Actualidad

Martes, 24 de Abril, 2018

La innovación se ha convertido en uno de los ejes fundamentales en las empresas a la hora de desarrollar sus productos, servicios o procesos. Uno de los métodos más usados hoy en día es el Design Thinking. Esta forma de innovar no solo son procesos y herramientas sobre cómo crear y conceptualizar; también se trata de personas. En esta webconference de EAE Business School aprendimos que para innovar hay que divertirse.

De la mano de Ana Viñals, directora del Minor Design Thinking de la Escuela, conocimos a José Antonio Gago, Manager Product Innovation & Design Thinking en Eurecat. Gago fue el encargado de dar a los alumnos una mirada trasgresora pero realista, respecto a lo que se suele explicar de un sistema de innovación en las empresas. Como explicó, todo lo abordado durante esta webconference “viene de aplicar la información día a día”.

Para Jose Antonio Gago la innovación es “resolver las necesidades, deseos y frustraciones de la sociedad mediante el know how de la empresa para generar beneficios”. Ante la actual situación de un mercado complejo, que cambia constantemente, predecir cuáles serán las futuras tendencias es muy difícil. Por eso, se acabó la época de crear algo de la propia empresa ya que “han dejado de funcionar tanto los sistemas de publicidad”. Gago explicó que ahora se necesita escuchar y estudiar al consumidor, además de crear una propuesta de valor diferencial.

 A la convencional fórmula de I+D+I, Jose Antonio Gago le integraría el usuario y el valor diferencial. Es muy importante para el Product Innovation Manager de Eurecat ya que “necesitamos crear relaciones con los usuarios”. La innovación hoy en día está centrada en los usuarios, y eso se puede ver en cómo las grandes marcas resuelven las necesidades, deseos o frustraciones del usuario con sus productos o servicios.

Fue entonces, cuando Gago nos ilustró con algunos ejemplos de las mejores empresas: un parche que monitoriza la temperatura corporal de tu bebé, las ensaladas envasadas con todos los ingredientes, la logística de Zara, los retrovisores de Ficosa, Uber, AirBnB… Son algunas de las muestras que acreditan que las ideas que han tenido éxito son las que resuelven necesidades, deseos o frustraciones de los usuarios.

Estamos acostumbrados a que los sistemas de innovación miren hacia dentro y no hacia fuera. Gago argumentó que “mirando el exterior definirás como resolver esos retos que has identificado”.  Otra de las claves durante los procesos de innovación es el tiempo, el cual “es muy importante gestionar para los equipos”. Dentro del tiempo, estos procesos deben ser agiles y rápidos, pero también claros y valientes. Además, desde el primer momento, los objetivos y la propuesta valor de la empresa deben estar claros.

El experto pasó a explicar la estructura de los sistemas de innovación. En la primera fase se debe conocer al cliente, para ello habrá que observar y captar sus necesidades. El siguiente paso sería evaluar. Es muy importante “identificar y testar nuevas tecnologías que tengas vistas de ser interesantes, para así dar respuesta a lo que el consumidor necesita”. Posteriormente deberemos identificar las oportunidades de innovación. Cuando sepamos que necesita el mercado, debemos dar personalidad a lo que vamos a crear, y para ello debemos definir nuestro producto. “Si todo el proceso anterior está bien hecho lo de generar ideas salen solas con el equipo”.  Tras conceptualizar las ideas, el equipo de innovación tendrá que testar rápidamente estas haciendo prototipos o dummies.

Tras el breve repaso a la estructura de un proceso de innovación centrado en el consumidor, el Product Innovation Manager de Eurecat pasó a explicar qué es para él el design thinking. Este nombre se le da la metodología de trabajo de los diseñadores de productos y servicios. El objetivo de esta metodología es “mejorar la vida de las personas para crear negocio”.

En Eurecat aplican el Design Thinking de manera similar a la estructura que explicó anteriormente. Primero tratan de comprender el contexto, “las tendencias sociales, de negocios y tecnológicas”. Para ello, empatizan con el cliente simulando la vida real del consumidor. Luego definen la propuesta de valor porque necesitan “darle el ADN de la empresa”. Generar las ideas, en Eurecat, es relativamente sencillo “pero lo duro es hacer todo el trabajo previo”.

El invitado argumentó cuáles son los beneficios de usar el Design Thinking como metodología. “El Design Thinking te ayuda a co-crear con el consumidor”, lo que supone un apoyo a favor del éxito. Además, permite incluir emociones y adaptar la tecnología a las personas. Para Gago, el Design Thinking potencia la creatividad del equipo que la usa. Y dentro de este trabajo en equipo es importante la multidisciplina, ya que esto rompe con todas las barreras de departamentos.

Como Product Innovation Manager de Eurecat ha participado en la creación de varios productos y servicios. Citrus Spray, Mini Cakes Decorables, Deco Mat, Cut and Wrap y Pocket Piano son algunas de sus creaciones más destacadas.

Para terminar, dio algunos consejos a los alumnos de EAE Business School. “Es importante no tener miedo a equivocarse”, ya que la equivocación es rápida y barata (al menos en las fases de conceptualización) y además, es la mejor tecnología de la innovación. “Pregúntale a tus clientes que necesitan, que les frustra y que desean”, porque se suele caer en el error de preguntar al cliente si les gusta lo que has hecho. Además, el producto, cuanto más simple mejor, ya que será más difícil de entender por parte del cliente. Para Gago no debemos olvidarnos de cargar de personalidad nuestra propuesta, porque “te va a permitir mirar los posibles problemas de tus usuarios”.