Actualidad

Lunes, 25 de Marzo, 2019

EAE Business School publica el estudio “El consumidor de 2030” en el que se analiza las características que definen el consumidor 3.0, el escenario y la realidad en el que se moverá, el rol que quiere jugar y las megatendencias y oportunidades que generará. Del estudio se extrae que el consumidor 3.0 realizará “la inmensa mayoría de sus gestiones comerciales a través del móvil”.

De hecho, en España, se prevé que ya en 2019 los usuarios de pagos por el móvil casi se dupliquen, aumentarán un 48%, respecto hace solo tres años, en 2016. Esto supone 2,5 millones de usuarios de pagos a través del móvil en 2019.  En Estados Unidos se prevé que en 2022, el porcentaje de pagos de los consumidores a través de un dispositivo digital aumente un 41% respecto a 2017, en Alemania, un 25,9% y en Corea del Sur del 29,7%.

 “Ahorraremos papel y todo será más limpio y sostenible, pero todas nuestras compras dejarán huella electrónica, algo que exige una rigurosa ética reglamentaria para preservar la privacidad de los consumidores”, indica Eduardo Irastorza, profesor de EAE Business School y autor del estudio.

En este sentido, los tres gigantes tecnológicos tienen un objetivo común, crear una “super aplicación” que lo contenga todo y responda a las necesidades de todo el mundo, en todo el mundo, en todo momento y circunstancia. Esto no significa que el punto de venta desaparezca pero su objetivo ya no será tanto cerrar el proceso comercial como “contribuir a desarrollar la lealtad hacia la marca y la preferencia por parte del cliente”, añade.

EL SEGMENTO FEMENINO

Del estudio, también se desprende la apuesta por el segmento femenino. En Occidente, la mujer empieza a reducirse la brecha salarial. En 2030, los ingresos de la mujer serán el 81% del sueldo del hombre, un 0,8 más que en 2018. “Muchas son las empresas que se han tomado en serio este poderoso segmento y han enfocado en él su oferta comercial”, señala Irastorza. Sin embargo, en Oriente Medio y África, este equiparación es casi imperceptible en 2030, solo cobrarán un 35,5% del salario masculino.

Otra tendencia del consumidor 3.0 es la suscripción. “Las nuevas generaciones están abiertas a suscribirse  a todo tipo de servicios y contenidos. Para ellos el acceso es más importante que la posesión. Es una verdadera revolución en la mentalidad que ya podemos empezar a ver en los millenials, llamados a ser padres y mentores de los futuros 3.0”, explica Irastorza.

Para 2023, las compras digitales del servicio de streaming en España se prevé que hayan aumentado un 69,8% respecto al 2018. En Estados Unidos, el gasto per cápita en servicios de streaming será de 35,8% más que en 2017 y en Emiratos Árabes Unidos aumentará un 52,9% respecto al 2017.

Los mercados emergentes, con una clase media creciente, dirigirán los mercados. Los consumidores de las nuevas potencias, sobre todo, de China e India, serán los que mayor capital ahorrado acumulen en 2030, mientras que los países occidentales tendrán una enorme deuda pública que supone una amenaza para el sostenimiento de las pensiones y para su poder adquisitivo. India tendrá más de 500 millones de habitantes de clase media, más de dos veces la población total de Europa, igual que China y Nigeria, Pakistán e Indonesia con cientos de millones de habitantes. Por otro  lado, China enseñará al mundo hacia dónde va internet.

El 50% de los europeos de origen tendrá más de 55 años por lo que las marcas apostarán por el mercado senior. “Los asistentes virtuales y el comercio electrónico serán dos importantes bazas a jugar para competir con ventaja”, señala Irastorza.

CARACTERÍSTICAS DEL CONSUMIDOR 3.0

Por último distintos atributos caracterizan al consumidor de 2030. El consumidor 3.0 tendrá acceso a un caudal de información sin precedentes y en tiempo real. El mayor reto será transformar en información relevante tantos datos. Tendrá un poderoso criterio que ayudará a las empresas a definir sus nuevos productos y servicios. Una prueba de ello son los nuevos desarrollos de Microsoft que tienen en cuenta las opiniones de clientes expertos, early adopters, heavy users e influencers antes de lanzar sus actualizaciones.

El consumidor será más emocional, con mayor poder económico y estará expuesto a muchos estímulos. Los grandes distribuidores como Amazon o Ali Babá pondrán al alcance de todos todo tipo de productos sin importarle la distancia. Experiencia de marca centrada en sí mismo, en el consumidor 3.0. La velocidad a la que puede acceder a la mercancía será un factor determinante. El consumidor será más sibarita, infiel y las marcas deben desarrollar sofisticados sistemas de seguimiento y atención al cliente. Las ofertas de última hora tendrán una enorme importancia.

CONCLUSIONES

  • El consumidor 3.0 realizará “la inmensa mayoría de sus gestiones comerciales a través del móvil”.
  • Los tres gigantes tecnológicos tienen un objetivo común: crear una “super aplicación” que lo contenga todo y responda a las necesidades de todo el mundo, en todo el mundo, en todo momento y circunstancia.
  • La apuesta por el segmento femenino. En Occidente, la mujer empieza a reducirse la brecha salarial. En 2030, los ingresos de la mujer serán el 81% del sueldo del hombre, un 0,8 más que en 2018.
  • Para 2023, las compras digitales del servicio de streaming en España se prevé que hayan aumentado un 69,8% respecto al 2018.
  • Los consumidores de las nuevas potencias, sobre todo, de China e India, serán los que mayor capital ahorrado acumulen en 2030.