Actualidad

Miércoles, 21 de Noviembre, 2018

Por Gaietà García, profesor del Máster en Dirección de Márketing de EAE Bussiness School

La firma Deloitte publicó en noviembre de 2017 su informe Estudio de consumo navideño: Navidades en un click. En este completo documento hay cifras que invitan al optimismo. Se indica que el gasto navideño medio por hogar se situará en 633 euros en España, muy por encima de Alemania (484 euros), Bélgica (432 euros) o Reino Unido (614 euros). La evolución, respecto de 2016 (612 euros), por tanto, es positiva. Todos aquellos hogares que consuman durante este ‘Black Friday’ y durante el período navideño podrán disfrutar de una experiencia omnicanal, es decir, la compra física y la electrónica. Felicidades a todos ellos.

El ‘pero’ radica en aquellos hogares para los que es ‘Blackday’ cada jornada. Los que no aparecen en las estadísticas de consumo, sencillamente, porque no consumen. No porque no quieran, sino porque no pueden. Según apunta Daniel Viana «El Instituto Nacional de Estadística (INE) constata que la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social en España (indicador Arope) rozaba el 28% en 2016.» Más de 1 de cada 4 personas es previsible que no vayan a comprar estas Navidades, y no existirán en las estadísticas. De hecho, son parias sociales. Y cada día son más, si tenemos en cuenta el informe comentado también por Daniel Viana relativo «al estudio que publicó el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas junto a la Fundación BBVA en 2016, y que arrojó un dato demoledor: “Cerca de tres millones de personas se han desplazado de la zona central a la parte baja de la distribución de la renta y han pasado de verse como clases medias participantes del progreso a sentirse vulnerables a las consecuencias de situaciones difíciles”». Al mismo tiempo, el redactor de El Mundo aporta los datos del «último informe de riqueza elaborado por Capgemini y Royal Bank of Canada (RBC) Wealth Management que evidencia que «el número de grandes patrimonios se ha incrementado más de un 50%» desde el inicio de la crisis hasta 2015.»

Luis Ayala, redactor de El País, señala que «la tendencia al alza de la clase media se detuvo bruscamente en la crisis. Los datos disponibles muestran un aumento del grupo de renta baja, en sus valores máximos de las cuatro últimas décadas, un incremento de casi tres puntos del grupo de renta alta y la caída del peso del grupo de renta media. Aproximadamente, uno de cada seis hogares caracterizados como clase media pasó al grupo de renta baja.»

En España, ‘Black Friday’, en la práctica, es ‘black’ para los que ese viernes de consumo no será tampoco su ‘Black Friday’. Deberán conformarse con su ‘Blackday’ cotidiano y observar, no con cierta sensación de desgracia, como es un día (y período navideño) en el que no quedarán retratados en las estadísticas. Para cerca del 28% de la población, ‘Black Friday’ es el día de la inexistencia; no van a ser contados ni tenidos en cuenta en ningún informe de consumo. Además, los datos estadísticos evidencian que la renta se está polarizando: hay muchos más pobres y algunos más ricos. Con este panorama, quizás sería mucho más adecuado renombrar este viernes por el ‘Pink Friday’, para aquellos afortunados que lo disfrutan, y dejar el color negro de la desesperación para los que han de sufrir su ‘Blackday’ rutinario.

Referencias:

Luis Ayala, redactor de El País

(https://elpais.com/economia/2018/02/22/actualidad/1519314817_406213.html)

Daniel Viana, redactor de El Mundo

(https://elmundo.es/economia/2017/05/22/5921ae11468aeb304e8b4601.html)