Actualidad

Lunes, 25 de Marzo, 2019

Fernando Martín, socio y partner en MGO firm, asesoría legal y financiera para emprendedores y fondos de inversión, ha participado en una sesión del Aula Jurídica impartida en la incubadora de negocios EAE Lab. Con oficinas en Madrid y en México, este despacho ofrece servicios de asesoramiento a startups y venture capitals. Además, contribuye a la internacionalización de compañías, desde proyectos de emprendimiento hasta pymes y grandes organizaciones.

El objetivo de la sesión Aula Jurídica según ha explicado Fernando es “conocer qué cuestiones jurídicas tenéis que tener en cuenta para poner en marcha vuestro negocio en España desde un punto de vista práctico” y analizar las “aspectos legales relevantes a la hora de emprender”. En MGO firm trabajan con mentalidad de emprendedores y comprenden también las necesidades de las compañías “conocemos las dos caras de la moneda” detalla.

Fernando Martín ha compartido con los emprendedores de la incubadora EAE Lab cómo es el marco jurídico español y la importancia de reservar una partida en proyectos empresariales para el asesoramiento jurídico “buscar un abogado que os ayude a creer en vosotros y en vuestro proyecto”. Esta forma de ver el asesoramiento legal ahorra costes a la larga y hay que considerarla como una inversión, no como un gasto. En cuanto a los gastos, el licenciado en derecho explica que un buen asesoramiento no tiene que ser caro y que es importante que el despacho se involucre en las iniciativas de emprendimiento a través de la comunicación directa con su cliente.

A la hora de elegir una forma jurídica, el ponente ha analizado los pros y contras de las sociedades limitadas, en qué consisten y qué capital y estatutos son necesarios para su constitución y sus principales diferencias con otros modelos como las sociedades anónimas o los regímenes de autónomos. A continuación ha desgranado los principales aspectos fiscales de las sociedades, los impuestos más habituales, los gastos deducibles y otras formalidades necesarias como los libros y la contabilidad. Siempre que se analicen estas cuestiones hay que tener una visión a medio y largo plazo, para planificar desde el nacimiento del proyecto la adecuada adaptación a las nuevas circunstancias que por el camino surjan, como la entrada de inversores o nuevos socios estratégicos.

Las diferencias entre el modelo español con otros modelos nacionales en México, Croacia o Colombia han llevado al experto a explicar la complejidad de las relaciones laborales en España y en qué consiste desde Estatuto de los Trabajadores hasta los convenios colectivos sectoriales y empresariales. En este sentido, ha aconsejado a los emprendedores de EAE Lab que tengan en cuenta los costes de contratación -una media de un 30% de coste sobre el salario adicional pactado con el trabajador- y los gastos derivados de los despidos y las indemnizaciones. Aquí reitera de nuevo la importancia de contar con un buen asesor en temas legales y burocráticos: “Los prestadores de servicios tenemos que cambiar la mentalidad a la hora de asesorar a  los emprendedores a diseñar su proyecto de negocio, asesorando y proporcionando alternativas a los clientes, brindando un asesoramiento preventivo y no reactivo como hasta ahora se viene realizando de manera tradicional; tengo un problema voy al abogado, y eso hay que cambiarlo por voy al abogado para no tener un problema”.

Una vez puesto el proyecto en marcha hay que prestar atención a aspectos como la propiedad intelectual e industrial (registro de marcas u dominios, protección contractual e intelectual), el obligatorio cumplimiento de la prevención de riesgos laborales y la protección de datos de carácter personal.

Para finalizar la sesión, se han tratado las peculiaridades migratorias de los proyectos que se encuentran en fase de incubación en la lanzadera EAE Lab. Y es que el carácter internacional de los emprendedores requiere supuestos específicos para cada caso dependiendo de los permisos (residencia, trabajo), la nacionalidad, la libertad de movimientos, la ley de emprendedores 14/2013, etc. Estas singularidades hay que estudiarlas de forma individual: “tenemos que empaparnos del modelo de negocio de cada emprendedor porque es la manera de conocer a fondo su proyecto y con carácter preventivo asesorarle sobre las contingencias presentes y futuras a las que seguro tendrá que enfrentarse”.