Actualidad

Conoce a Óscar Salas, antiguo alumno de EAE Business School y Business Development Manager de Facturedo, empresa pionera en el sector Fintech en Latinoamérica

Mié, 07/13/2016 - 00:00

Ayudando a las empresas a resolver sus problemas de liquidez”. Así define principalmente Óscar Salas, antiguo alumno del Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial de EAE Business School, la empresa Facturedo, donde actualmente trabaja como Business Development Manager. Pioneros en el sector Fintech, la primera plataforma de compra-venta de facturas online en Chile se ha consolidado en este país en sus dos años de vida, alcanzando ya más de 400 clientes e inversionistas.

Tras realizar el Máster en EAE Business School y empaparse de conocimientos, no solo de marketing sino también de emprendimiento, Óscar Salas tomó contacto con el sector Fintech realizando una beca en Kantox. Ahora, desde su nuevo puesto, afronta con ilusión y responsabilidad el crecimiento de Facturedo, dirigiendo las operaciones para ampliar el mercado y extenderse a países como Perú y Colombia, cuyas necesidades son similares a las chilenas. Hablamos con él para conocer más a fondo el modelo de negocio de Facturedo, la situación de los emprendedores en el mercado latinoaméricano y sus impresiones personales sobre el futuro del sector Fintech.

Facturedo nace para hacer más transparente la industria de la financiación. ¿Cómo ha crecido desde su inicio? ¿Cuántos usuarios activos entre empresas e inversionistas contáis?

Facturedo nació en el 2014 con la intención de ayudar a las pymes chilenas a resolver sus problemas de liquidez mediante una plataforma 100% online. Inicialmente, como toda startup, se tuvo que trabajar en educar al cliente sobre los beneficios de operar bajo este nuevo modelo de negocio y usar la facturación electrónica la cual aún no estaba instaurada completamente en Chile. Luego de poco menos de dos años de funcionamiento, y con la ley de facturación electrónica ya en completa vigencia a partir de Agosto de este año, contamos con más de 400 clientes e inversionistas operando de manera constante en nuestra plataforma.

¿Qué ventajas destacas del modelo que persigue la empresa?

Facturedo cuenta con dos principales ventajas frente a los bancos y de cara a sus clientes: menores costos operativos (lo que se traduce en menores costos al cliente) y transparencia en todo el proceso, pues es el usuario quien tiene el control sobre el adelanto que recibe sobre sus facturas y las inversiones que acepta por cada una de ellas.

Al ser una plataforma 100% online, nuestro modelo de negocio nos permite llegar a más personas y somos capaces de brindar productos similares a los de la industria financiera tradicional con menores restricciones (sin descuidar el riesgo de cara a inversionistas) y brindando liquidez a las empresas sin que tengan que dedicar tiempo a los trámites bancarios regulares. Todo desde una computadora.

Las cifras del mercado Latinoamericano en cuanto a PYMEs son bastante similares a las cifras españolas. En España, alrededor del 70% de empresas mueren a los cinco años. En Chile la cifra alcanza el 90%. ¿Por qué estas altas cifras de fracaso? ¿En qué fallan los emprendedores y cómo les ayudáis desde Facturedo?

Las pymes, a diferencia de las grandes empresas, deben ser expertos en su producto/servicio sin dejar de lado todas las funciones administrativas/operativas que todo negocio debe manejar. Todo esto con recursos humanos y económicos limitados por lo que la eficiencia es el punto crítico para la supervivencia de las pymes. Esta poca eficiencia (la cual gracias a las herramientas tecnológicas existentes hoy en día se pueden tercerizar mediante plataformas fácilmente controlables por el usuario) sumada a la aún restringida oferta bancaria con altos requerimientos para las pymes, hacen que empresas como Facturedo tengan relevancia de poder ofrecer una nueva oportunidad a las pymes para resolver sus problemas de liquidez.

Centrándonos en tu puesto, actualmente eres Business Development Manager. ¿Cuál ha sido tu evolución en Facturedo?

Actualmente soy Business Development Manager para Facturedo Chile, empresa a la cual llegué tras mi paso por Barcelona estudiando en EAE y trabajando para la empresa Fintech Kantox. El objetivo de mi posición es potenciar las operaciones en Chile, no sólo incrementando el número de transacciones realizadas de manera mensual en la plataforma, si no también creando y potenciando la imagen de marca de Facturedo como empresa Fintech para Latinoamérica. Así como potenciar las operaciones en Chile, actualmente me encuentro en el desarrollo del proyecto para abrir y manejar las operaciones de Perú, proyecto que esperamos se concrete en el primer trimestre del 2017 y el cual está a mi cargo como Country Manager de esas operaciones.

¿En qué te ha ayudado el Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial de EAE, además de la experiencia internacional en España, a conseguir este puesto?

La experiencia internacional del Máster así como la experiencia en Barcelona, me permitieron conocer personas con diferentes experiencias profesionales y personales las cuales ayudaron a que pueda entender cómo se pueden generar nuevas oportunidades fuera de mi zona de confort en Perú.

Adicionalmente a la experiencia de Barcelona, el Máster de EAE me dio la posibilidad de conocer nuevas formas de estructurar, no sólo el desarrollo de marcas (estructuras que uso en mi día a día en Facturedo), sino también tener la oportunidad de gestionar y estructurar un plan de ventas que me permitiera llegar correctamente a mis resultados previstos. Todo esto siempre pensando en no descuidar los dos puntos más valiosos de toda empresa: sus colaboradores (enseñándome a desarrollar esquemas de comisiones y programas de afiliados) y su marca (siempre siendo consistente entre lo comunicado y lo ofrecido).

¿Cuál es la previsión de crecimiento de Facturedo para 2017?

Para el próximo año en Facturedo estamos pensando en grande. Buscamos ser líderes del mercado de factoring chileno y, del mismo modo, expandir nuestras operaciones a otros países de la región con coyunturas similares a las que manejamos acá (como es el caso de Perú y Colombia). Nos encontramos en una etapa de educación de clientes e inversionistas y esperamos para fines de este año ya contar con más de 1.000 empresas e inversionistas registrados en nuestra plataforma solo en Chile para poder expandir nuestras operaciones con una fortaleza operativa y económica al resto de Latinoamérica.

¿Por qué habéis optado por abrir proyectos en Perú y Colombia?

Buscamos mercados emergentes donde exista un alto nivel de pymes así como países donde las restricciones de la banca sean un tema del día a día para los emprendedores. Perú y Colombia son países con una estructura de empresa muy similar a la de Chile (con más del 90% de empresas dentro de la micro, pequeña y mediana empresa) y que se encuentra actualmente instaurando la legislación de facturación electrónica lo cual nos permitirá operar a nivel nacional. Asimismo, existe la limitante de acceso al crédito para este tipo de empresas a lo largo de la región por lo que herramientas como Facturedo se convierten en oportunidades de liquidez para estos negocios que en muchos casos, de no lograr un crédito tradicional a través de un banco, deben cerrar sus puertas antes de mostrar el verdadero potencial del producto/servicio que ofrecen.

¿Chile, Perú y Colombia son, a día de hoy, los mercados más emergentes de Latinoamérica?

Los tres países (sumando México a la lista) son los países con mayor potencial de crecimiento en los próximos años en temas de emprendimiento y desarrollo de empresas. Contamos con facilidades como las estipuladas en la última reunión de líderes de la Alianza del Pacífico llevada a cabo este año en Santiago, donde se han tratado temas que permitirán la colaboración entre estos países no solo para las grandes empresas sino también para las empresas medianas y pequeñas, realizando convenios que permitan el desarrollo sostenible de startups en todos los marcos de acción. Gracias a estas iniciativas, estos países podrán desarrollar cada vez más empresas que generen valor no solo a otras empresas sino también al consumidor final. Es un win - win para los tres países.

En tu opinión, ¿cómo ha modificado la tecnología el sector financiero?

El sector financiero es uno de los más antiguos y cerrados de la historia, caracterizado anteriormente por procesos lentos y tediosos de cara al cliente. La tecnología no sólo ha permitido al sector tener más herramientas para conocer a su cliente, sino también ha dado la posibilidad de agilizar estos procesos y permitir llegar a más personas sin la necesidad de construir grandes infraestructuras para poder abrir operaciones en determinado lugar.

Del mismo modo que la tecnología ayudó al sector financiero, esta permitió a los emprendedores tener las herramientas para idear una manera de innovar en el sector, generando propuestas pensadas en las experiencias (positivas y negativas) acumuladas a lo largo de todos estos años para generar una nueva oferta que busque solucionar los problemas que los clientes se veían enfrentados a la hora de solicitar un crédito o querer invertir fuera de los medios tradicionales para hacerlo.

Es por ello que nace el sector Fintech, donde empresarios con extensas carreras en la industria bancaria (pero aburridos del mismo modelo de negocio) se han unido en muchos casos con emprendedores jóvenes y con otra manera de ver estos servicios, para generar empresas como Facturedo, Kantox y demás para dar una propuesta de valor diferente, la cual ha sido bien recibida por los consumidores tanto en Europa como en América Latina (y así a nivel mundial con toda una serie de emprendimientos que cada vez van teniendo más fieles seguidores y consumidores).

 ¿Hacia dónde gira el futuro del sector?

En un inicio hubo una resistencia por parte de la banca, apalancándose de la regulación que aún se escribe para el sector Fintech. Hoy en día, con cada vez más expertos y financieros interesados en el desarrollo de este sector, tenemos a una banca que está dispuesta a trabajar en conjunto con las empresas Fintech, teniendo iniciativas como las del BBVA en España y el BCI en Chile fomentando el desarrollo de estas empresas para mejorar sus servicios y hacerlos más ágiles.

Del mismo modo con estas iniciativas privadas, el consumidor final (tanto empresa como persona) está más dispuesto a utilizar estas herramientas (no solo para solicitar créditos sino también como una forma de diversificar su portafolio de inversión) lo que genera una economía colaborativa y que no requiere de grandes infraestructuras ni entidades para poder operar local e internacionalmente.

Respecto al programa que hiciste en EAE, ¿por qué decidiste estudiar este Máster en nuestra Escuela?

Luego de analizar diferentes ciudades y Máster, la propuesta ofrecida por EAE (así como la referencia de amigos y la posibilidad de vivir en la ciudad de Barcelona) se convirtió en la decisión por excelencia si buscaba aprender de Marketing en un entorno internacional y poder participar en el ecosistema startup (beca que conseguí con Kantox gracias al acuerdo firmado con EAE). La currícula ofrecida por la Escuela me permitía potenciar el balance de marketing que venía ejecutando desde Perú y también aprender y potenciar todo el esquema de gestión sobre las ventas que gracias al Máster puedo decir que aplico y manejo en mi día a día de trabajo.

¿Qué destacarías del mismo?

Me llevo la buena experiencia de los profesores sobre las nuevas tendencias de marketing  y ventas, así como las bases tradicionales de estos campos bajo los cuales permiten a los alumnos estructurar un análisis más completo y sustentado sobre las estrategias a proponer en el futuro en sus puestos de trabajo. Esta estructura me ha permitido poder conocer las nuevas herramientas con las cuales generar potentes estructuras de marca y también tener el conocimiento de cómo gestionar un equipo de ventas y mantener una buena relación y comunicación con este, todo sin perder de vista los objetivos de la empresa como foco principal para el desarrollo de cada propuesta.

¿Recomendarías la Escuela a futuros alumnos? ¿Por qué?

Definitivamente recomendaría EAE a futuros alumnos por la relevancia educativa y profesional que podrá traer para el futuro de cada uno de ellos y del mismo modo por la experiencia inolvidable de poder aprender y convivir en un ecosistema tan diverso y de fomento al emprendimiento como lo es Barcelona (y España en general). El decidir estudiar en EAE permitirá conocer e interactuar con diversas nacionalidades y entender las particularidades y formas de ver los negocios, y la vida en general. Es una experiencia que toda persona debe vivir para poder prepararse para lo que se viene en los siguientes años.

Añadir nuevo comentario: