Actualidad

Enrique Martínez

Miércoles, 23 de Enero, 2019

Enrique Martínez es un claro ejemplo de caso de éxito de la Escuela. Tras estudiar el MBA en el campus de Barcelona de EAE, este argentino ocupa un puesto de responsabilidad, Director of Management, en un organismo público relacionado con el deporte. 

¿Cómo surge la oportunidad de incorporarte a la Secretaría de Deportes? ¿Tenías algún vínculo previo con el deporte?

Estoy vinculado con el deporte desde hace más de 20 años. He desarrollado mi carrera en el mundo del golf, donde ocupé diversos cargos y posiciones. Fui gerente de un club de golf, dirigente a nivel federativo, representante de golfistas profesionales y director de relaciones institucionales en el Tour Argentino, entre otras responsabilidades. Además, fundé una revista (Tiempo de Golf, que sigue en circulación) y durante más de 5 años me desempeñé como periodista especializado en la materia. La oportunidad surge también por estar involucrado en política. Formo parte del frente político ‘Cambiemos’ que gobierna mi país desde 2015.

¿Cómo es tu día a día en este puesto de trabajo?

En la actualidad me desempeño como director de gestión de la Secretaría de Deportes de mi país, principal organismo en la promoción y el desarrollo del deporte argentino. Es difícil describir un día a día en mi trabajo ya que son muchas las tareas que realizo y las responsabilidades que asumo. Llego a la oficina alrededor de las 8 de la mañana y me quedo hasta las 6 de la tarde. Al mismo tiempo, desarrollo variadas actividades fuera de la secretaría y, también, hago viajes al interior de Argentina.

¿Cómo fue el proceso de selección en la Secretaría de Deportes? ¿Te lo preparaste de alguna manera en especial?

Surgió una vacante y me incorporé en mayo de 2017 como coordinador de relaciones institucionales de la Secretaría. Meses más tarde fui nombrado director de gestión por indicación del secretario de Deportes de la Nación y mediante un decreto del presidente de mi país.

¿Qué sentiste cuando te comunicaron que habías sido el candidato seleccionado?

Sentí una alegría enorme cuando fui nombrado director. Y al mismo tiempo una responsabilidad muy grande, por todo lo que significa ser un funcionario público.

¿Por qué crees que eres la persona ideal para ocupar este puesto?

Es difícil contestar a esta pregunta. Si puedo decir que me gusta mucho lo que hago, y que dedicarme simultáneamente al deporte y a la gestión pública es un privilegio enorme.

¿Qué experiencias piensas que puede aportarte un organismo como la Secretaría de Deportes de tu país?

Desde que llegué a la Secretaría de Deportes no hice otra cosa que aprender. Nunca había trabajado en la administración pública y mis experiencias anteriores habían sido asesorando legisladores en el ámbito provincial y nacional. Estoy aprendiendo mucho del trato con profesionales del mundo del deporte, que hace años trabajan para poner bien alto al deporte argentino.

Y tú, ¿qué le puedes aportar a Secretaría de Deportes de tu país?

Trato de aportar la mirada simultánea del deporte y de la política. Además, gracias a mi trabajo con el golf, desde hace muchos años viajo bastante fuera de mi país, teniendo experiencias muy enriquecedoras que busco aplicar en el día a día.

¿Estás poniendo en práctica conocimientos adquiridos a lo largo del MBA?

Sin dudas que sí. El MBA que hice en la EAE Business School marcó un antes y un después en mi formación académica.

¿Cuáles crees que son los puntos fuertes de la Secretaría de Deportes de Argentina?

La Secretaría de Deportes promueve la igualdad de oportunidades para aprender, practicar, entrenar, participar y competir. También es clave en la asistencia a los deportistas de alto rendimiento, a las federaciones y a las confederaciones nacionales. Todo esto dentro de un esquema de fortalecimiento de las diferentes organizaciones del sistema deportivo argentino.

¿Cómo esperas que la experiencia que estás adquiriendo en la Secretaría de Deportes de Argentina se refleje en tu futuro laboral?

La experiencia que estoy adquiriendo es muy valiosa. Todo ocurre tan rápido en la actualidad que trato de aplicarla cada nuevo día que se presenta.

¿Por qué optaste por el MBA?

En 2004 estaba buscando hacer un posgrado fuera de mi país, con orientación en Management Deportivo y encontré con el MBA & Sports Management de EAE Business School. Al año siguiente apliqué a una beca de la Fundación Carolina (que ofrecía el máster) y tuve la suerte de ganarla. Así fue como cursé el MBA durante el período académico 2005-2006.

¿Qué destacarías de lo aprendido en las aulas del campus de Barcelona de EAE?

Es muy difícil destacar algo en particular durante esos años en Barcelona. Si tengo recuerdos imborrables de muchos buenos profesores y de las cosas que nos enseñaron, entre ellos me acuerdo de José María Gay, profesor de Control de Gestión y de Análisis de Estados Financieros; de Esteban Serra, profesor de Estrategias de Negociación; de Francesc Rufas, profesor de Previsión de Ventas y Analítica de Costes; de Juan José Moya, profesor de Contabilidad General y Financiera, entre tantos otros. Todo esto sin olvidar a Sonia Pereira, nuestra coordinadora académica, quien tuvo una paciencia enorme con todos nosotros.

Más allá de la formación académica, ¿qué otras experiencias has vivido en EAE Business School?

Durante mi estadía en Barcelona conocí a un montón de personas. Muchas de ellas son actualmente grandes amigos, con quien estoy en contacto casi a diario. Del MBA tomamos parte 19 estudiantes de ocho países iberoamericanos. Los amigos que hice son algo que no puedo dejar de destacar de esos años viviendo en España.

¿Recomendarías EAE Business School? ¿Por qué?

Sin dudas que recomendaría a EAE Business School. Muchos de sus másters y posgrados están posicionados entre los mejores de Europa y eso está reflejado en distintos rankings especializados. Mi experiencia estudiando en la Escuela de Negocios es muy difícil de olvidar.