Actualidad

Martes, 8 de Mayo, 2018

Más de 25 años en el grupo como periodista, además de ser Director de Comunicación del Ministerio del Interior, donde estaba a las órdenes del ministro Jorge Fernández Díaz, son sus principales señas como profesional. En esta charla, Albert Gimeno indicó que siempre es mejor ser periodista para ejercer las funciones de Dircom, puesto que tienes olfato periodístico y sabes cómo actúan y responden los periodistas ante diferentes situaciones.

Por otro lado, reconoció que, para ser un buen Dircom, se debe tener empatía natural, conocer sobre nuevas tecnologías, sentido común, olfato periodístico y, sobre todo, “una gran capacidad para que los demás funcionen bien”. También remarcó que está prohibido mentir, porque no sirve de nada, la verdad saldrá en algún momento y lo que el resultado es perjudicar a la institución.

Su día a día en sus funciones es muy variable. “De todas maneras, ser Dircom de un grupo de comunicación es algo atípico. Es decir, las empresas buscan que esta figura venda lo que produce la empresa, pero aquí mis funciones están más enfocadas a las relaciones institucionales, el diseño de estrategias con el director y viajes a diversos lugares, como a Madrid, para afirmar nuestra estrategia fuera de Cataluña”.

Albert tiene una relación de confianza con el presidente y el consejero de la institución y comenta que esto es bueno, porque en muchas empresas ven al dircom como alguien extraño. “Sus funciones son muy importantes porque en una empresa la imagen es esencial. Hay que empezar a ver a esta figura como un elemento transcendental en la empresa”. Ahora bien, tiene claro que las ideas personales no deben interferir en el trabajo diario.

Albert Gimeno explicó que uno de sus momentos más complicados lo vivió cuando fue director de comunicación del Ministerio del Interior. “Las crisis eran constantes, forman parte del día a día”. Y aunque sus ideas no eran las mismas que el ministro del momento, tuvo que separar eso para hacer sus funciones. Por lo que es algo que debe aplicarse esté uno en la institución o empresa donde esté.

Algunos alumnos del Máster en Dirección de Comunicación Corporativa han preguntado sobre cómo fue su transición de periodista a Dircom. Contó que como periodista tiene un alto sentido por la curiosidad y al ofrecerle ser director de comunicación del Ministerio del Interior no lo dudó porque quería ver cómo funcionaba este departamento por dentro.

Sobre el futuro de esta figura, Gimeno respondió que debe formar parte del core de la compañía para establecer estrategias y participar directamente en la decisión empresarial, pues la empresa puede acabar desapareciendo.

Por otra parte, Alberto Gimeno dejó claro que en Grupo Godó esta figura es peculiar, puesto que él no tiene un equipo de comunicación como sucede en muchos otros lugares. “Busco en otros departamentos cuando tengo necesidades de diversas cosas y ramas diferentes, pero lo ideal es tener un equipo directo. De hecho, una empresa debe tener alguien responsable de comunicación interna, otra persona para funciones de comunicación externa, alguien que domine y controle las redes sociales y la persona de relaciones institucionales”.