Actualidad

Lunes, 26 de Febrero, 2018

Caccavale comenzó la sesión recordando la importancia del ecommerce, pues en China una gran parte de las ventas se realizan a través de Internet. “El consumidor chino compra cinco veces más en este canal que un consumidor europeo, y, a día de hoy, unos 500 millones de chinos ya han comprado en Alibaba”.

Por ello, remarcó que las empresas españolas tienen la puerta abierta para vender en el gigante asiático gracias a Alibaba y sus distintas plataformas. Según Caccavale, el consumidor chino demanda, cada vez más, un producto internacional, incluido el español, de calidad, de moda y estatus, “fiable y seguro, con certificación europea”.

Tmall.com, el marketplace de Alibaba para los consumidores chinos

Esta plataforma, que viene a ser un buscador de marcas y productos, supone casi el 70% del ecommerce de China. “Más que una plataforma de venta, con Tmall las empresas dan a conocer su marca al mundo chino”. Caccavale ha estado durante años impulsando y ayudando a empresas españolas a vender más en este mercado emergente. En la actualidad, unas 70 empresas españolas de diferentes sectores poseen tienda en Tmall. Las marcas están, especialmente, dedicadas a la cosmética (como Natura Bissé, Martiderm o Sensilis o Sesderma, con destacado éxito), pero también hay de moda, alimentación, productos para niños y hogar y tecnología.

En este sentido, Caccavale asegura que la clase media en China está aumentando, y estos consumidores "desean tener acceso a productos europeos y españoles. Quieren comprar lo mismo que tienen los europeos". El empresario aseguró que ahora la competencia no es entre españoles sino entre España, Italia o Portugal.

Cómo se vende en China a través de una tienda online

Para Ernesto Caccavale lo más importante es invertir en crear una estrategia potente de marketing y marca. Para guiar a las empresas, Tmall cuenta con asesores o partners chinos que ayudan y trabajan para las marcas a vender en la plataforma, porque, por un lado, la plataforma está en idioma chino, y porque este mercado suele ser bastante diferente al europeo.

“El consumidor chino es muy difícil. Quiere un mensaje muy directo y siempre pregunta sobre el producto, pero en pantalla, porque confía más en ella que en las personas”, comentó el director de desarrollo y negocio en España y Portugal. “La media de respuesta en pantalla de Tmall es de 15 segundos”.

En esta línea, recomendó que las empresas que quieran vender sus productos en China deben tenerse muchas ganas, arriesgarse y aventurarse, organizarse para ofrecer los productos estrella, ensalzar siempre sus beneficios, trabajar la manera en la que están los productos a través de un plan de marketing muy bien definido, y contar la historia del producto (historia, tradición, valores…).

El poder de la tienda online frente a la física

El día de los Singles o solteros en China es muy importante. Tanto es así que sus ventas en comercio electrónico superan a las de otras campañas. “Logramos facturar más de 23.000 millones de dólares en un solo día”. Está claro que el comercio online es imparable, pero al ser preguntado por el futuro del comercio en general, Ernesto Caccavale vaticinó que, en 20 años, la tienda física no va a desaparecer, “debe estar conectada con la online. Tocar el producto en la tienda física y comprar online. El futuro y presente es la multicanalidad”. Respecto a Amazon, Caccavale no lo ve un competidor directo, “ha abierto tienda en Tmall. Sí es competidor de nuestro otro negocio Aliexpress”.

En la jornada, Ernesto Caccavale remarcó otros aspectos importantes como el desarrollo de Alibaba Cloud, empresa tecnológica de datos, y la idea de crear un hub logístico del Mediterráneo, sin ubicación clara por el momento, estando Barcelona entre las ciudades candidatas. 

Alibaba es el hoy el mayor operador de comercio electrónico del mundo. Su plataforma ha facturado más de 500.000 millones de dólares, registró en su último ejercicio fiscal unos ingresos de 15.700 millones de dólares, un 33% más, y un ebitda (resultado bruto de explotación) de 8.100 millones de dólares.