Actualidad

La OCDE aconseja a España reformar su sistema fiscal para ganar eficiencia

¿Cómo Ganar Eficiencia en la reforma Fiscal – OCDE?

Miércoles, 12 de Abril, 2017

Por Samer Ajour, profesor del Master en Dirección Financiera, Mercados Financieros y Bolsa, International MBA y del MIB de EAE Business School

La OCDE aconseja a España reformar su sistema fiscal para ganar eficiencia. Para empezar, tenemos que intentar relacionar la eficiencia general de una reforma fiscal y la eficiencia adicional por cada 1% modificado.

Si volvemos a la historia, la política fiscal se basa en gran medida en las ideas del economista británico John Maynard Keynes (1883-1946), quien creía que los gobiernos podían cambiar el desempeño económico ajustando las tasas impositivas y el gasto público, a la que llamamos reforma fiscal. Pero ¿qué tipo de impuestos habría que reformar? ¿A quién le afecta más o a quién le va a afectar menos esa decisión? ¿Las nuevas condiciones fiscales son relevantes o es una reforma agresiva cuyo efecto es una disminución de la retribución agregada? Son condiciones macroeconómicas. La dicha reforma debe tener la intención de moderar la tasa de desempleo, controlar la inflación y estabilizar los tipos de interés a corto y largo plazo. En resumen, se basa en mejorar el PIB per cápita. Vemos la evolución del PIB en la Eurozona para países que han empezado con las reformas según la OCDE:

Fuente: http://stats.oecd.org/Index.aspx?DataSetCode=EO#

Es cierto que la evolución del PIB va en sentido al alza, ¿pero es óptimo? Tenemos que definir el tipo de economía que optamos y optimizarla como se fuera una cartera de inversión. Por ese motivo, voy a tratar nuestra economía/mercado representada con el indicador PIB como si fuera una cartera de inversión para iniciar mi idea.

El primer paso para poder sacar el mejor rendimiento de esa inversión es la necesidad de optimizar el modo de financiación de la dicha inversión. ¿Cómo? Sabemos que todo depende de la cantidad de recursos que tenemos. En caso de no tener suficientes recursos propios, tenemos que buscar la mejor alternativa. En el mercado financiero, un mundo muy complejo, existen modelos financieros con una base matemática para medir la aceleración de la ganancia de la cartera según el movimiento de ciertos factores. Por ejemplo, existe la idea de decirle al inversionista, ganará usted 2 $ en su inversión en el X activo por una subida del precio de ese activo de 1 $.  Si aplicamos lo mismo a nuestra economía, y definimos que el activo invertido es la tasa de impuestos, podemos saber hasta qué nivel podemos reformar, dónde y cuándo.

Para hacer una reforma fiscal integral en una sociedad, hay que medir los efectos secundarios de la reforma. Es decir, las ganancias o pérdidas por cada 1% de aumento manteniendo el resto de factores constantes. De esta manera, sabremos dónde tenemos que modificar y en qué sector empezamos para que nos permita tener más rendimiento en esa cartera de inversiones, nuestra economía.

Podemos empezar con la fiscalidad de las inversiones. Las inversiones en el mercado financiero normalmente forman parte de la Base Imponible del Ahorro, por lo que tributan al 19%, 21% y 23% según la clase de activos[i]. Medimos el efecto de un aumento de 1% más en ese sector con la condición de mantener todos los demás factores constantes. Creo que es la única manera eficaz para un análisis de una reforma fiscal que nos hará ganar eficiencia y crecer con aceleración[ii] . Al menos intentarlo.

 

[i] Más información de la fiscalidad de las inversiones: http://www.invertirenbolsa.info/fiscalidad_inversiones.htm

 

[ii] La estimación de la aceleración a partir del 2017 mostrada en el gráfico de la comisión Europea es una elaboración propia para expresar la ganancia adicional de nuestra encomia tras la aplicación del estudio de la reforma fiscal para una eficiencia adicional.

 

9 Comentarios

Fernando Palomo Gómez

Jue, 04/13/2017 - 18:11.

Una exposición magnífica y muy realista, ¿ pero es posible ése 21 o 23% ?sobre ésas inversiones ¿Y la mejora de recaudación de los % que corresponda a cada empresa? ¿Y absoluta prohibición de PARAÍSOS FISCALES? Gracias

Raul Reyes (Magister en finanzas)

Lun, 04/17/2017 - 02:18.

Buena Noche,

Si bien los productos financieros pueden generar un mayor beneficio fiscal a los gobiernos, es clave observar las variables exogenas de la mismo, ya que una depreción de mercados puede disminuir considerablemente la recaudación de impuestos y por ende aumentar el deficit fiscal del estado, por esto desde mi opinion, para realizar una reforma mas estrucuturada se debe tener pisos y techos, donde se contribuya con un valor minimo por el hecho de transar la operación asi se realice a perdida, tal como funciona una operación comercial en el sector real. si bien no puede ser muy agresiva para no desmotivar dicho mercado, se tendra un recaudo basico por la operación. Asi como tenemos impuestos por el uso de un celular o un coche, el derecho a operar en el mercado bursatil podria impulsar el recaudo.

RRR

Dannylo Subia

Lun, 04/17/2017 - 04:56.

Las reformas fiscales siempre están en el ojo del huracán por lo importante de sus efectos a unos y a otros. Las políticas Keynesianas sirven en un entorno de recesión, pues expanden el gasto y en el corto plazo mueven la producción y aumentan en el empleo hasta el punto en que la tasa de interés se eleve tanto que contraiga la inversión productiva y se dedique el gasto al ahorro.
Ahora Bien, el tratar la reforma fiscal como una inversión, a mi modo de ver es eficiente desde un análisis fundamental, sin embargo la economía de un país va más allá que el ser eficientes en el gasto.
Los países no pueden ser tratados como empresas, pues no persiguen luro per sé, sino que su objetivo fundamental es el bien común. El concepto de asignación de gasto eficiente me parecería más adecuado dependiendo del ciclo económico en el que se encuentre el país, claro ejemplo lo marca EEUU del 2008 en plena crisis financiera donde las políticas keynessianas lograron estabilizar y recuperar la economía y no necesariamente dicho gasto fue eficiente, pero en ese momento era la medida más acertada.
Esto lo menciono por el tipo de financiamiento para el gasto o para cerrar un déficit. Es más eficiente mientras más largo sea, mejor tasa se consiga y sea aplicado no para gasto corriente sino para gasto de inversión, La ecuación debe ser, ingreso permanente cubre gasto permanente y el endeudamiento es para incrementar el acervo u stock de activos(infraestructura para el desarrollo) para mejorar la competitividad sistémica del país.

Elizabeth Piña

Lun, 04/17/2017 - 05:38.

Cuando un país trata o más bien necesita hacer una reforma fiscal para incrementar el Producto Interno Bruto (PIB) generalmente incrementa el porcentaje de algún impuesto o un grupo de ellos, lo cual genera mayor recaudo por transacción, pero también genera un impacto negativo al disminuir la capacidad adquisitiva o de gasto tanto de las empresas como de los hogares, logrando por tanto el efecto contrario al disminuir la recaudación de impuestos y de esta manera el PIB, es por ello que un país con su política monetaria y fiscal debe analizar exhaustivamente hasta qué punto resulta positivo aumentar un impuesto y cuando resulta contraproducente este incremento, es decir se debe calcular un punto de equilibrio que muestre o cuantifique el impacto de una reforma en la economía de un país.
Es así por ejemplo en mi país Ecuador se elevaron algunos impuestos incluidos el Impuesto al Valor Agregado IVA del 12% al 14% en el año 2016 con la finalidad de incrementar la recaudación de impuestos y así cubrir en algo la crisis económica actual, pero se evidenció una disminución del 9% con relación a la recaudación del año 2015, demostrándose de esta manera que no siempre un aumento de impuestos significa mayor recaudación.

Norma Gabriela Pinto Lobo

Lun, 04/17/2017 - 07:27.

Interesante artículo. La forma en tratar la reforma del sistema fiscal como una inversión, lo hace fácil entendimiento. Hay mucha profundidad en lo que se plantea y me parece una forma adecuada de hacerlo, ya que vamos con cada variable manipulándola y revisando que efecto va teniendo, dejando el resto constantes con el fin de determinar si los resultados son los esperados.

Norma Gabriela Pinto Lobo

Lun, 04/17/2017 - 07:33.

Se me ha ido incompleto.
Decía, que es como el sistema de métricas cuando las usas para hacer cambios en tu empresa con el fin de mejorar. Vas probando una por una hasta que se de el efecto esperado.
Algo claro que deja este articulo es que no puedes venir y decir que vas a mejorar algo y alterar varias variables al mismo tiempo y creer que obtendrás de esa forma el resultado esperado. Como se menciona también, es importante tener claro cual es el objetivo por el cual se quiere reformar el sistema fiscal y que significa ser eficiente, contra que lo comparamos?

Adicionaría o haría una pregunta, que aunque es importante ir probando los efectos que surten los cambios que vamos haciendo... si fueran mil variables en juego... se probarían con todas? o hay una forma objetiva de saber cuales manipular primero?

Pablo Andres Villamar

Lun, 04/17/2017 - 22:37.

Me parece interesante el artículo, es importante que los países analicen bien los efectos de su sistema fiscal, y más aún cuando se deciden reformas. Algunos sistemas fiscales apoyan el crecimiento y eficiencia de los sectores productivos e individuales. Otros lastimosamente mal manejados y estudiados tienen un impacto negativo, que desestimula la economía y la inversión. Si los sistemas fiscales son adecuados, si sabemos el destino de nuestros tributos y si el gasto público no es exagerado, es probable que tengamos mayores beneficios y valor. Los países deben generar riqueza e ingresos fomentando mejores procesos productivos, inversión, industria, no solamente vía impositiva y/o fiscal. Por ello es muy importante determinar hasta donde llegar con estas reformas y analizar su impacto. Muy de acuerdo
Saludos Samer,

Luisa Fernanda Rojas Avila

Mar, 04/18/2017 - 19:52.

La reforma fiscal siempre va a hacer un tema de discusión en todas las economías del mundo sin embargo creo que cuando se han tenido problemas estructurales es importante revisar todo el sistema fiscal propendiendo por el bienestar de la sociedad y garantizando una distribución equitativa de los ingresos corrigiendo los efectos más hostiles de la crisis. Un sistema moderno es aquél que descansa esencialmente sobre impuestos indirectos y en el cual la progresividad debe mantenerse mucho más sobre el gasto que sobre el ingreso.

Alejandro Cano

Mar, 04/18/2017 - 23:17.

Buenos noches,

Muy interesante el artículo y el desarrollo de las previsiones para un aumento impositivo sobre el ahorro. Contando que existen factores coyunturales como un precio contenido del petroleo, unos tipos de interés inexistentes y un considerable aumento del turismo, una subida de impuestos no afectaría en el corto plazo sus previsiones. (Los ingresos estatales seguirían aumentando pese a la subida sin que afectara notablemente a la demanda)
Pero creo que estructuralmente sería perjudicar el crecimiento. Los factores que he mencionado anteriormente y que mantienen a flote nuestra maltrecha economía pueden diluirse rapidamente, en cambio las reformas fiscales son más inflexibles. (La demanda se vería afectada lastrando los ingresos a largo plazo y perjudicando "la cartera de inversión").
Propondría la variación estimada por su equipo si se programase para el año previsto y luego reformularlo para el siguiente con otros tipos impositivos más adecuados a una futura previsión.
Aunque dicho sea de paso prefiero la política fiscal que sigue Irlanda.

Saludos cordiales desde Barcelona.

Añadir nuevo comentario: