Actualidad

Lunes, 13 de Mayo, 2019

La inversión pública y privada han compartido espacio con financiación bancaria y alternativa en un encuentro centrado en analizar aspectos relacionados con las posibilidades de inyección de capital en startups. La mesa redonda se ha celebrado en el campus de Madrid de EAE, donde se han citado Carolina Rodríguez, responsable de Promoción de la Secretaría General de Enisa con el emprendimiento innovador (Ministerio de Industria, Comercio y Turismo), Elena García, responsable de BStartup10 en Banco Sabadell, Elena Benavides, responsable de inversiones en Gala Ventures y Jesús Alonso Gallo, trabajador, emprendedor e inversor en potencia.

El encuentro, moderado por Rocío Álvarez-Ossorio, responsable de EAE Invierte, ha comenzado con una presentación previa de las ponentes y un apunte de Jesús Alonso: “emprender es soñar y los emprendedores también deberían participar en el mundo de la inversión para desarrollar un punto de vista diferente”. El mentor en EAE ha invertido en 24 compañías desde 2012 y destaca la importancia de las personas en los equipos y su capacidad para sufrir, caer y levantarse.

En Bstartup Banco Sabadell apoyan el universo emprendedor acompañando y haciendo crecer los proyectos a través de su personal especializado en startups. “Invertimos hasta en 10 startups al año con 100 mil euros en fase semilla y las apoyamos en aspectos relacionados con marketing, comercial, equipo y otras necesidades” explica Elena García. La institución bancaria cuenta además con un fondo Sabadell Venture Capital y un laboratorio digital propio en el que desarrollan corporate inversors y lanzan sus propios proyectos. El fondo de inversión Gala Ventures invierte en fases early stages en proyectos de hasta cinco años y apuesta por una especialización sectorial: fintech, seguros y compañías de impacto social (medio ambiente, educación y salud).

Especializada en el préstamo participativo con fondos públicos (con riesgos a largo plazo), en Enisa han creado una línea de financiación -Jóvenes Emprendedores- y ofrecen prestaciones económicas paralelas a las privadas. “Pretendemos complementar la financiación a la inversión que ya existe en el mercado y nos centramos en negocios sostenibles económicamente; proyectos innovadores, viables o con potencial de crecimiento” explica Carolina Rodríguez añadiendo los requisitos genéricos de acceso a sus ayudas y su forma de actuar: “el único aval es el proyecto empresarial y el equipo; nuestra financiación es de confianza porque nos importa mucho quién está detrás de los proyectos”.

La importancia de los clientes y los equipos

Jesús Alonso apunta que la mejor financiación que tienen las startups son sus clientes. Por ello, en las relaciones entre emprendedores e inversores lo más importante es que haya emprendedores intrépidos que se impliquen cien por cien en sus proyectos incluida su financiación. Además del papel de los clientes, pues sin ellos no hay negocio, el mentor en EAE Lab destaca la importancia de las personas: “no creo en equipos que no tienen las competencias esenciales para construir aquello que van a crear”. La responsable de promoción de Enisa explica cómo valoran a las personas implicadas en el proyecto: “no hay un equipo ideal pero sí hay elementos que incrementan la confianza para ver la parte subjetiva del proyecto”.

Elena Benavides, del fondo inversor Gala Ventures, apunta indicadores clave como los perfiles de personas que han sido capaces de incorporar a su equipo y la implicación profesional “cien por cien, en las fases iniciales del emprendimiento”. Rocío Álvarez-Ossorio destaca la capacidad de persuasión y la pasión en el círculo dorado: “que emprendan porque les apasiona y sea su principal propósito en la vida para poder involucrar y persuadir a los demás”. Además, la directora de la incubadora en EAE Lab destaca: “sólo llegarás más rápido pero con el equipo llegarás más lejos”.

Las métricas, el perfil inversor y los acuerdos

Establecer métricas valiosas es un aspecto clave para acercar el inversor a los proyectos. Pero Elena Benavides aclara que no es lo mismo valorar un marketplace que un SAAS porque “las métricas dependen mucho del sector”. Elena García explica que no existe un kpi mágico y diferencia entre financiación e inversión: “lo que más vale es la aportación que vosotros hacéis con vuestro capital social y el dinero aportado en el proyecto”. A la hora de orientar la financiación, en Banco Sabadell valoran algo más que las métricas porque utilizan otras variables como equipos multidisciplinares, tracción, escalabilidad y posibilidades de éxito.

En Gala Ventures realizan un seguimiento cercano con los proyectos, convirtiéndose en compañeros de viaje: “tenemos un contacto muy directo con las compañías en las que invertimos, no entramos en la toma de decisiones, aunque generamos buena relación con los emprendedores y damos nuestra opinión”. En este sentido, el fundador de restaurantes.com ha explicado su trayectoria acelerando el desarrollo de startups en sus fases iniciales y su implicación en un vehículo de inversión alternativa.

Para finalizar, la mesa de debate ha puesto el foco en el pacto de socios y la importancia de elaborar este documento que vincula a todos los miembros del proyecto. Elena Benavides aconseja contactar con un abogado especializado en la materia: “tener muy claro cuando hagáis el pacto de socios quién es el interlocutor. Lo importante no es cerrar rondas, es tener clientes. Hay que ser un profesional de generar negocio y no sólo de levantar capital”. Carolina Rodríguez aconseja a los asistentes informarse y contactar con otros proyectos en los que haya participado el inversor. Experta en derecho, Rocío Álvarez-Ossorio apunta mayores porcentajes de fracaso en startups sin acuerdo previo entre los socios y la importancia de pactar vías para ceder entre todos y establecer las reglas claras desde el principio.

Jesús Alonso Gallo comparte con los asistentes su nuevo proyecto de mentoring, moaimentoring.com, detalla aspectos de su trayectoria en la inversión alternativa y desprende su energía contagiosa con este mensaje: “soy muy optimista porque existen múltiples opciones de invertir en empresas de nueva creación que utilicen un componente tecnológico como internet, el caldo de cultivo idóneo para obtener el mejor retorno de la inversión”.