Actualidad

Marc Bara, Director del Máster en Project Management en EAE Business School.

Miércoles, 2 de Enero, 2019

Por Marc Bara, Director del Máster en Project Management en EAE Business School.

En este artículo quería entrar en la siempre difícil tarea de intentar predecir tendencias de futuro… En concreto, analizar hacia dónde va nuestra profesión como Project Managers, qué retos se presentan y cómo evoluciona y se adapta la profesión a un entorno muy cambiante, con cambios disruptivos en todos los sectores. A continuación me atrevo a señalar 7 tendencias para 2019:

1) Métodos de PM híbridos

En los últimos años la base de usuarios de los sistemas de información de Project Management se ha expandido mucho más allá de lo que solían ser solo los Project Managers. Combinado con la existencia y aumento de equipos multifuncionales, en 2019 seguiremos teniendo una mayor exposición a los métodos Agile y Lean, que se filtran a otros contextos de proyecto y no solo a proyectos software. Los daily stand-up meetings, la iteración y los sprints se han infiltrado en muchas actividades.

El resultado es que ya hay muy pocas metodologías de gestión de proyectos "puras", en el sentido de “solo predictivo” o “solo adaptativo”, sino que se habla ya abiertamente de marcos de trabajo en gestión de proyectos ‘híbridos’. El propio Project Management Institute, en su Pulse of the Profession 2018, “Success in Disruptive Times”, habla que “el futuro de la entrega de valor es un espectro de aproximaciones: predictivas, iterativas, incrementales, ágiles, híbridas y todo lo que venga en el futuro a cambiar cómo trabajamos”.  En ese mismo informe, demuestran empíricamente mediante inputs recogidos con más de 4400 Project Managers, que el éxito de los proyectos es mucho mayor cuando se aplica una sistemática en el Project Management de la organización, sea ésta predictiva o adaptativa.

Se requerirá pues que el Project Manager sea “agnóstico” en metodología: tanto domine planificaciones puramente ‘waterfall’, como sea capaz de utilizar Scrum al máximo en algunos proyectos y/o desarrollos. Este PM sénior debe elegir qué es lo más adecuado en cada caso, y convencer a los stakeholders principales de ello.

2) Integraciones continuas.

De la mano del punto anterior, requeriremos que las herramientas de soporte sofware a nuestra gestión sean muy especializadas, pero a la vez necesitamos una variedad de herramientas cada vez más amplia… ¿Microsoft Project + JIRA?, ¿JIRA + Confluence + Power BI? ¿O quizá TeamGantt para proyectos pequeños, Microsoft Project para proyectos grandes y portafolios, y JIRA para desarrollos ágiles, mientras que entre el equipo nos coordinamos las micro tareas con Trello (Kanban)? Además a nivel personal usaremos otros gestores de tareas (que no de proyectos) como Toodledo…. Para ello usaremos también herramientas como Zapier o IFTTT o Microsoft Flow para orquestar el sistema… En definitiva, no podemos renunciar a las ventajas de cada herramienta, así que las debemos conectar. Las integraciones se convertirán en una parte más importante de las oficinas de gestión de proyectos. De hecho estamos viendo como grandes players como Microsoft y Oracle agregan más integraciones a sus herramientas.

Esto deberá facilitar la vida en toda la organización, ya que se pueden conectar unidades de negocios dispares, y mejorar la colaboración en los proyectos, que por definición son transversales a las actividades - requieren colaboración entre equipos.

 

3) La Inteligencia Artificial (IA) y el aprendizaje automático

Sí, es una tendencia en todos los ámbitos desde hace unos pocos años, y hay que ser cauteloso con muchas promesas o muy precipitadas…. Pero las aplicaciones de inteligencia artificial nos ayudarán a automatizar tareas, y no hay nada que lo detenga... El potencial aún es muy grande, y la implementación y el desarrollo tecnológico serán un trabajo en progreso sin muchos resultados visibles o aplicables durante un tiempo...

En Project Management, y tal como apuntan en Clickup, nos podemos plantear preguntas como:

  • ¿Cuántas tareas terminará una persona esta semana según su historial de tareas anterior?
  • ¿Cuántos recursos se utilizarán para este proyecto en comparación con las tendencias históricas?
  • ¿Qué tareas se pueden automatizar aún más y qué datos se pueden combinar?
  • ¿Quién está sobrecargado y quién no está haciendo las cosas?

Con herramientas estadísticas tradicionales también se puede trabajar en estas cuestiones, pero la IA nos debe proporcional una capa más de análisis e interpretación de resultados, y previsiones, alertas y predicciones que de otro modo pasarían desapercibidas. Algunos desarrolladores de apps en Project Management ya están trabajando en ello, y en 2019 podemos empezar a ver las primeras posibilidades.

4) Informes y datos mejorados.

Relacionado con el hecho de que la profesión de PM se integra cada vez más con analíticas de negocio, y viendo la proliferación de estas funciones en las herramientas software, podemos predecir que en 2019 seguiremos avanzando y mejorando las capacidades de presentación de resultados. Dashboards con información de proyectos completados, tareas, subtareas, actividad de los miembros del equipo, junto con infografías de todo tipo, continuarán apareciendo y mejorándose en las herramientas principales.

5) Más necesidad de colaboración entre empresas

La generación de valor se está basando cada vez más en diseños de productos en formato colaborativo, donde intervienen distintos perfiles (márketing, producto, ingeniería, calidad, etc)… En Hygger apuntan al Design Thinking como herramienta ya de Project Management, para

  • Plantear la propia esencia o naturaleza del proyecto.
  • Para definir los requisitos.
  • Buscar soluciones para problemas atípicos que puedan surgir.

¡Pero no solo dentro la misma empresa! De hecho, se necesitan generar soluciones para el cliente final por parte de toda la cadena de suministro, trabajando de forma conjunta. Las unidades de negocio/valor se están orientando a colaborar más entre clientes y proveedores, o de hecho los podemos llamar partners. El mismo tipo de asociación que se ha visto entre freelancers es aplicable también a nivel de equipos más grandes y empresas distintas. Todo este escenario nos hace predecir que en 2019 la gestión de proyectos se está moviendo hacia el ámbito de la colaboración entre equipos de distintas empresas. Más empresas están colaborando para compartir datos e implementar servicios, y por tanto las personas, como los métodos y las herramientas, se deberán ir adaptando a esta situación.

6) Aumento de equipos remotos.

Trabajar de forma remota está en aumento, y también lo es trabajar con equipos internacionales. En 2020 los millennials constituirán la mitad de la fuerza laboral mundial, y han demostrado mucho más interés en lograr un equilibrio entre trabajo y vida personal, que probablemente creará presión para que los empleadores ofrezcan condiciones de trabajo remotas o parcialmente remotas.

Hay algunos beneficios en el trabajo a distancia, y se ha abierto algún debate sobre si es efectivo o no. Últimos datos indican que dependiendo de cada profesional puede ser muy efectivo, o no tanto… Ello supone desafíos, en cuanto a pérdida de contacto, conexión humana, etc., y más en un entorno multicultural. Los Project Managers tendrán que aprender a conectarse con personas que trabajan desde su casa, o que trabajan desde otro país, con cualquier medio tecnológico que vaya surgiendo.

En cualquier caso, querremos maximizar los beneficios potenciales, y además hay un crecimiento de la popularidad de las herramientas de colaboración de PM, que continuarán creando un cambio hacia equipos de proyectos remotos.

7) Alta demanda de buenos Project Managers

Los estudios indican que la gestión de proyectos en 2019 seguirá requiriendo profesionales aptos para cubrir proyectos, en especial en países con economías crecientes. Según el informe “Project Management Job Growth and Talent Gap 2017–2027” del Project Management Institute (PMI), habrá una demanda de 87.7 millones de gerentes de proyectos para el 2027, particularmente en China e India. Entre 2017 y 2027, se espera que la fuerza laboral de Project Management, en siete sectores orientados a proyectos, aumente en un 33 por ciento, o casi 22 millones de nuevos empleos.

Resumiendo, vemos un foco de la profesión tanto en metodología, como herramientas, trabajo colaborativo y necesidad de buenos profesionales. ¿Se cumplirán estas predicciones en 2019? ¿Qué opináis?