Actualidad

El big data y el entorno cloud: aliados en la transformación digital

Cualquier proyecto emerge con el objetivo de desarrollarse de la forma más ágil y eficiente. Por eso, desde que el big data demostró que podía hacer realidad esta dualidad, se ha convertido en el protagonista de la transformación digital. El uso de grandes volúmenes de datos abre la puerta a un gran mercado de oportunidades.

Lunes, 13 de Noviembre, 2017

Quién no haya oído hablar de este concepto es porque no habrá estado conectado con la realidad; una realidad dispuesta a asumir grandes retos y conseguir cambios que revolucionen el mundo de los negocios. El big data nos permite ser capaces de tratar una gran cantidad de datos y obtener información muy valiosa para tomar decisiones en nuestros proyectos. No se trata de acumular información. Es mucho más. Es recogerla, segmentarla y analizarla.

Pero, si hasta ahora esta tecnología había sido la protagonista, recientemente aparece acompañada de otro elemento clave: el entorno cloud computing. Un binomio que ha demostrado ser clave para optimizar aún más los recursos y multiplicar los beneficios.

De hecho, sin la nube, es difícil entender el big data y permitir su desarrollo. No sirve de nada obtener información si no tenemos la mejor arquitectura para su almacenamiento y tratamiento. Eso es, precisamente, lo que el entorno cloud, es decir, la nube, consigue.

Las ventajas de sumar el big data y el entorno cloud

Cuando van de la mano, los desarrollos del Big Data son más flexibles y seguros. También más fáciles de implementar lo que abre las oportunidades no solo a las grandes empresas; también a las más pequeñas que se merecen y deben, igualmente, formar parte de la revolución digital. Pero además,

  • gracias a esta combinación, se pueden crear tareas informáticas más complejas y a gran escala.

  • No son necesarias las infraestructuras de hardware, almacenamiento y software por lo que el mantenimiento es menos costoso.

¿Seremos capaces de gestionar tantos datos?

Esa es, precisamente, la gran pregunta que solo descubriremos si seguimos adelante con esta revolución en la que contaremos con la presencia de las famosas 3Vs. Son los 3 principales atributos:

  • Volumen: La cantidad de datos que se genera, a través de internet, desde aproximadamente el 2012 en cada segundo, es más que todos los datos que existían almacenados en internet en los últimos 20 años. Y el aumento no cesa.

  • Velocidad: en la creación de los datos, eso determina la agilidad en el mercado y la posibilidad de competir mejor. La información se mueve, no es estática. Cuánto antes se obtengan y se analicen, antes se podrán tomar decisiones más rápidas y eficientes.

  • Variedad: porque son muchos los datos que se pueden obtener y, cada vez más, surgen nuevas fuentes que debemos comprender como los llamados datos “no estructurados”. Es una consecuencia de la digitalización del momento.

El Big data ha desarrollado nuevas formas de relacionarse con sus clientes

Según un estudio de Wikibo, la previsión del valor de mercado del big data en el mundo de 2016 a 2026 apuntan un incremento continuado del valor de mercado de todos los sectores que componen esta industria, hasta superar la cifra de los 60.000 millones de dólares en 2020.

En España, el porcentaje de empresas que utilizó el big data en 2016, fue de un 21.47% en aquellas con más de 249 empleados (INE). Más del 50% de las compañías hicieron uso de información procedente de herramientas de geolocalización durante ese año, una cifra que sitúa a este canal por delante de las redes sociales o los sensores de datos.

El 2018 es clave

Un nuevo informe de Forrester Research, Predictions 2018 concluye que el 50% de las empresas adoptará una estrategia de nube para el análisis de big data en el próximo año. El objetivo no es otro que buscar un mayor control sobre los costos y una mayor flexibilidad que la que puede ofrecer el software local.

¿La gran novedad? El ingeniero de datos se convertirá en el nuevo título de trabajo. El llamado Chief Data Officers (CDO) orientado a los negocios explorará las oportunidades para innovar con los datos, ya sea a través del análisis integrado en los procesos comerciales internos o a través de nuevos productos y servicios externos habilitados para datos.

Actualmente, los perfiles en Big Data, Data Science y Data Analytics son los más demandados en un mercado que no es capaz de cubrir esta demanda con los recursos existentes. Tanto es así que el 13% de las ofertas de trabajo relacionadas con datos en Indeed.com son para ingenieros de datos, lo que refleja la tendencia de las iniciativas de big data a convertirse en algo más que un simple apoyo al analista de negocios. Según Eurecat, Europa necesitará 8 millones de profesionales de Big Data en 2020.

El Máster en Big Data & Analytics surge para dar respuesta a las necesidades del mercado actual. La gestión tecnológica se ha convertido en un factor clave para garantizar el éxito empresarial y esto implica un cambio en las estructuras tecnológicas y organizativas de las mismas. Y es que, como afirma Peter Drucker, padre del management en la actualidad, “no se puede gestionar lo que no se mide”. Nunca hemos tenido tanta información a nuestro alcance en tiempo real sobre nuestra empresa y nuestros clientes, actuales y futuros. No desaprovechemos esta oportunidad. Apuntémonos al reto.

 

big data y el entorno cloud

Fuentes: 

Añadir nuevo comentario: