Actualidad

¿Hacia la desaparición de la moneda?: Suances, Cantabria, se convierte en la primera localidad sin efectivo durante un mes

El dinero físico no deja huella digital. El dinero electrónico, en cambio, sí

Jueves, 14 de Diciembre, 2017

Rafael Hurtado, Profesor de Finanzas de EAE Business School

En la localidad de Suances (Cantabria) el gobierno autonómico ha impulsado que dicho municipio se convierta durante en un mes en un test real sobre lo que supone la eliminación del dinero físico. Es una iniciativa también apoyada por el sector privado. La vida sin dinero en metálico ni billetes está más cerca de los que muchos piensan, y Suances quiere demostrarlo.

En la actualidad, la no plena sustitución del dinero físico por el electrónico no se fundamenta en impedimentos técnicos ni legales, sino más bien en usos y costumbres que vienen de lejos, además de, por qué no decirlo, el uso con fines de fraude a la hacienda pública.

Es cierto que el dinero en papel y moneda otorga algo que es de muy alto valor: el anonimato y la protección de datos. El dinero físico no deja huella digital. El dinero electrónico, en cambio, sí deja. Es por ello que la regulación debe estar encaminada no sólo a aumentar la seguridad de los pagos electrónicos, sino muy especialmente a preservar la privacidad de los usuarios de la moneda en formato electrónico. Es fundamental que consigamos no sólo que los pagos electrónicos conserven la privacidad, sino que consigan demostrarlo.

De todas formas, en muy destacable las clarísimas ventajas que otorgaría el fin o casi fin del dinero físico. En primer lugar, la logística necesaria para mover dinero, compleja y cara, se eliminaría. En segundo lugar, la seguridad, casi siempre vinculada a los robos relacionados a dinero físico, aumentaría de manera muy importante. En tercer lugar, las actividades ilícitas y el fraude fiscal (tal vez la mayor actividad ilícita de cualquier país), aunque no se eliminaría completamente, sí disminuirían de forma muy notable. La trazabilidad del dinero electrónico será clave en la lucha contra las citadas actividades. El fraude fiscal o las actividades ilícitas se convertirían en algo más complejo y mucho más arriesgado.

Adicionalmente a estas ventajas del fin del dinero físico hay que destacar que la tecnología para poder utilizar sólo dinero electrónico está creciendo de manera exponencial. Prueba de ello son los sistemas de pagos inmediatos que existen entre particulares, y que se están preparando para que se puedan hacer de particulares a comercios. Las transferencias gratuitas, inmediatas y en tiempo real son otro paso más, muy importante, de la eliminación del dinero físico.

Creo que la iniciativa de Suances es un ejemplo, y lo es porque la iniciativa pública, con apoyo de la privada, ha tomado la decisión de impulsar las transacciones electrónica. Considero que el dinero electrónico es imparable, no obstante, si las administraciones públicas lo impulsan, el proceso de digitalización de los pagos será más rápido.

Suances ha tomado una iniciativa de modernidad. El futuro pasa por fomentar el pago electrónico frente al pago en dinero físico. En mi opinión el dinero en papel o moneda o desaparece o será marginal en una década.

 

Añadir nuevo comentario:

CAPTCHA de imagen