Actualidad

Anindya Saha, fundador y socio de Nero Ventures

Martes, 19 de Junio, 2018

Se ha celebrado una nueva conferencia del programa Business Angels Academy en el campus de Madrid de EAE Business School. Esta segunda convocatoria del ciclo inversor de EAE Emprende ha contribuido a resolver las dudas personales de los asistentes además de profundizar en las posibilidades de inversión y las vías para conseguir el éxito en las iniciativas emprendedoras.

Anindya Saha, fundador y socio de Nero Ventures, ha comenzado su ponencia comparando la inversión de capital de riesgo frente a la de inversores privados detallando aspectos como el capital suministrado, el tamaño de la inversión, la motivación para invertir, el enfoque geográfico, el apoyo y el control.

A continuación, Saha explica los detalles del proceso de inversión privada, un ciclo continuo que busca el retorno de la inversión. En cuanto a la diversificación en las inversiones, el experto aconseja ver muchos proyectos y asegurarse previamente de que se conoce el negocio. Además prefiere diversificar a la hora de invertir: “Cuántos más datos tenga el emprendedor antes de tomar una decisión mucho mejor”.

Mirar lo que está pasando en otros países que van por delante como Estados Unidos es fundamental para Anindya Saha porque “cuando todo el mundo habla de rentabilidad es porque el proceso se encuentra en un momento muy caliente, si invertimos en el pico de la inversión vamos a conseguir poca rentabilidad”.

Las dificultades que acompañan a la búsqueda de financiación han ocupado buena parte de la conferencia celebrada en el Campus de Madrid de EAE. “Los Business Angels en España cada vez son más avanzados y tienen mayores niveles de exigencia. Como hay más ofertas pueden exigir más y, gracias a ello, minimizan el riesgo”. Para llegar a los inversores lo primero que se exige a las empresas es un determinado volumen de ventas (un 20% del retorno para el Business Angel). “Es muy difícil conseguir dinero” concluye Saha.

En cuanto a las fases del proceso inversor el fundador de Nero Ventures establece un protocolo que comienza con un primer contrato y continúa con las presentaciones grupales e individuales, el due diligence, la definición de un acuerdo y, para finalizar, el cierre de este. “El proceso de inversión puede verse como un intercambio de información: el emprendedor aporta información sobre el proyecto y el inversor aporta conocimientos sobre cómo funciona este”. Anindya Saha aconseja a los asistentes “hacer un plan de negocio lo más razonable posible, ni demasiado extenso ni lo contrario”.

En la presentación de nuevos proyectos Saha centra su interés en técnicas de comunicación como:

  • el Elevator Pitch “para despertar el interés e incitar a leer el resumen ejecutivo” (de 30 segundos a 120 segundos)
  • el resumen ejecutivo “para provocar un nuevo contacto y conseguir invitación para presentar” (2 páginas)
  • la presentación “para presentar la historia de un negocio y provocar un due diligence pre-inversión” (de 15 a 20 slides) y
  • el plan de negocio ( de 20 a 40 páginas) en el que estructurar ideas, presentar los méritos y riesgos, describir las estrategias de marketing, las vías de financiación y la composición del equipo.

Para Saha el inversor tiene que ser muy disciplinado en el filtraje inicial de proyectos. Además, tiene que definir previamente los parámetros que le permitan descartar gran parte de las propuestas de forma rápida. El experto añade la finalidad del trabajo del Business Angel: “para el inversor el objetivo no es cerrar un acuerdo en 6 meses sino salir con éxito (es decir, con retorno) en un plazo de unos 5 años aproximadamente”.

En este filtraje de proyectos hay que tener en cuenta las habilidades personales basadas en razonamientos específicos del proyecto como si la presentación ha sido convincente, si encaja entre las prioridades del inversor y, muy importante, si hay mercado. Para finalizar Saha recomienda a los asistentes intentar hacer realidad su proyecto emprendedor porque “si no lo intentas no consigues nada”.