Actualidad

Jueves, 10 de Octubre, 2019

Defender ante un tribunal los TFM realizados en grupo pone el broche a la formación de los programas de postgrado impartidos en EAE Business School. En Madrid le ha tocado el turno a los estudiantes del Master en Supply Chain Management & Logistics, Máster en Project Management, Máster en Dirección de Recursos Humanos, Máster en Desarrollo Directivo, Inteligencia Emocional y Coaching y Máster Executive MBA. Todos ellos han vivido momentos de nervios y satisfacción en el campus de Joaquín Costa.

Daniel, Guillermo y Lourdes han tratado de solventar los problemas logísticos de una empresa. Para este equipo del Máster Supply Chain Management el TFM ha sido un largo camino que ha tenido una grata recompensa. Para trabajar, sus miembros se han dividido las tareas y en ocasiones ha resultado complicado ponerse de acuerdo puesto que resulta difícil compaginar su vida profesional con la formación.

Del mismo programa son José Antonio, Mireia, David, equipo que ha realizado un estudio de mejora en la cadena de suministro de una empresa ferroviaria. Cada uno ha aportado su expertise en el desarrollo de un área y luego han convergido. Lo más complicado ha sido el área financiera y de operaciones. Durante la defensa del TFM han agradecido la involucración del tribunal y la coherencia en las preguntas planteadas.

Gerardo, del MBA, ha realizado un proyecto relacionado con el bienestar y se ha encontrado con un tribunal exigente a la hora de defender el TFM. Del mismo máster es el equipo ‘Your Teacher’, colectivo compuesto por Irene, Javier y Giuliano quienes han desarrollado una app de formación en elearning para estudiantes de 6 a 16 años formación bilingüe. La distancia y la diferencia de horarios han sido algunas barreras para trabajar, pero han demostrado ser un equipo integrado con experiencia y la mirada puesta en convertir el TFM en un modelo de negocio viable.

Irene ha destacado algunos aspectos sobre el aprendizaje en EAE: “lo bueno del MBA es que todos los equipos nos aportamos y comentamos los proyectos aportando opiniones, ideas y esto te hace sentir muy bien, no hay competitividad sino más bien compañerismo”.

Carolina, Ana y Emma han defendido en proyecto de TFM titulado “Kitchef” vinculado a la comida para preparar en casa. A las tres les encanta la cocina, la comida y hacer cosas de manera fácil; ahí han encontrado una oportunidad de negocio. Todo comenzó de la manera más sencilla, quedaron un día para comer porque no se conocían y compartieron sus hobbies como viajar o la gastronomía; en ese momento nacía la idea de su TFM. Cada una de ellas aporta al grupo, marketing, relaciones internacionales y telecomunicaciones, aunque el gran reto ha sido la parte financiera. Con todo ello, las estudiantes del EMBA llevaban tan bien preparado el discurso que han disfrutado enormemente durante la defensa. No descartan implementar el proyecto en un futuro.

Estudiantes del Máster en Project Management como Frank, Oscar, Álvaro y Jorge han abordado la transfomación de gasolineras de Repsol en electrolineras. El equipo reconoce que lo que más les ha costado ha sido elegir el tema a analizar. A partir de ahí todo ha sido más fácil. El tribunal ha sido muy competente y ha planteado preguntas muy técnicas y orientadas. El camino ha sido muy interesante: “cuando lo ves terminado satisface” concluye Jorge.

La mejora del aprovisionamiento para compras de un proveedor de etiquetas ha sido el TFM de Jackeline, Laura y Victoria, estudiantes del Máster en Project Management. Las alumnas han aprovechado los datos aportados por la empresa de Victoria para realizar un trabajo basado en la división de tareas y la organización. Durante la defensa, han destacado los consejos compartidos por los miembros del tribunal y su seguridad en la exposición. Para ellas el TFM ha valido la pena cien por cien.

El papel de los tutores en los TFM

Juan José Montiel es tutor del Máster Supply Chain Management y ha acompañado a los estudiantes en sus defensas. Para Juan José el proceso de acompañamiento es tremendamente enriquecedor “sobre todo para los weekend porque compaginan la actividad profesional con la académica; hay muy buenos profesionales que agradecen nuestro acompañamiento y esta experiencia me encanta”.

Juan José destaca que los alumnos son buenos profesionales, ponen interés y él aprende mucho de ellos. Para el consultor es importante que se fomenten las presentaciones en público y los clubes de debate. Además, detalla cómo los proyectos han evolucionado durante las reuniones mensuales a través de la consecución de hitos. “Todos los años descubres algo y cuando obtienen una buena calificación te enorgulleces porque al final son tus chicos” explica.