Actualidad

Lunes, 26 de Marzo, 2018

Este escenario reunió a profesores, alumnos, al presidente de la Asociación Alumni de la Escuela, Javier Lozano, y personal académico en una velada que empezó con un aperitivo, para acto seguido, dar paso a la cena de gala. Una celebración que constituye el broche de oro de todo un año estudiando, en el que muchos de ellos han compaginado junto a trabajo y familia.

Estudiar un Executive MBA abre un mundo de posibilidades por explorar en el entorno laboral, especialmente para conocer y avanzar en un mercado en constante cambio y desarrollo. Bajo esta premisa, Montse Vilalta, directora general de Comercio de la Generalitat de Catalunya, invitada a este acto como padrina, tiene claro que “hoy los retos se superan con conocimiento y actitud. Actos como los de hoy son importantes porque demuestran que las personas que han finalizado el Máster tienen una actitud abierta y comprometida con el mundo en el que vivimos. No hay proyecto sin formación”. Para Montse Vilalta es esencial que existan los Másters, pues “gracias a ellos, los profesionales mejoran en la profundidad de su trabajo, mientras que a otros les permite un cambio de orientación laboral y otros pueden avanzar dentro de la propia empresa”.  

Los estudiantes se mostraron muy contentos con esta cena y la finalización de sus estudios. “Para mí la valoración del Máster es muy positiva, aun habiendo muchos momentos de gran esfuerzo, pero estoy muy contento con esta experiencia”, explicó Jaime Peón. Además, una cena de tales características “es genial, en un lugar tan particular e icónico como este; es como un premio y nos permite hacer contactos y relacionarnos”. Jaime está trabajando y piensa que, siguiendo con la evolución cronológica del Máster que estudió, ahora toca reflexionar sobre nosotros mismos.

Otros alumnos van a cambiar de país y de sector. EAE les ha dado nuevas perspectivas laborales. Es el caso de Idalmis Alfaro, que se irá a Estados Unidos a trabajar y entrar en el mundo de la empresa. “Soy enfermera, y me he movido siempre en el sector público, y en España cambiar de sector es muy complicado”. Opina que el Máster ha valido la pena en todos los sentidos, y es algo que ya quería estudiar hace años.

A Javier Alberto Moreno, el Máster le ha aportado un gran conocimiento, sobre todo de diversas áreas que uno desconoce. “Un MBA permite tener una visión general de la empresa y me va perfecto porque tengo en mente emprender y esto me servirá como base”. Javier resaltó que en EAE ha podido tener experiencias, consejos, y realidades compartidas para saber qué hacer y también para descartar cosas que desde fuera pensaba que eran factibles, y realmente no fue así, “es una manera de evolucionar”.

Para Marc Vintró, estudiar el Executive MBA es positivo, y lo mejor es que “ya he puesto en práctica conocimientos que ves en el Máster, pues te llegas a replantear otros enfoques de muchos temas y la idea es sacarle partido a todo lo aprendido y desarrollado en el curso”. Marc lleva 14 años en la misma empresa y quiere potenciar estos conocimientos en la compañía o bien en otro sector.

El presidente de la Asociación Alumni de la Escuela, Javier Lozano, aconseja a los profesionales que han terminado su Máster que emprendan. “Que no busquen sillas ni trabajos para toda la vida. Esto es algo que vi en el Máster y me sirvió mucho”. Javier, que ya era empresario, se ha animado a emprender de nuevo.