Actualidad

Jueves, 11 de Abril, 2019

Las visitas culturales de EAE Business School permiten un intercambio cultural y la proximidad con la ciudad en la que viven. Los alumnos han visitado la exposición de arte moderno del Museo Nacional de Arte de Catalunya, referente en piezas museísticas de distintas épocas.

En diciembre de 2018, el museo abrió dos nuevas salas para el arte de posguerra y segunda vanguardia en esta gran exposición, incorporando también tres nuevas obras de Picasso y el proyecto Habitación, de Pedro G. Romero, en el espacio dedicado a la Guerra Civil. La sala dedicada al arte moderno ofrece ahora un nuevo relato crítico y complejo que evita la mera sucesión de estilos y nombres, y que incluye todas las producciones artísticas del período: la escultura y la pintura, la fotografía, el cartelismo, el cine, la arquitectura y las artes decorativas.

El edificio cuenta con mayor presencia de elementos que permiten captar el contexto social, histórico y artístico o remarcar las conexiones internacionales de los artistas y movimientos de Barcelona y Cataluña. Se estructura en cuatro ámbitos y un epílogo: El artista moderno, Modernismo(s), Novecentismo(s), Arte y Guerra Civil y De la vanguardia a la posguerra.

Concretamente, el Modernismo es una de las épocas que suelen llamar más la atención a los visitantes. Se trata de un escenario de poder burgués y de la lucha de clases, la ciudad de finales del XIX y principios del XX. Todos los efectos de la industrialización tienen lugar en ella: la tecnificación, los mercados del lujo y los nuevos mercados de masas, el consumo, la moda y el espectáculo, la exaltación de la imagen y la violencia iconoclasta, la construcción y la destrucción, la libertad y la represión.

Preguntando a los alumnos de EAE por esta visita, una gran parte han coincidido en destacar que habían visto este edificio por fuera, pero no lo habían visitado por dentro. “Es la primera visita cultural que realizo con la Escuela y me encanta que hagan este tipo de iniciativas”, comenta Ana Claudia Velasarte, Máster en Gestión Comercial y Márketing. Ha estudiado administración, ha trabajado en el sector bancario y quería dar un rumbo a su carrera. Valora el Máster de manera positiva, pues ya queda poco para acabar y comenta que se ha adaptado bien a la ciudad. Cuando termine, regresará a su país, Perú, para poner en práctica todo lo aprendido.

Mientras que Rebeca Gorodesky, estudiante del Máster en Project Management, vino al MNAC hace dos años “y quería saber si había cambiado mucho y qué nuevas exposiciones habían”. Es su primera visita cultural con la Escuela y explica que el Máster le da mucho trabajo pero está encantada con sus estudios. “Escogí el Máster porque quería un cambio; yo me dedico al mundo del turismo de eventos y quería conocer esta metodología”. Para ella, EAE es una universidad de referencia por distintas razones: reputación, instalaciones y ubicación.

En la vista, se ha explicado que el artista moderno identifica su libertad bohemia con la de los marginales y vagabundos. Las artes tradicionales se integran con las artesanías y los nuevos media –fotografía, cartelismo, cine–, para crear los estilos característicos del 1900. El modernismo, que abarcará el arte y todos los campos de la cultura, la vida social y la política, es el equivalente barcelonés de movimientos como el Art Nouveau, la Sezession, el Jugendstil o el Liberty, que implican novedad, ruptura y juventud.

También ha estado en esta visita, y ha quedado encantado con el museo, kuma dchbat, alumno del programa de intercambio de la India del Máster in international Business. Mientras que a Fiorela Acosta, del Máster de Dirección de Recursos Humanos, le ha interesado venir a este museo desde que está en Barcelona, “es un referente en arte de la ciudad”. Fiorela ya ha estado en la Sagrada Familia y en el Museo Picasso, gracias a las visitas culturales de EAE. “Me parecen interesantes iniciativas para los que no somos de la ciudad”. Ha comentado que ya les queda poco para acabar el Máster y ahora están con los proyectos del Trabajo Final. Cuando termine espera hacer prácticas y quedarse un tiempo en la ciudad para luego volver a Perú a trabajar.