Actualidad

Lunes, 16 de Septiembre, 2019

Lucho Domínguez, Design Research Lead at Telefónica i+d y Director del Programa Imagine Design Doing, ha participado en un webinar EAE impartido para la comunidad alumni en el que ha tratado de analizar los principios de la metodología Design Thinking. Durante la sesión se han analizado aspectos relativos a la innovación, los orígenes y características del Design Thinking y las fases en que se divide esta metodología de creación de startups.

El Director del Programa Imagine Design Doing comienza el webinar enumerando las formas de innovar, analizando los orígenes de la metodología en la universidad de Standford en la década de los 80 y su puesta en práctica en el año 1991 con el nacimiento de Ideo. Aunque es en 2004 cuando el término Design Thinking se hace popular gracias a Tim Braun quien explica cómo se puede aplicar esta filosofía de diseño de producto a otros ámbitos como la génesis de experiencias, la educación o el diseño de espacios. Un ejemplo práctico de aplicación de esta metodología podría ser la planificación de Ideo en la campaña electoral de Obama.

En qué se basa el Design Thinking

Lucho explica algunas de las características del Design Thinking y lo compara con el pensamiento tradicional basado en un planteamiento problema-solución. La nueva metodología consiste en proponer múltiples alternativas a un único problema. “Entiendo un problema desde un visión muy amplia y contemplo distintas alternativas para llegar a la solución… El recorrido de apertura y cierre es constante” explica.

A continuación enumera algunas características del Design Thinking como que pone al ser humano en el centro del proceso de diseño e intenta entenderlo en un contexto real, no idealizado. Además, entiende el aspecto emocional y social de las necesidades más allá de los aspectos funcionales del producto y es capaz de capturar historias de personas para utilizarlas como fuentes de inspiración.

El enfoque del Design Thinking consiste en visualizar información para compartir y establecer conversaciones de valor entre los miembros y en experimentar para aprender y fallar rápido (Agile Lean): “vamos a resolver problemas de las personas, ver qué desean ellos, y vamos a pensar cómo esto es viable a nivel de negocio; buscamos una tecnología que sea factible y, a partir de ahí, implementamos” explica Lucho.

El nuevo pensamiento de diseño tiene como objetivo entender mejor a las personas a las que van dirigidos esos productos o servicios, descubrir nuevas oportunidades y desarrollar novedosos potenciales conceptos. Por ello, el Design Thinking “más que un método y técnica es una mentalidad, un enfoque distinto para el proceso de innovación”.

Elementos clave de la innovación en Design Thinking

Para iniciar el proceso de ideación de un proyecto es necesario partir de un reto, definir un segmento sobre el que se van a resolver los problemas o necesidades, conocer bien el proceso y disponer de un espacio de trabajo cómodo. “El espacio de trabajo es fundamental para los equipos, sobre todo en fase de ideación, hemos llevado a gente a jugueterías para poner en contexto a los equipos y que no tengan miedo a ser disruptivos, equivocarse y fallar” detalla.

Design Research Lead at Telefónica i+d destaca la importancia de los equipos: “deben ser multidisciplinares, mixtos y complementarios”. Además, establece un mínimo de tres personas con experiencias complementarias: una de marketing y negocio, otra de experiencia al cliente y una tercera que conozca tecnología. El reto que se plantea en esta metodología da al equipo un sentido de propósito y lo invita a la acción.  

Fases del Design Thinking

Aunque existen diferentes enfoques –Standford establece 5 pasos y Harvard 6- de las fases del proceso de Design Thinking, el experto en metodología de innovación enumera tres etapas distintas que suceden de forma circular, no lineal. La primera sería empatizar, entender el problema desde la perspectiva del cliente, la segunda idear, generar ideas y conceptos y, por último, la tercera consistiría en prototipar.

Para empatizar es necesario  salir de la oficina, entender las necesidades reales de los clientes, saber escuchar y observar comportamientos de las personas: “Hacer un trabajo de campo para análisis y captura de insides”. Además, Lucho explica que un Inside es un “VUJADE”, todo lo opuesto al “DEJA VU” (del francés “déjà vú” en alusión al reconocimiento de una experiencia pasada): “VUJADE sensación de ver algo por primera vez a pesar de que lo hemos visto muchas veces, dar una visión nueva de algo de lo que no éramos conscientes”.

La segunda fase, ideación, consiste en generar el mayor número de ideas posibles “cuantas más ideas más probabilidades hay de que sean buenas”. Para ello, aconseja usar distintas técnicas de creatividad aplicada y no dudar ninguna idea e intentar construir a partir de las ideas de los demás. “Con todas las ideas sobre los post-its utilizamos la matriz C-Box para seleccionar, evaluar su potencial y elegir las que deseo trabajar”. Para finalizar, con estas 2 ó 3 ideas finales habría que crear una propuesta de valor que responda a preguntas basadas en la funcionalidad y una segunda vertiente más emocional.

Una vez resueltas todas estas preguntas se pasaría la siguiente fase, el prototipado, que consiste en probar estas con los materiales más sencillos y económicos que tengamos a nuestro alcance para ver si tienen sentido o no.

El proceso circular queda perfectamente ilustrado con el caso de General Electric y la máquina de investigación de la tomografía del cerebro de Doug Dietz, especializado en pediatría. El programa de empatía se materializó en una isla pirata en la que los niños se sienten relajados. Con esta transformación ha cambiado la percepción de lo que antes eran procesos traumáticos y ahora son experiencias satisfactorias.

Con todo ello, el experto amplía la visión de una disciplina que, más que una suma de metodologías es un cambio en la forma de pensar. Además, anima a que los interesados en poner en práctica el Design Thinking cuenten con voluntad y ganas de adoptar el mindset: “que estén dispuestos a cambiar sin miedo a ser criticados, a desarrollar su capacidad de resilencia y de implementar rápido y fallar”.

Puedes ver el webinar completo en el siguiente ENLACE