Actualidad

Viernes, 30 de Noviembre, 2018

EAE Business School publica el informe de  Diversidad en la empresa y representación de minorías” que se centra en la gestión de la diversidad que hace referencia a las acciones que, de forma voluntaria, realizan las organizaciones con el propósito de crear una mayor inclusión de empleados.

Del estudio de EAE, se extrae que casi un 37% por ciento de los encuestados de Europa Occidental indican estar altamente comprometidos con la inclusión de la diversidad en la empresa, frente a un 34%  de los norteamericanos y el 30 % de los asiáticos. La media a nivel mundial es del 32%.

El 60% de las empresas extranjeras cree “prioritaria” la gestión de la diversidad, frente al 41% de las españolas. El 62% de las empresas posee estrategias definidas frente el 36% que no tiene. Si estas estrategias se trasladan a las empresas extranjeras representan el 70%, mientras que en España disminuye hasta el 56%.

LA BRECHA DE GÉNERO

Respecto a la diversidad de género, las compañías con mayor diversidad de género en sus equipos ejecutivos tenían un 15% más de probabilidades de experimentar una rentabilidad superior a la media que las empresas en más atrasadas en la inclusión de perfiles que puedan ser generadores de valor.

En este sentido, la diversidad de género se correlaciona con la rentabilidad y la creación de valor. Las empresas con una mayor diversidad de género tienen una diferencia del beneficio económico del 21% y una creación de valor superior al 27%. De la misma forma, la rentabilidad sube hasta un 33% en las empresas con mayor diversidad étnica, con un 43 % de creación de valor.

Ningún país en el mundo tiene cerrada completamente su brecha de género (valor cero), pero cuatro de los cinco países nórdicos – Islandia (1), Noruega (2), Suecia (4) y Finlandia (3)- y, por primera vez este año, un país del África subsahariana – Ruanda (4)-, América Latina – Bolivia (17)- y Regiones del Caribe – Nicaragua (6)- y Europa Oriental y Asia Central – Eslovenia (6)—han cerrado con más de 80%. España ocupa a nivel mundial un discreto puesto 24, detrás de Barbados en ese ranking mundial, y está en la posición 11 en Europa Occidental, entre Suiza y Bélgica.

Europa Occidental registra una brecha de género del 25%, colocándose por delante de América del Norte, con una brecha del 28%, Europa del Este y Asia Central, con una brecha del 29%, y América Latina y el Caribe, con una brecha del 29,8%. En las medidas mejor encaminadas para lograr la igualdad, Europa Occidental lidera con un 75 % de objetivos cumplidos frente al Norte de África con tan solo un 60% de medidas puestas en práctica para lograr la paridad de géneros.

 

 

Un 38% de las mujeres alcanzan puestos de responsabilidad frente a un 62 % de hombres. Sin embargo las posiciones desempeñadas por la mujer suelen ser puestos de senior management (20,5%) que en el más alto nivel de la organización, que solo representan el 6,4%.

Si se pone el foco en una de las empresas punteras, Google, la tecnológica solo tiene un 31% de mujeres en su plantilla, de las cuales el 25% desempeñan funciones de líder.

Un 57,4 % de las mujeres que están empleadas tienen formación secundaria o superior. Hay notables desequilibrios en los campos específicos de estudio en los que los hombres y las mujeres tienden a especializarse. En particular, en promedio, los hombres tienden a estar poco representados en los campos de Educación, Salud y Bienestar (6,4 son hombres versus el 12,6 mujeres), mientras que las mujeres tienden a estar poco representadas en Ingeniería, Fabricación y Construcción (19,4 de los hombres versus 6,1 mujeres), así como en el campo tecnológico (7,5 de los hombres versus 3,2 mujeres).

INTEGRACIÓN DEL COLECTIVO LGTB

Respecto al colectivo LGTB, en España, el 30% de los encuestados revela haber sido discriminado en el ámbito laboral sea por bromas (72%), trabas en la promoción profesional (20,25%), trabas en el acceso al trabajo (19,83%), trato discriminatorio por parte de sus compañeros (47,52%) o acaso laboral (23,93%).

Un 91,42 % de las empresas del IBEX incluyen en su código de conducta el respeto a la orientación sexual. Un 28,58% hace mención a la inclusión o no discriminación por orientación sexual en su Informe Anual. Sin embargo, solo un 8,58% menciona específicamente medidas en este sentido.

CONCLUSIONES

  • Un 37% por ciento de los encuestados de Europa Occidental indican estar altamente comprometidos con la inclusión de la diversidad en la empresa, frente a un 34% de los norteamericanos y el 30 % de los asiáticos.
  • Las compañías con mayor diversidad de género en sus equipos ejecutivos tenían un 15% más de probabilidades de experimentar una rentabilidad superior a la media.
  • Ningún país en el mundo tiene cerrada completamente su brecha de género, pero cuatro de los cinco países nórdicos – Islandia (1), Noruega (2), Suecia (4) y Finlandia (3)-.
  • España ocupa a nivel mundial un discreto puesto 24, detrás de Barbados en ese ranking mundial, y está en la posición 11 en Europa Occidental, entre Suiza y Bélgica.
  • Las posiciones desempeñadas por la mujer suelen ser puestos de senior management (20,5%) que en el más alto nivel de la organización, que solo representan el 6,4%.

Un 91,42 % de las empresas del IBEX incluyen en su código de conducta el respeto a la orientación sexual.