Actualidad

Las filiales de las empresas españolas en el extranjero generaron un volumen de negocios de casi 184.000 millones de euros en 2014

Lunes, 10 de Octubre, 2016

Por: Oliva González, experta en dirección estratégica y emprendimiento, y profesora del Máster en Project Management y del Grado de ADE

¿Cómo sabemos que un país es más competitivo que otro? ¿Cómo sabemos si nuestra economía va bien o va mal? Para poder dar respuesta con cierto criterio a estas preguntas necesitamos medir. No podemos analizar y tomar decisiones sin medir. Sin la medición, objetiva a ser posible, estamos en un mar de confusiones, desnortados. Esto es así tanto a nivel individual como a nivel de empresa y de países.

Somos globales, estamos en una economía global y este hecho añade más presión si cabe a esa necesidad, que además, debe hacerse de forma adecuada y de tal manera que permita la comparación. De nada nos sirve medir si no existe un marco o criterio común para esa medición.

El Reglamento (CE) nº 716/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de junio de 2007 (FATS), establece ese marco común para los países de la Unión Europea, con el objetivo de evaluar el impacto de las actividades económicas de las empresas europeas en la economía mundial.

De acuerdo a ese marco, el Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de publicar la Estadística de Filiales de Empresas Españolas en el Exterior (FILEXT) correspondiente al año 2014. Ofrece información anual sobre tres de las principales variables económicas de las filiales de empresas españolas que operan en el exterior en los sectores de la industria, la construcción, el comercio y el resto de los servicios de mercado no financieros. Las variables, que pueden consultarse por actividad y zona geográfica, son las siguientes:

  • Número de empresas filiales.
  • Personas ocupadas en ellas.
  • Cifra de negocios.

La base de datos de la que se parte para obtener la estadística es el Registro de Inversiones Exteriores complementado con información procedente del Registro Europeo de Grupos, lo que permite estudiar las empresas residentes fuera de España que son filiales de matrices españolas cuya actividad principal se encuentra en los sectores mencionados. A este respecto, se considera filial la empresa residente fuera de España (tanto dentro de la Unión Europea como fuera) que está controlada por una empresa española, entendiéndose por control aquella capacidad que permite determinar la política general de una empresa.

Los datos de 2014 indican que las filiales de las empresas españolas generaron ese año un volumen de negocios de casi 184.000 millones de euros y que ocuparon a más de 656.000 personas.

También muestra un predominio en cifra de negocios, de las actividades industriales, en concreto, las relativas a la industria manufacturera, seguidas de las correspondientes al  sector servicios (fundamentalmente los relativos a información y comunicaciones), el comercio y por último las relativas al sector de la construcción.

Tabla 1.- Resumen de los datos FILEXT 2014 (cifras económicas en millones de euros)

 

Industria

Construcción

Comercio

Servicios

TOTAL

Número de filiales

1.186

901

1.237

1.675

 

4.999

 

%

23,72%

18,02%

24,74%

33,51%

 

Personas ocupadas

196.214

72.386

134.941

253.065

 

656.606

 

%

29,88%

11,02%

20,55%

38,54%

 

Cifra de negocios

70.990

18.297

35.980

58.608

 

183.875

 

%

38,61%

9,95%

19,57%

31,87%

 

Fuente: INE

Los países donde se generó la mayor cifra de negocios fueron Brasil (12,6%), Estados Unidos (11,7%) y Reino Unido (10,9%), mientras que si se analiza el número de filiales, la mayor presencia se tuvo en Francia (10,8%), Portugal (7,9%) y México (6,8%).

Las actividades de industria, construcción y servicios se desarrollaron fundamentalmente en América (48,6%, 67,1% y 67,3%), mientras que el comercio predominó en la zona euro, que concentró el  43% en la cifra de negocios.

Si se analiza la serie histórica 2009-2014, se puede observar una cierta tendencia creciente, que alcanzó su máximo en el año 2011, con una cifra de negocios superior a los 198.000 millones de euros y su mínimo en el año 2010, con algo más de 155.000 millones de euros.

Es particularmente interesante, aunque estemos comparando datos estimados con dos metodologías diferentes, destacar la asimetría existente entre las actividades que realizan las filiales de las empresas españolas en el exterior y la composición del PIB español, en el que la industria tiene un peso que ha perdido veinte puntos desde los años 70, destacando un gran predominio del sector servicios.

¿Dan estos datos algún indicativo sobre la composición de la economía global o por el contrario, indican en qué son buenas las filiales de las empresas españolas, o quizá una mezcla de ambas cosas o la existencia de factores adicionales a los dos mencionados? Depende del análisis que se haga y de para qué se haga, algo que dejamos al lector interesado, que para ello, puede consultar más información en los siguientes enlaces:

1.- Reglamento (CE) nº 716/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de junio de 2007 (FATS): https://www.boe.es/doue/2008/112/L00014-00021.pdf

2.- Metodología de realización de la estadística: http://www.ine.es/metodologia/t37/t3730082.pdf

3.- Resultados detallados de FILEXT 2014: http://www.ine.es/prensa/np988.pdf

4.- Registro de Inversiones Exteriores: http://datainvex.comercio.es/

Añadir nuevo comentario: