Actualidad

Lunes, 2 de Abril, 2018

En el pueblo de Castellbisbal, en Barcelona, fue donde Amazon instaló su primer almacén robotizado en España. La gran compañía dirige así una tendencia ya presente: apostar por el robot como encargado de mover el género por el almacén. Esta temática centró la última Jornada Business Networking celebrada en el Campus de Madrid y organizada conjuntamente por EAE Business School y CSCMP Spain.

En la sesión “La robotización de los almacenes y el futuro de las personasFernando Gómez Calmaestra, Minor Director & Adjunct Professor, Operations & Supply Chain Management, daba la bienvenida tanto a alumnos de la Escuela como a trabajadores de la cadena de suministro que asistieron. Con sus palabras, destacó la apuesta que realiza la Escuela en el área de supply chain, siendo partner de CSCMP Spain y ofreciendo un programa “de lo más puntero, con contenidos actualizados gracias a su claustro docente en activo”.

Antiguo alumno de este Máster en Supply Chain & Logistics, Alberto Marina, participó también en la jornada dando a conocer CSCMP Spain. El Council of Supply Chain Management Professionals (CSCMP) es una asociación profesional líder a nivel mundial, fundada en 1963 y dedicada al avance y la investigación sobre la gestión de la cadena de suministro.

La Asociación cuenta con más de 8500 miembros, todos voluntarios como aclaraba Alberto. Con presencia en 67 países distintos, en España buscan proporcionar desde el conocimiento una perspectiva global, un alcance integral de la cadena de suministros, gracias a una serie de eventos donde colaboran ponentes internacionales.

Más allá de la presentación del CSCMP Spain, Alberto, quien trabaja como Supply Chain Operations Manager en Ingenico Group, destacaba de la temática de la jornada cómo los robots están tomando una representatividad laboral altísima, “más aún en supply chain”. Entre las ventajas de los mismos, hablaba del aumento de la efectividad y la productividad. “El 50% del personal de los almacenes de logística en el mundo será sustituido por robots en los próximos años. Es una realidad, no hay marcha atrás”, anunciaba el antiguo alumno de EAE Business School.

Finalmente, Rubén  Martínez García, Director de Desarrollo Organizativo de ASTI, fue el ponente principal quien dedicó cerca de una hora a reflexionar sobre el futuro que nos espera y responder dos preguntas: cómo será la cadena de suministro del futuro y dónde se encontrarán las oportunidades laborales del sector.

La industria 4.0, concepto acuñado por el gobierno alemán para describir una fábrica inteligente, nos ofrece una visión de la fabricación que guarda relación con procesos interconectados gracias al Internet de las Cosas. Se estima que esta industria 4.0 será capaz de impulsar cambios como lo supuso la revolución industrial a vapor, la producción en masa o la electrónica y las tecnologías de la información de la tercera revolución. Las claves de esta cuarta revolución son varias, entre las que Rubén señaló “el network, la colaboración, ofrecer nuevas soluciones, una adaptación de la producción, permanente cualificación, customizar el producto en función del cliente final o una logística perfecta, inteligente, flexible y coordinada”.

PSA y Airbus fueron los ejemplos que el invitado mostró sobre cómo han adaptado su fabricación a la industria 4.0. “PSA estima que los coches estarán adaptados a la personalización de los productos”, explicaba Rubén sobre cómo, en un futuro cercano, será el cliente quien decida cómo quiere que sea el coche que se comprará. “Y es así como las fábricas se tienen que adaptar a esta flexibilidad en los productos”.

Destacaba también cuatro elementos a tener en cuenta en la robotización: “vehículo seguro, navegación, alimentación y mecánica”. Para ello, Rubén utilizaba ejemplos visuales de cómo están trabajando grandes compañías, como Amazon o Aliexpress, con la robotización de sus almacenes. También, tema candente por su actualidad, el invitado y el público debatieron sobre la seguridad, con referencias al accidente del coche autónomo de Uber.

¿Estamos preparados para vivir con la robotización? Rubén lo tiene claro: “culturalmente no lo estamos, pero la tecnología sí que está preparada”. Entre bromas aclaraba que no se imagina la implantación en España de entregas por drones, por ejemplo, ni siquiera que el coche autónomo sea una realidad en nuestro país a corto plazo.

Sobre los retos y oportunidades, el Director de Desarrollo Organizativo de ASTI apuntaba varios como la navegación sin marcas, sistemas de seguridad más inteligentes, baterías más eficientes, vehículos con robots a borto del propio vehículo, conseguir una red M2M, flexibilidad y big data en tiempo real o la necesidad de la colaboración hombre-máquina. “A pesar de la robotización, necesitaremos de seres humanos que tomen decisiones”.

Para Rubén, el gran desafío “está en el talento 4.0”. Así expresaba la búsqueda incesante de nuevos profesionales que se incorporen al mercado, y la necesidad por parte de empresas e instituciones públicas de fomentar las conocidas carreras STEM. Entre las claves para desarrollar este talento, el invitado hablaba de los perfiles digitales y tecnológicos, el fomento de las mujeres en estas carreras STEM y del FP Dual, el trabajo en emprendimiento e innovación desde las empresas y la colaboración entre las universidades y escuelas de negocio con las compañías.