Actualidad

Lunes, 8 de Octubre, 2018

Este sueco de 49 años, emprendedor y ávido inversor, ha despertado el interés de la comunidad Alumni de EAE por su ponencia titulada “Social and creative innovation: new Business models for a new generation” (Innovación social y creativa: nuevos modelos de negocio para una nueva generación). “Mi vida ha tenido que ver con cambiar las reglas del juego” ha sido la frase con la que ha comenzado un dinámico discurso centrado en el aprendizaje adquirido de sus fracasos profesionales.

Durante su exposición, el también fundador de Campuz Mobile ha analizado aspectos como la innovación en la adquisición del cliente para hacer que la empresa crezca y la importancia de hacerlo pensando en el deleite del mañana. Para ello, ha creado un dibujo en forma de iceberg que representa la satisfacción del cliente. En esta roca de hielo se encuentran sumergidos conceptos como funcionalidad (functionality) y eficiencia (efficiency) y sobresale por encima del agua el deleite (delight). A continuación, Kjellberg ha utilizado a Google, Facebook o Uber como un ejemplo de innovación a coste cero y ha destacado el valor de los límites éticos al triunfar en el mercado. Por este motivo ha finalizado su ponencia aconsejando a la comunidad Alumni honestidad a la hora de innovar.

Emprendimiento y fracaso

En cuanto al emprendimiento y el miedo al fracaso, el inversor sueco anima a los emprendedores a caer y levantarse de nuevo porque "lo que se ve como un fracaso en el día de hoy puede ser un éxito en el día de mañana". Para el co-fundador de Skype ser emprendedor significa acumular fracasos: "si no te atreves a saltar nunca podrás volar". Y añade: “hemos de intentar ser auténticos, si no estamos dispuestos a perder no conseguiremos ganar nunca”.

Jonas puntualiza que la cultura sueca está mucho más abierta al fracaso que la española y establece una serie de habilidades para los emprendedores: “es importante levantarse por la mañana pensando en ser constantes y en mejorar día a día intentando resolver un problema (y si algo no funciona proponer diferentes perspectivas)”.

El fundador de Player.io añade que en muchas ocasiones se subestima la actividad del emprendedor “que está nadando a contracorriente constantemente convenciendo a otros de que la suya es la mejor idea”. Para Jonas existen muchos retos para el emprendimiento relacionados con la digitalización y las nuevas tecnologías. “El cambio va a ser enorme y las empresas que no se adapten a él se van a quedar en el camino” aclara. De hecho, el sector sanitario tiene muchas posibilidades de crecimiento, por ejemplo, para entender y detectar mejor los tumores cancerígenos. El inversor observa también disrupción en el mundo de la educación, en el que se va a producir una diferencia clara entre dos modelos académicos (exclusivo-masivo).

En cuanto a nichos de mercado y lanzamiento de nuevos productos o servicios, el ingeniero sueco opina "lo ideal es buscar el ajuste entre producto-mercado, hay que crear algo que a la gente le encante y esté en todos los lugares". En ocasiones, algunas empresas tienen que rediseñar todo el modelo de negocio e intentar repensar en lo que realmente el consumidor necesita. El secreto para Jonas está en “saber adelantarte a lo que pueda demandar la gente en un futuro creando un gran producto que llegue a todo el mundo”.

Para este ávido inversor ha sido un gran placer estar aquí en Madrid, en la reunión Alumni EAE 2018 con ponentes de alto nivel y debates muy interesantes. En este marco educativo, Jonas Kjellberg da consejos para los estudiantes de EAE: “que vivan su propia vida y hagan aquello que les divierta, sólo tenemos una vida y hemos de intentar hacer cosas diferentes”.

La tecnología y la persona, presente y futuro

Las máquinas y las personas deben convivir y estar cada vez más integradas. “Tenemos un camino muy interesante al alcance de nuestros dedos y la relación con la tecnología va a cambiar de una forma nunca antes vista nos guste o no” explica el co-creador de Skype y añade “esta transformación es una oportunidad para los emprendedores que sean capaces de crear nuevos proyectos”.

Jonas Kjellberg ve como algo normal el nacimiento de nuevos empleos que se van a destruir y crear con la digitalización: “mucha gente se ha reciclado y hay que estar en una evolución constante porque estamos viviendo una nueva forma de hacer negocios en la que ganará la gente que mejor se adapte al cambio". Y añade “muchos de los trabajos que existirán dentro de diez años no se han creado aún a día de hoy".