Actualidad

Miércoles, 26 de Septiembre, 2018

Qué nos hace felices y por qué. Estas dos preguntas que tanto nos hacemos se formulan también en el ámbito laboral, dando pie a estudios muy interesantes que se centran en el tema. El último de ellos es la VII encuesta realizada por Adecco sobre la “Felicidad en el Trabajo”. Hasta 30 países han sido analizados y han participado 5755 compañías de 19 sectores distintos.

La búsqueda de la felicidad se convierte en un asunto importante desde el momento en el que se comprueba que son los propios trabajadores los que se preocupan por conseguirla. Cada vez hay más consciencia y más ganas de sentirse satisfecho mientras se desempeñan las tareas. Así es como surge el concepto de salario emocional, es decir, todos aquellos beneficios que no son económicos pero que motivan al empleado y hacen más fuerte todavía los lazos de compromiso con su empresa.

La conclusión principal del estudio 'Felicidad en el Trabajo' es que tres de cada cuatro trabajadores afirman ser felices en el trabajo, concretamente el 76,6% de los encuestados. Pero, ¿qué lleva esta receta de la felicidad en el trabajo?

Lejos de ser secreta, las respuestas desvelan cuáles son los ingredientes más buscados: los beneficios sociales, un salario atractivo (63%), una buena conciliación laboral-personal (55%) y un ambiente de trabajo agradable (50%).

No es de extrañar que estos sean también los factores por los que los españoles se quedan en las empresas aunque en este caso, un 40% de los encuestados también valora que el trabajo que desempeñan sea interesante. Por su parte, un 44% admite que cuando faltan oportunidades de crecimiento y desarrollo, se plantea el cambio de empresa.

El estudio también analiza otro factor más relacionado con el área de recursos humanos: el de la empleabilidad. Un 39% de los hombres afirma que adopta las últimas técnicas y tecnologías en comparación con las mujeres para ser empleables en el mercado laboral. Por su parte, el 46% de las mujeres mantienen sus habilidades gracias a formaciones, cursos, etc. Dos perfiles que conviven en la misma realidad.

Una realidad en la que cada vez está más presente la idea de la felicidad en el trabajo, a pesar de que no es un concepto nuevo, ni mucho menos, no fue hasta los años treinta del siglo pasado cuando los expertos en gestión empresarial empezaron a tenerlo presente y a potenciar la figura del coach también en este ámbito.

La literatura científica tiene más datos. Ser feliz en el trabajo aumenta un 12% la productividad, según un estudio de 2014 de la Universidad de Warwick. De lo contrario, los empleados descontentos son un 10% menos productivos.

No cabe duda de que, si de algo sirve un estudio como el que tratamos en este artículo es para conocernos mejor y saber qué deberíamos cambiar en el trabajo. Pero sobre todo, sirve también para que no nos olvidemos de ser felices.

Fuente: employer brand research 2018 de Ranstad