Actualidad

Martes, 13 de Noviembre, 2018

El encuentro ha combinado recomendaciones y experiencias en el que ha sido un interesante coloquio entre los emprendedores de EAE Lab y la experta en estrategia del Venture Capital mexicano.

Para comenzar, Carolina Osorio ha presentado Toushka Capital, los proyectos en los que trabajan, su presencia internacional (tienen sedes en Madrid, Nueva York, Los Ángeles y México) y el expertise de la compañía. La empresa es un Venture Capital cuya inversión está enfocada en impulsar y escalar en emprendimientos de alto impacto. Para ello, buscan alianzas estratégicas con startups y empresas con alto potencial de crecimiento e innovación. Además, ofrecen apoyo a proyectos artísticos, sociales y culturales. De hecho, han participado en la música de la película de animación ‘Coco’ (algo lógico si se tiene en cuenta que sus dueños son un filósofo y un músico).

Carolina Osorio maneja la parte estratégica de Toushka Capital y se encuentra con un montón de proyectos de emprendimiento a diario. De entre todos ellos, valoran principalmente aspectos como la pluralidad del sector, el impacto social y la capacidad de internacionalización. Aunque la compañía comenzó hace 12 años muy vinculada con el real state, Toushka lleva capital de riesgo desde hace sólo un par de años. Por ello, la organización se encuentra en una especie de emprendimiento que “permite generar valor en las empresas en las que participan” explica.

Carolina destaca como un potencial la diversidad del equipo inversor de Toushka Capital: “existen de múltiples puntos de vista y eso es muy enriquecedor para las empresas en las que trabajamos”. Además, son algo más que un inversor pasivo ya que se involucran en los proyectos en los que participan: “proporcionamos consejos, asesoramos, nos reunimos para ver juntos los business cases y vamos muy de la mano para muchas cosas”.

A la hora de invertir en Toushka Capital tienen en cuenta, sobre todo en una fase semilla, aspectos como la actividad a la que se dedica el proyecto, si cuenta con un componente innovador y el impacto social. “El modelo de negocio es lo que más nos llama la atención y el grado de innovación también”. En esta primera etapa es importante integrarse en incubadoras como EAE Lab y “utilizar a mentoring fortalecer aspectos que necesiten”.

En la segunda etapa de un proyecto para el venture capital mexicano es importante tener bien cerrados aspectos legales, financieros o de tipo contractual de la compañía porque “si esto no está bien atado es muy arriesgado”. En la etapa final se centran más en el talento de la persona y no tanto en la experiencia: “Lo potente de un proyecto es el talento que está detrás, el equipo del que te rodeas, no el modelo”.

Carolina comparte con los emprendedores de EAE su experiencia personal “he estado en la posición de ustedes también” y destaca la importancia de los datos “las métricas son muy importantes, pero métricas de valor que generen confianza en el inversionista”. También explica cómo parten de la base de la información y del know how del proyecto porque así “vemos a dónde y para qué va a ir destinado ese dinero; hay que ofrecer seguridad al inversor”.

Entre las recomendaciones para los emprendedores de la incubadora EAE Lab de Carolina ha destacado la importancia de los equipos integrados “con las mejores personas”, fijarse en el funcionamiento de estructuras similares o utilizar la honestidad y el análisis a la hora de buscar el inversionista adecuado: “piensen antes qué esperan de él” advierte la estratega.

Carolina explica la variedad de proyectos en los que invierte Toushka Capital y cómo seleccionan los más interesantes: “recibimos un montón de proyectos y nos acercamos a ellos con iniciativas de impact investing. También buscamos los ecosistemas en los que se encuentran los emprendedores como universidades o escuelas de negocios y establecemos lazos con ellos porque allí encontramos iniciativas muy interesantes”.

Las cifras del 2018 del inversor privado mexicano son: “Desde febrero hemos recibido 400 proyectos y hemos invertido en 2 startups, un documental, una película y una obra de teatro, aunque el tema de industrias creativas lo medimos con otros parámetros”. El Venture Capital mexicano trabaja en la actualidad en dos proyectos de jazz “muy buenos”.