Actualidad

La Generación Z y la educación digital

Martes, 1 de Agosto, 2017

Por: Noelia García, periodista de El Economista

Criados en los años de la crisis, han aprendido a ser más creativos que los millenials (generación anterior), más realistas, maduros y autosuficientes. Los miembros de la Generación Z (formada por los nacidos a partir de 1995 y hasta 2010) son más competitivos e independientes y no conciben la vida sin Internet. Forman parte de una generación que no conoció la vida antes de las redes sociales y, por ello, procesan la información más rápido que cualquier otra generación. Los nuevos modos de aprendizaje online (MOOCS, tabletas, aplicaciones educativas) atenderán más eficazmente a la Generación Z, que ha adoptado un estilo de vida centrado en la tecnología. Asimismo, el profesorado está centrándose en el aprendizaje adaptable y enfocado a la interactividad de los contenidos (que hoy permanecen accesibles cualquier día a cualquier hora en cualquier lugar). Ya no es suficiente hablar únicamente inglés, hay que ser multilingüe, tener habilidades tecnológicas, conocimientos sobre inteligencia artificial, de comunicación, interpersonales, de networking, de atención al cliente y análisis de datos, entre otros. Esto representa un gran reto para los docentes, que deben cambiar la forma de entender el aprendizaje.

Otro de los valores diferenciales de esta generación es su apuesta y entusiasmo por la cultura, la educación y las ganas de continuar formándose.

Según la II Fase del estudio Generación Z: EL DILEMA, elaborado por ATREVIA, esta generación (formada por alrededor de 7,4 millones de jóvenes en nuestro país) ve con preocupación la escasez de contenidos prácticos en los planes de estudio y considera insuficiente la incorporación de la digitalización en los programas académicos de las universidades. Así lo piensan el 64 por ciento de los encuestados que sitúa la inversión en educación como una de las principales prioridades para el desarrollo del país.

A pesar de la tendencia de DIYL (aprendizaje del hágalo usted mismo), la educación por proyectos y la aplicación de las nuevas tecnologías (como herramienta para adaptar las metodologías a las nuevas formas de aprender de los alumnos), se valora aún muy positivamente la interacción cara a cara en las aulas (la presencial vs. el E-learning) y la colaboración con los compañeros. Además, esta generación, es probable, que sea la más emprendedora de la historia. Ahora, muchas escuelas e instituto tienen asignaturas, “viveros” y espacios para aprender a montar negocios a una edad más temprana, sobre todo, crear aplicaciones y otras empresas del entorno digital que hacen dinero. Según un estudio de la  escuela de negocios de la Universidad de Pensilvania, casi tres cuartas partes de la Generación Z les gustaría iniciar un negocio. Asimismo, consideran de manera positiva alternativas a un grado de cuatro años. El 75% cree que hay otras maneras de recibir una buena educación que asistir a una universidad física. Algunos expertos creen algunos podrán ir directamente al mundo laboral y obtener títulos online, según sea necesario.

En un mundo donde la tecnología se ha vuelto transversal, las ofertas laborales en el terreno digital cobran una especial relevancia para los que quieren una mayor movilidad laboral o una  economía colaborativa. Este colectivo antepone el desarrollo profesional a la estabilidad financiera, prefiere trabajar en proyectos sin jerarquías, considera crucial la conciliación entre vida laboral y personal. Según el portal CareerCast, los trabajos para esta generación son directores de sistema de información (computación), ingenieros ambientales, directores de recursos humanos, analistas de Big Data, traductores, analistas de mercado y desarrolladores. Aunque haya mucha incertidumbre sobre el futuro de esta generación, lo que está claro es que son jóvenes que están acostumbrados a solucionar problemas y necesidades de manera personal, ya que Internet les ha brindado esta oportunidad, construir un mundo propio y a medida.

Añadir nuevo comentario: