Actualidad

Santiago Sanz, Business Development Manager en Mitsubishi Europe y Alumni EAE: “Es vital tener una visión lo más global posible de los proyectos”

Lun, 09/07/2015 - 11:00

Santiago Sanz se considera trabajador, metódico y, sobre todo, muy optimista. Quizás esas virtudes le hayan hecho, tras estudiar en EAE Business School, en uno de los desarrolladores de negocio para Mitsubishi Electric Europe. “Considero muy importante tener una visión lo más global posible de la situación del proyecto en el que estás involucrado”, afirma convencido Santiago. Hoy tenemos el placer de hablar con él.

Santiago Sanz

Estás ahora mismo en Mitsubishi Electric Europe S.V., ¿Qué papel juegas en la compañía?

He comenzado esta nueva andadura profesional como Business Development Manager de Display Wall para el mercado de Iberia e Italia. Fundamentalmente mi principal tarea es la de potenciar la relación de colaboración con nuestros distribuidores así como fomentar y promocionar la venta de nuestra gama de productos a los clientes finales.

¿Cuáles crees que son las cualidades que debe tener cualquier profesional en el desarrollo de proyectos?

Bajo mi visión, la situación laboral en la que nos encontramos actualmente exige tener una amplia capacidad de adaptación a las distintas circunstancias. En el entorno empresarial manejamos una gran cantidad de flujos de información en todos los sentidos – tanto vertical como horizontalmente -, y eso nos obliga a saber adaptarnos con la mayor rapidez posible a los cambios que se vayan produciendo. En mi opinión esto es fundamental para poder alcanzar el éxito en la ejecución de un proyecto. Además, considero muy importante tener una visión lo más global posible de la situación del proyecto en el que estés involucrado: que cada miembro del equipo interiorice el estado de la situación o cuáles son las necesidades urgentes nos ayudará a poder priorizar nuestras gestione. Esta automatización se traducirá en una importante optimización de tiempo.

¿Existe una gran diferencia en el nivel de exigencia que tienes ahora con respecto al de otros empleos que tuviste anteriormente?

Realmente el nivel de exigencia te lo terminas imponiendo tú mismo. Tanto en mis anteriores empleos, como en mi actual puesto en Mitsubishi, tienes que saber adaptarte a tu trabajo y a sus picos de tensión, a sus días de calma. Eso sí, sin perder nunca la concentración para conseguir el objetivo de la compañía. Saber adaptarte a estos ritmos, es también fundamental para el desarrollo de tu labor profesional de un modo satisfactorio.

Para este tipo de trabajos, la relación con el cliente también es fundamental. ¿Cuál es tu criterio al respecto?

Como bien dices, la relación con el cliente es muy importante pero igual de importante es, y en algunas ocasiones más, la relación con los proveedores. Creo que la relación con los clientes es algo que se tiene mucho más avanzado en la gran mayoría de empresas que la relación con los proveedores. En mi caso en particular siempre he considerado que mantener una estrecha relación de colaboración con los proveedores, manteniendo flujos de información constante, aprovechando su feedback, etc., es muy positivo ya que el proveedor termina por considerarte, no como un cliente, sino como un colaborador. Alcanzar ese punto en el que consigues fidelizar al proveedor y saber que, en el mundo actual cuentas a tu lado con el 100% de apoyo de los socios adecuados, te aseguran sin lugar a dudas del éxito del proyecto profesional.

En EAE Business School estuviste haciendo el postgrado de Dirección y Gestión de Empresas. ¿Qué experiencia te aportó para enfrentarte al terreno profesional?

La verdad es que el postgrado que cursé el año pasado en Dirección y Gestión de Empresas me ayudó mucho en varios sentidos. Por un lado y al tener un perfil técnico en informática, me ayudó a afianzar los conocimientos teóricos y conseguir una visión más global del entorno empresarial en el que nos movemos. Pensando en un entorno más práctico, las enseñanzas de los profesores fueron muy útiles. Grandes profesionales con muchos años de experiencia y cuya enseñanza no se basaba en apuntes o en teorías, sino en casos reales vividos por ellos. Esto segundo es lo que diferencia a una escuela de negocios de otra: tener el talento necesario como para transmitir a sus alumnos, no únicamente criterios teóricos (sin duda importantes para afianzar las bases del conocimiento), sino esas vivencias y experiencias del profesorado que preparen a los alumnos para el competitivo mundo empresarial en el que nos desenvolvemos a día de hoy.

¿Tienes algún proyecto profesional en mente? ¿Objetivos para el futuro?

Siempre. Ahora mi principal motivación es conocer los entresijos de una gran multinacional como es Mitsubishi Electric, con más de 122.000 empleados en todo el mundo. Además, en el sector de los VideoWall queremos posicionar nuestras soluciones como líderes del mercado en nuestra área geográfica, lo que supone un gran reto tanto personal como profesional.

¡Muchas gracias Santiago por la entrevista y te deseamos mucha suerte en tu futuro profesional!

1 Comentario

Juan P.

Mar, 09/22/2015 - 14:53.

Esto del videoWall me recuerda a las grandes pantallas que vendía Philips (quizás eran vidiwalls) hace 20 años, y lo de ver la globalidad del proyecto me recuerda al método Toyota que te hace ver el sistema y cómo influyes tú en el resultado. Supongo que habrá rotación de tareas.

Añadir nuevo comentario: