará,  y sus perspectiva de futuro se convierte en “un atractivo” mercado.

Por su parte, China continuará fabricando para todo el mundo, cuya posición es hegemónica, y todos los principales fabricantes de juguetes han trasladado su producción a este país. Europa Occidental es donde la población infantil menos aumenta pero el gasto se mantiene ya que “son más caros y sofisticados y los niños disponen de más juguetes”, además de que, según el estudio, “el juguete tradicional ha empezado a ser desplazado por el poderoso y creciente sector de los videojuegos”. Según el estudio, el síntoma que mejor lo pone de relieve es el cierre de la mayor cadena internacional de distribución, “Toys R Us”, en Estados Unidos y Reino Unido. Esta tendencia está empezando a ocurrir también en China.

LA  EVOLUCIÓN DEL JUGUETE

Según el informe, el juguete del futuro será el resultado de la alianza de grandes corporaciones para dar una experiencia integral e integrada de juego; proactivo, será capaz de contactar con muchos juguetes, compartirá información acerca de sus uso que permitirá personalizar la oferta (ejemplo, Lego y Microsoft); socializador, pondrá en contacto a diversos usuarios y construir una comunidad; educador, pasará de ser educativo a educador; universal, responderá a gustos globales, su distribución no se fija límites; evolutivo, adaptación de su performace a los gustos de los usuarios; ecológico, materiales orientados a la sostenibilidad; solidario, sumara distintos valores sociales y solidarios; genérico, no hará distinciones de género; actitud, estará por encima de la asignación por edades.