Actualidad

Michiel Das profesor del Máster en Dirección Recursos Humanos de EAE Business School

Miércoles, 18 de Octubre, 2017

Para atraer y fidelizar a los empleados, hoy en día ya no vale prometer un salario atractivo o una carrera estable dentro de la misma empresa, porque la mayoría de los trabajadores ya no lo consideran conceptos primordiales en su búsqueda de trabajo. Valoran cada vez más la flexibilidad (y relacionado con ello, ingresos flexibles) y la posibilidad de cambiar de puesto para así mantener su motivación. Esperan que la empresa donde trabajan (o quieren trabajar en el futuro) invierta en su crecimiento y desarrollo, que promueva una cultura dinámica donde todo el mundo se sienta integrado, y que ofrezca recompensas y reconocimientos que vayan más allá del trabajo del día a día.

Estas necesidades plantean una cuestión importante para los departamentos de Recursos Humanos: ¿qué debería estar en el centro de una exitosa estrategia de atracción y fidelización del talento? La clave está en el Employer Branding, también conocido bajo el sinónimo de “Marca Empleadora” en el mundo hispanohablante.

Pero, ¿qué es el Employer Branding?

En resumen, sirve para definir y concretar la imagen de una empresa como empleador mediante la creación de una imagen o reputación positiva, mostrando a la empresa como un buen lugar para trabajar. Las empresas que entienden la importancia de esta era de digitalización y el deseo de transparencia por parte de sus (futuros) trabajadores ya han empezado a trabajar activamente en su Marca Empleadora para atraer y retener a los mejores talentos. Para ganar la Guerra por el Talento, no solo deben aspirar a convertirse en sitios atractivos para trabajar, sino que también deberían aspirar a ser percibidos como tales.

eae business school branding eae business school branding

Trucos para convertir tu empresa en un lugar atractivo para trabajar

Es fundamental que las empresas adopten un enfoque holístico del Employer Branding, ya que no es un concepto que se limite únicamente al área de Recursos Humanos, ya que impacta directamente a toda la empresa.  

Los siguientes consejos ayudan a crear una buena estrategia de Employer Branding.

1. Personaliza los  anuncios de trabajo

Más a menudo de lo que creemos, los futuros empleados se sienten atraídos por detalles minúsculos del trabajo; quieren descubrir todo lo que hay que saber sobre él y cualquier detalle que podamos será bienvenido. Como un empleador con el objetivo de hacer que el Employer Branding prevalezca, asegúrate que todas las vacantes que publiques constituyan una descripción completa del trabajo. Ofrece información complementaria sobre las ventajas, los beneficios y las oportunidades de desarrollo.

2. Refuerza tu identidad digital

La generación de los Millennials es digital, y cada vez más candidatos rebuscan en las páginas web de las empresas mientras evalúan las ofertas de trabajo que estas ofrecen. Asegúrate que tu página web sepa dar respuesta a esas necesidades. Esto no es simplemente una cuestión de utilizar gráficos, fondos y formatos atractivos, también es necesario que la visión, misión, los valores y la cultura se articulen claramente.

3. Realiza buenas entrevistas de trabajo

La entrevista de trabajo representa el escenario perfecto para transmitir nuestro Employer Branding. Se puntual, profesional, amable y, lo más importante, haz que el entrevistado se sienta a gusto. La entrevista no solo sirve para evaluar la (in)aptitud de un potencial empleado, sino también para transmitir nuestra Marca Empleadora, independientemente si el candidato consigue el empleo o no. Es posible que un candidato ahora mismo no encaje en el puesto, pero para futuras vacantes sí pueda tener el perfil perfecto. Tener estos candidatos “pasivos” ya identificados facilita mucho el trabajo de nuestro departamento de Reclutamiento.

4. Deja que tus empleados sean los embajadores de tu marca

Nada puede impulsar mejor la estrategia de Employer Branding que tener empleados que voluntariamente quieran presumir de la empresa. Los empleados satisfechos a menudo tienden a convertirse en embajadores de la misma (o “brand ambassadors” en inglés) y ofrecerse voluntarios para participar en vídeos corporativos, asistir a eventos internos, y hablar sobre las buenas prácticas las diferentes ventajas que tiene trabajar en tu empresa.  

Como ves, poner en marcha una estrategia de Employer Branding ofrece múltiples ventajas, tanto desde el punto de vista de Recursos Humanos como desde la empresa como conjunto.

¿Te animas a poner en marcha la tuya?