Actualidad

Cuando cambiar es más que una tendencia

Viernes, 12 de Enero, 2018

Imagina que acabas de comprar unas llantas para tu vehículo. Al cabo de un tiempo, recibes un mensaje en el que te sugieren una rotación de éstas y, además, te ofrecen una revisión con un descuento especial. Por supuesto, ese mensaje es totalmente personalizado. Como cliente pero, sobre todo, como persona, te ha gustado que se hayan acordado de ti. Por eso, el siguiente paso será, seguramente, el de concertar una cita.

La realidad puede superar la ficción. De hecho, esta situación que acabamos de contar ya ocurre y seguirá inspirando a las que están dispuestas a vivir su transformación. Que las empresas se adelanten será lo habitual y, con ello, responderán al deseo que tienen la mitad de los usuarios. Según un estudio de Salesforce, el 51 por ciento de los encuestados, asumió que para 2020 las empresas podrían predecir lo que quieren y sugerir opciones antes de que ellos mismos inicien el contacto.

Ya no se debate si es o no una tarea imposible. Se ha demostrado que se puede conseguir. Lo que es interesante ahora es saber cómo. Entonces, ¿qué necesita una empresa para transformarse, innovar y ser un referente?

  • La mente abierta es el punto de partida. El directivo es el principal responsable para expandirla en su compañía y transmitir la idea de que los modelos de negocio sin la capacidad de cambiar están en riesgo.

  • Aceptar cambios requiere flexibilidad. Las empresas ya no dependen solo de un cliente exclusivo o de un solo producto. Incluso las que parece que sí, tienen, detrás del telón, una idea en mente para sobrevivir en caso de que ese producto falle. Dicho de otra forma, los directivos son conscientes de que las necesidades de los consumidores cambian y no pueden ofrecerles constantemente lo mismo.

  • Para tener otras alternativas, la innovación no puede marchitarse. Los empleados deben destinar parte de su tiempo a crear soluciones para responder a los problemas de los clientes. El mejor recurso que tienen es su talento y desde la dirección, se dirigirá la operación para destinar parte del tiempo a este ejercicio creativo.

El tiempo, precisamente, parece que sea la principal amenaza para aquellos directivos que aún no han dicho sí a la transformación de las empresas. Sin embargo, incluso en este caso, puede replantear su enfoque y desarrollar un modelo con capacidad de mantenerse en el mercado.

Lo más importante será comprender todas las áreas de su empresa y tener un pensamiento global. Es decir, el directivo es uno más de la compañía y solo así puede liderarla hacia el desarrollo de ventajas competitivas que sean sostenibles en el tiempo.

Todo cambia. Incluso es necesario que una empresa también lo haga. Por eso, un directivo capaz de gestionar estos procesos, será un líder capaz de liderar en la transformación de negocios globalizados, competitivos y especializados. 

 

Bibliografía

Salesforce blog [Artículo]. Research Show Consumers Expect These 3 Things of Companies by 2020.

Añadir nuevo comentario:

CAPTCHA de imagen