Actualidad

Viernes, 22 de Diciembre, 2017

El brindis navideño, celebrado en EAE Business School durante la tarde del miércoles 21 de diciembre, reunió a los alumnos de la Escuela en un ambiente festivo donde conversaron sobre sus planes, pero también sobre su balance del 2017 y sus propósitos para el próximo año. Algunos regresarán a sus países y ciudades de procedencia para reencontrarse con familiares y amigos, mientras que otros aprovecharán las fechas para viajar.

Desde el Campus de Joaquín Costa, fue Raúl Bravo, Director de EAE Madrid, quien compartió unas palabras de felicitación. Por su parte, en el Campus de Príncipe de Vergara, la encargada de hacerlo era Irene Vilà, Associate Dean for Graduate Studies of EAE Madrid. En ambos discursos, prevalecieron los buenos deseos para el año que próximamente dará comienzo, y recomendaron aprovechar las fechas para divertirse y dedicar tiempo a familia y amigos, con el propósito de regresar a las aulas en enero de 2018 llenos de energía e ilusión.

Los profesores de los programas Full Time y Part Time también compartieron este momento con los alumnos de EAE Business School, creando un ambiente de networking más allá de lo puramente académico. Entre risas, bromeaban unos y otros sobre lo que les deparará tras las vacaciones. “Han superado la primera parte del Máster, ahora les viene lo complicado”, declaraba Ramón Carrasco, profesor en los programas financieros, quien, junto con su compañero Jorge López Cifre, les pedía “que sean éticos y responsables, que trabajen; lo demás viene solo”. Por su parte, Jorge González, profesor del Máster en Marketing Online y Comercio Electrónico, avanzaba qué verían en las aulas tras la época vacacional. “En el mundo digital nos enfrentaremos a cambios continuos, especialmente de cómo consumimos y cómo buscamos en internet”.

El brindis navideño no solo reunió a alumnos de diferentes programas, quienes compartieron sus experiencias relacionadas con el Máster y los profesores, sino también a estudiantes del mismo programa, pero de diferente convocatoria. Noelia Méndez es alumna del Máster en Dirección y Gestión Financiera que dio comienzo en abril de 2017. Contaba que justo acababan de finalizar su último examen y todo el grupo ya está enfocado en la presentación y defensa del TFM, que tendrá lugar el próximo mes de febrero. Noelia viene de Argentina donde tiene su propia empresa. “Estoy viviendo una experiencia muy positiva que espero sumar para crecer: este Máster me abrirá el camino para tener a otras empresas como clientes, algo que actualmente estoy limitada únicamente a autónomos”, declara.

Su compañera del Máster en Dirección y Gestión Financiera, Diana Gordillo, vive una situación casi similar. En su caso, ella proviene de Ecuador y, aunque no tiene empresa propia, sí que cuenta con un puesto laboral que está esperándole. Su jefe le ofreció la posibilidad de estudiar en EAE Business School para después volver a la empresa en abril, tras la finalización del programa. Al respecto, Diana nos contaba que “es un Máster enfocado también a bolsa, y estoy adquiriendo más conocimientos que me ayudarán en mi regreso”.

Otros alumnos internacionales le piden al 2018 un buen puesto laboral en España. Michelle tiene esperanza en realizar unas prácticas profesionales que complementen el Máster. Mientras que Andrea Álvarez Fonseca, brasileño, también nos declara tener esperanzas en quedarse en España con un buen puesto laboral “donde crecer profesionalmente”. Ahora, está centrado en la presentación del TFM. “Nuestro tema, el Real Madrid, me interesa mucho y esperamos hacer una buena defensa”.

Diferentes alumnas del Máster en Desarrollo Directivo, Inteligencia Emocional y Coaching charlan entre risas sobre todo lo que han vivido en tan solo un par de meses desde que comenzaron en octubre. “Deberíamos ser un experimento antropológico de cómo tantas nacionalidades (Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, España, República Dominicana, etc.), en tan poco tiempo, pueden crear un sistema donde todo funcione, a pesar de todas nuestras diferencias”. Llenan de buenos deseos el próximo año, al que le piden prosperidad, amor, paciencia, presencia y sabiduría. Además, nos cuentan lo contentas que están con el Máster –“está superando todas mis expectativas”, declaraba Jessica-, y compartían el lema de la clase: “nuestro consejo para este 2018 es permítete: fallar y aprender, seguir hacia adelante, conseguir objetivos, ser lo mejor de lo que podemos llegar a ser”.