Actualidad

Miércoles, 4 de Septiembre, 2019

EAE Business School  ha publicado el estudio “Made in Spain ¿otra vez? en el que se analizan los principales motivos que llevaron a las compañías de Estados Unidos y Europa a hacer Offshoring – deslocalización de los centros de producción a otras regiones y países lejanos donde la mano de obra es más barata-, y qué principales elementos están llevando a esas mismas compañías a realizar el camino inverso hacia el reshoring (producir en el mercado de la empresa matriz).

Del estudio se desprende que en España se han llevado a cabo ocho casos de reshoring y un caso de nearshoring (producir en un sitio cercano a la empresa matriz). Alguna de las empresas españolas que han apostado por el reshoring/neearshoring han sido Mango u Orbea. El 56% de estos casos provienen de deslocalización de la producción a China, un 22% de la Unión Europea, un 11% de India y otro 11% de Taiwán. Estos 9 casos españoles representan un 4,8% del total de casos de reshoring/nearshoring de la Unión Europea.

En la Unión Europea, se han realizado 208 casos reshoring y neashoring. Los países europeos que han tenido un mayor número de casos han sido Reino Unido, Francia, Italia y Dinamarca. El nearshoring en UE representa el 5% del total, cuyo destino son países del este de Europa como Polonia y Rumanía o países limítrofes como Portugal para España.

En el estudio se observa, que los principales motivos para el reshoring en España son los costes originados por la producción offshore – materiales, mano de obra- y la solicitud de los clientes de producir en cercanía. En el global de la Unión Europea, los motivos son la estrategia de negocio – calidad, tiempo, defectos, coste, diferencias culturales-, la tecnología y los costes.

“Las compañías que realizan reshoring tienen un grado de innovación tecnológica mayor comparado con las compañías que realizan offshoring. Existe una gran relación entre el reshoring y la industria 4.0”, explica el autor del estudio y profesor de EAE Business School, Marcelo Leporati.

El tiempo promedio entre el offshoring y el reshoring es de 12,6 años. Este tiempo ha sido estimado en función de la fecha de anuncio del offshoring y la fecha de anuncio de Reshoring/Nearshoring.

RESHORING Y LA CREACIÓN DE EMPLEO

El estudio estima que solo un 10% del total de los empleos perdidos en manufactura en la Unión Europea entre los años 2003 y 2016 han sido a consecuencia del offshoring. Europa ha generado 9.267 puestos de trabajo gracias al reshoring, mientras que Estados Unidos 19.581.

Solo un 1%de los empleos generados por el reshoring en la Unión Europea son generados en España. En este sentido, España ha creado 90 puestos de trabajo gracias al reshoring.

“En el futuro, se requerirá mano de obra con mayores habilidades y capacidades que estén formadas en inteligencia artificial, machine learning, impresión aditiva, análisis de datos, etc. Estas tecnologías están influyendo en las decisiones de localización de las compañías en países desarrollados”, augura Leporati.

“En este sentido, los países que pretendan utilizar el reshoring como elemento de creación de empleo es fundamental que mejoren la preparación y desarrollo de capacidades únicas que los conviertan en un destino de producción atractiv0 dentro de las cadenas de valor globales”, añade el profesor de EAE y autor del estudio.

CONCLUSIONES

  • En España se han llevado a cabo ocho casos de reshoring y un caso de nearshoring (producir en un sitio cercano a la empresa matriz).
  • Alguna de las empresas españolas que han apostado por el reshoring/neearshoring han sido Mango u Orbea.
  • Estos 9 casos españoles representan un 4,8% del total de casos de reshoring/nearshoring de la Unión Europea.
  • Las compañías que realizan reshoring tienen un grado de innovación tecnológica mayor comparado con las compañías que realizan offshoring.
  • El tiempo promedio entre el offshoring y el reshoring es de 12,6 años.