Actualidad

Miércoles, 31 de Octubre, 2018

El último proyecto de Mariano Torrecilla es stockproject.io, un mercado financiero digital con licencia MTF europea para security tokens. Buena parte de su charla ha consistido en explicar el funcionamiento de este tipo de security tokens, instrumentos financieros, ante los últimos cambios disruptivos experimentados por la industria financiera y el uso de bictoin y las criptomonedas. Y es que el novedoso proyecto desarrollado por este emprendedor de Zaragoza y sus socios aspira a convertirse en un mercado que permita comercializar los activos financieros a nivel supranacional.

Stockproject nace en el contexto del nacimiento un tanto anti-regulación de las criptomonedas con la finalidad convertirse en el mercado regulado confiable por inversores y empresas de toda Europa. En este entorno financiero donde falta la regulación es necesaria esa legalidad que permita conocer y diferenciar utility tokens o security tokens porque “los instrumentos financieros no se pueden vender a cualquiera, la legislación ya existe”. Desde Stockproject las empresas podrán listarse (salir a bolsa) y emitir sus acciones digitalizadas (tokenizadas). Algo similar a cualquier bolsa conocida pero con todas las ventajas de rapidez, costes y flexibilidad de este sistema.

Para Mariano, cuando surge la idea de montar una ICO (Initial Coin Offering), ya sea financiada por crowdfunding o de forma privada, hace falta contar con un Exchange regulado para digital securities. En ese marco ha surgido su proyecto de emprendimiento Stockproject: “estamos creando un mercado regulado con licencia europea que lleva muchos trámites, la finalidad es que cualquier empresa o startup pueda salir al mercado con liquidez en su activos y con toda la confianza en que lo hace según la ley”. Los plazos para hacer realidad su proyecto durarán alrededor de 9 meses.

Inspirado en la filosofía blockchain y la cadena de bloques con equipos y nodos gestionados por mineros, Mariano Torrecilla destaca de la blockchain aspectos como la descentralización, la escalabilidad y la seguridad. Aunque añade que el principal reto es conseguir las tres en una blockchain,  el llamado trilema.

Stockproject tiene sede en Irlanda puesto que “es el centro de las finanzas en Europa y quiere convertirse en un mercado puntero en activos digitales, tienen ganas de innovar” explica Mariano, y añade el creciente interés por este tipo de estándares en criptomonedas en países como Malta o Gibraltar pero que tienen riesgo brexit además de no tienen la misma credibilidad. Otros países activos son Suiza o Singapur además de EEUU, aunque hay proyectos en todo el mundo.

El bitcoin se basa en la confianza y “aporta trazabilidad e imposibilidad de doble gasto” explica Mariano, y comparte sus mútiples aplicaciones en contratos (smart contracts) transferencias o permisos donde “la cadena de custodia siempre queda registrada”. Gracias a ellos se automatiza todo y se facilita el acceso a los datos conectados de todas las empresas. “Eso facilita mucho los protocolos en todo el mundo”. Un ejemplo sería la tarjeta sanitaria mundial con los datos de usuarios de todos los países, lo que sería para Mariano “un sistema operativo común a nivel mundial donde escribamos todos en el mismo sitio”.

En cuanto a las aplicaciones para algunos sectores, Mariano Torrecilla explica que están trabajando para ONGs “que necesitan transparencia y seguridad y este sistema la proporciona”, sistemas de arbitraje y destaca su aplicación en el sector del real state y logística. Aunque existe un importante desconocimiento a nivel empresarial, sus perspectivas de futuro para las criptomonedas y activos digitales son optimistas: “El proceso del cambio ha comenzado en el mundo financiero pero irá permeando al resto poco a poco.”