Actualidad

“En proyectos de fase embrionaria, con un target concreto, exigente y de rentabilidad impredecible, cualquier fase puede ser crítica”

A mediados de julio de 2017 sale al mercado BraiBook, un pequeño dispositivo que ayudará a personas ciegas o de baja visión a leer en Braille cualquier texto. En la startup trabaja Eric Sicart como Business Developer, antiguo alumno del Grado en ADE de EAE Business School

Miércoles, 12 de Julio, 2017

Leer es un placer y una rutina muy enraizada en nuestro día a día, más ahora con la llegada del BraiBook, un dispositivo que permitirá a las personas con discapacidad visual leer en braille cualquier texto. Unos días antes del lanzamiento en el mercado de BraiBook, Eric Sicart, Business Developer  de la startup y antiguo alumno del Grado de ADE de EAE Business School, nos explica cuáles son las dificultades a la hora de emprender, cómo han ido forjando la idea y la entrada al mercado de este interesante proyecto y cómo lo está viviendo a nivel profesional. 

Por supuesto que también nos comienza hablando de las experiencias que ha vivido Eric en sus cuatro años de carrera dentro de la Escuela. Como uno de los delegados de clase, el pasado 5 de julio ofreció un pequeño discurso en el Acto de Clausura del Grado, celebrado en el Círculo Ecuestre. “Fue un encuentro muy agradable, más en petit comité, como cierre de este ciclo”, declara el antiguo alumno, quien especialmente tiene buenas palabras para sus compañeros de clase (quién sabe si futuros socios), claustro docente y equipo de EAE Business School.

¿Cómo surgió BraiBook?

La idea nació en 2014 y la empresa se constituyó en 2015. En España, hay cerca de 979.200 personas con discapacidad visual (58.300 ciegas y 920.900 con baja visión) y se quería desarrollar un pequeño dispositivo para transformar textos en letras comunes a código Braille.

Cuéntanos más sobre Braibook, ¿de qué trata, cuál es vuestro público y qué necesidad estáis cubriendo?

Braibook es un eReader de pequeño tamaño para personas ciegas, sordomudas o con muy baja visión, que transforma textos en letras comunes a código Braille en una superficie con relieve habilitada para ello, de modo que pueden leer y traducir libros/documentos en cualquier idioma y formato de archivo de texto en solo tres pasos y de manera instantánea y fácil.

Visto en perspectiva, el hecho de que puedan leer cualquier libro de Amazon, repasar el contrato de una hipoteca o poder acceder a cualquier documento Word de su trabajo es algo vital en nuestras vidas, pero no le damos la importancia que realmente tiene. De la necesidad nace la estimación dicen. Sin olvidar la escasa oferta literaria publicada en Braille.

¿Cómo te llega esta oportunidad?

Hace un par de años participé en un concurso sobre emprendimiento de la mano del Banco Santander, llamado YUZZ. Allí uno de los rivales era el CEO de BraiBook, con el cual siempre hubo buena sintonía.

De otra parte, cuando te comunican que te quieren en el equipo, ¿qué te lleva a aceptarla?

Justo después de volver de mi Erasmus en Estrasburgo me contactó. A decir verdad,  llevaba un tiempo lanzándome globos sonda sobre mi futuro y la cosa fue rápida. Negociamos las condiciones, y me dio total libertad de acción y decisión en la parte empresarial… Lo cual fue decisivo, junto con la gran confianza y responsabilidad que depositaba en mí.

Sobre tu puesto, ¿cuáles son tus tareas diarias?

Las dividiría en dos categorías. La primera es de gestión, más enfocada a la operatividad de la empresa como, por ejemplo, gestión de los recursos, planificación y estrategia, búsqueda de nuevas líneas de negocio…

La segunda más bien está enfocada a la búsqueda de recursos para el crecimiento de la misma, como participación en rondas de inversión con fondos/Business angels, para levantar capital o tramitación de subvenciones/créditos bancarios.

Imagino que también habrás estado implicado en todo el proceso de creación de la Startup.

El proyecto nació en 2014, la empresa fue constituida en 2015, y la salida al mercado está prevista para mediados de julio de 2017.

El desarrollo de este tipo de proyecto, con una fuerte base tecnológica y que incluyen I+D, patentes, permisos de comercialización por parte de la administración, sumado a los escasos recursos en comparación con otros HUBs de emprendeduría, como por ejemplo Silicon Valley o Israel, hacen que el proceso de idea – prototipo – diseño comercializable se eternice.

En tu opinión, ¿cuál ha sido la fase más difícil a la hora de emprender?

¡La siguiente, y después la siguiente de la siguiente y así sucesivamente!

Cuando entras en proyectos en fase embrionaria, con un target muy concreto, extremadamente exigente y de una rentabilidad difícilmente predecible, debido a la falta de referentes, cualquier fase puede ser crítica.

La próxima será el inminente contacto con el mercado real. Posiblemente es nuestro mayor desafío, ¡pero estaremos a la altura, estoy convencido de ello!

¿Cómo vislumbráis el futuro de la empresa?

Buena pregunta, pero si me permites le daré una vuelta. Para mí una empresa son las personas que la forman, y partiendo de este punto de vista, vislumbro un futuro muy prometedor y lleno de retos, errores y aún más aprendizaje. En todo caso pregúntame dentro de cinco años, como expliqué en una de las preguntas anteriores. Eso sí, ¡solo tendré el móvil encendido en el escenario uno y dos!

¿Cuáles son las dificultades y retos a la hora de emprender?

La fase más difícil a afrontar desde una startup es la siguiente, y después la siguiente de la siguiente, y así sucesivamente.

Estudiante de ADE en EAE

Comenzaste el Grado en ADE de EAE hace cuatro años exactamente, ¿qué te lleva a estudiar ADE en nuestra Escuela?

Básicamente el hecho de que la Escuela tiene una buena reputación en másters. Además íbamos a ser una de las primeras promociones en cursar el grado, así que arriesgué y salió bien.

¿Cómo ha sido tu desarrollo, tanto personal como académico y profesional, en estos últimos cuatro años?

Muy positivo. Personalmente, he forjado grandes amistades, que seguro que perduran en el tiempo y, profesionalmente, he hecho buenos contactos. Estoy seguro de que en el futuro saldrán proyectos/sinergias interesantísimas entre nosotros.

Es muy interesante ver cómo hemos evolucionado en estos cuatro años. Entras de cero, y sales con suficientes herramientas como para dejar el listón bien alto en el mercado laboral, dejando de lado la evolución personal, que es quizás aún más notable.

Por una parte, sobre tus compañeros, ¿qué destacarías de la promoción que recientemente os habéis graduado?

El buen rollo que teníamos. A pesar de las diferentes maneras de pensar y hacer de cada uno, siempre hemos encontrado puntos intermedios, para lograr la capacidad de tirar hacia delante como, por ejemplo, con la implementación de las recuperaciones por primera vez en EAE Business School.

De otra parte, personal docente y equipo de EAE. ¿Qué señalarías sobre los mismos?

Respecto al personal docente, estoy muy contento, exceptuando casos muy concretos en situaciones muy concretas. Tanto la calidad humana como las ganas de enseñarnos son el mejor caldo de cultivo para que la Escuela prospere. Sin olvidar tampoco al personal de administración, que siempre han “simplificado” mucho las cosas para nosotros y todo ello luciendo una sonrisa en la cara.

Durante el acto de Clausura ofreciste un pequeño discurso. ¿De qué hablaste?

Muy brevemente tanto Sasha, la otra delegada, como yo, nos despedimos de los compañeros. Durante el discurso, agradecimos a todos por esta experiencia e hicimos una breve reflexión sobre el futuro que nos espera, nuestra aportación a la sociedad y la importancia de dicha aportación, tales como la creación de empleo, de productos y servicios que mejoren el bienestar de las personas, etc.

¿Recomendarías EAE a otros jóvenes que quieran hacer el Grado en ADE? ¿Por qué?

Sí, pero, al contrario, de lo que se cree la mayoría de la gente antes de empezar ADE, ya les digo que tendrán que estudiar o dedicarle horas… ¡Nadie regala nada!

Cuéntanos con qué expectativas comenzaste el Grado. ¿Se han cumplido?

Prácticamente sí. Quería aprender sobre economía, cómo funciona el dinero, el cual es uno de los factores con mayor impacto en nuestras vida… Ahora tenemos una base y unas herramientas. A partir de aquí, ya dependerá de nosotros y de cómo las utilicemos por nuestra cuenta.

Y ahora, tras tu formación, ¿qué expectativas de futuro tienes? Aunque suene a pregunta “típica”, ¿dónde te ves dentro de cinco años?

Las expectativas son buenas por varios motivos. La primera es que nos incorporamos al mercado laboral en una etapa del ciclo económico positivo, el cual a no ser que cambie mucho la cosa, nos traerá buenas oportunidades laborales durante los próximos siete o nueve años…

A nivel personal veo tres posibles escenarios. El primero en el mundo de las Startups, a saber de qué… La segundo opción es trabajando en consultoría y desarrollo de negocio, y, como tercera y última opción, retirado y disfrutando de familia, amigos y posible descendencia.

Añadir nuevo comentario: