Actualidad

Gonzalo Guzmán, profesor del Master en Marketing Online y Comercio Digital en EAE Business School y fundador de Adgage

Lunes, 25 de Febrero, 2019

Por: Gonzalo Guzmán profesor del Master en Marketing Online y Comercio Digital en EAE Business School y fundador de Adgage.

Del 25 al 28 de febrero, Barcelona se convierte de nuevo en la capital mundial del móvil. La edición del Mobile World Congress 2019 es la 14ª que se celebra en la Ciudad Condal, y basta con echar la vista atrás un poco para darse cuenta de lo rápido que ha evolucionado el panorama de la movilidad en estos años.

El 5G ya es una realidad

Las redes móviles de hoy ofrecen unas capacidades de ancho de banda, seguridad y fiabilidad que hace unos años resultaban inimaginables, permitiéndonos realizar videollamadas y consumir contenidos interactivos con una velocidad similar a la de la fibra óptica. Con unas infraestructuras de 4G actualmente a pleno rendimiento, ya nos encontramos a las puertas de que los grandes operadores internacionales empiecen el despliegue de las redes 5G, y esto será probablemente en 2020, llevándonos a un nuevo escenario en el que muy pronto empezaremos a ver vehículos sin conductor por las calles o incluso operaciones quirúrgicas en remoto (el Hospital Clínic de Barcelona ya cuenta con el primer quirófano equipado con 5G…).

De esto va a hablarse mucho en el Mobile World Congress, y de cómo va a influir esta revolución tecnológica en los países y en las ciudades del siglo XXI. Presidentes, ministros y alcaldes de todo el mundo pasarán por Barcelona para conocer las últimas soluciones tecnológicas que les darán las herramientas de gestión necesarias para que sus urbes se conviertan en verdaderas SmartCities.

Las últimas novedades en Smartphones

El Mobile World Congress cada año es el escaparate en el que los grandes fabricantes, excepto Apple, presentan sus novedades y prototipos más innovadores. Este año Samsung se ha adelantado y ha preferido hacerlo en San Francisco en un evento unos días antes, donde ha lanzado la evolución de su buque insignia, el Samsung Galaxy S10 con sus cinco cámaras, su batería predictiva o su sensor de huella dactilar ultrasónico, y además ha presentado el primer móvil con pantalla plegable, el Samsung Galaxy Fold.

El domingo será un día de grandes sorpresas, pues se espera que la compañía china Oppo presente su nuevo dispositivo icónico, que probablemente contará con conectividad 5G. Xiaomi presentará el Mi9, y se rumorea que pueda presentar también un terminal plegable. Por su parte, Huawei prefiere esperar a marzo para lanzar el P30, pero es probable que también se anime con algún prototipo plegable. La estrella de la coreana LG será el G8 ThinkQ con un nuevo procesador y pantalla 4K, y por parte de Sony, el Xperia XZ4, del que poco se sabe, pero parece que contará con tres lentes. No hay que olvidar que Nokia puede llegar también con alguna que otra sorpresa como ha hecho en los últimos dos años además de presentar el nuevo Nokia 9 PureView.

Más allá de los móviles

El mundo digital cada vez más gira en torno a la movilidad, y el Smartphone es el dispositivo que centraliza la mayor parte de aplicaciones y servicios para el usuario, pero hoy en día la cosa no termina ahí, pues existen un sinfín de dispositivos conectados como relojes, pulseras, gafas, y otros accesorios “smart” que amplían el concepto “mobile” y lo extienden a todo aquello que nos rodea. Es lo que se conoce como IoT (Internet of Things, o el Internet de las Cosas).

En este contexto se espera que Microsoft presente unas nuevas gafas de realidad mixta HoloLens, y que algunas marcas de automoción den un paso más hacia el vehículo conectado, como Seat por ejemplo, que presentará un nuevo vehículo eléctrico urbano junto a Telefónica.

Y es que el Mobile World Congress, que hace catorce años llegó para enseñarnos lo que era un teléfono móvil, a día de hoy ha traspasado las fronteras del propio dispositivo que le da nombre y se ha convertido en el escaparate de la innovación tecnológica a nivel mundial. Y lo mejor de todo es que lo tenemos aquí, en Barcelona.