Actualidad

Jueves, 5 de Abril, 2018

La visita cultual empezó en El Centre Cultural La Farinera del Clot, un equipamiento cívico donde se ubicaba la antigua fábrica de harina del barrio. Los estudiantes visitaron su interior que guarda todavía elementos de la fábrica. Hoy es un centro de expresión artística en el que se realizan diversidad de actos culturales.

El tour siguió por el barrio del Clot, dentro del distrito de Sant Martí, que aún hoy conserva su popularidad y comercios de proximidad. Durante el siglo XIX se instalaron las primeras harineras, seguidas por industrias textiles, curtiembres, tejerías, etc. A finales del siglo XIX el barrio se convirtió en un asentamiento industrial y obrero. Los estudiantes dieron una vuelta por el parque del Clot. Llama la atención su acueducto y el hecho que esté ubicado en un antiguo taller de RENFE, algunas de cuyas paredes fueron aprovechadas como elementos ornamentales. El proyecto del parque fue realizado en 1986 por Daniel Freixes i Melero y Vicente Miranda.

Una gran mayoría de los alumnos indicaron que se trataba de una visita distinta y ello les hizo bastante gracia a la hora de apuntarse. Pues permite ver lugares que no suelen visitar. Es el caso de Maite Mejía, que estudia el MBA. “He estado en el museo Picasso y esta visita me interesó porque era una zona nueva en la que no había estado”, comenta. El MBA le va muy bien y lo destaca por sus buenos profesores, “y la metodología práctica que incluye, que te hace pensar y resolver temas actuales”. A Maite le gustaría quedarse aquí y encontrar un buen trabajo.

Mientras que Eva Almonte escogió esta visita “porque se sale de lo común, se trata de ver algo diferente, y al ser guiada es perfecto”. Eva estudia el MBA. “Me aporta una perspectiva más global porque yo vengo de una área técnica y el Máster hace detenerme en aspectos que antes pasaba por alto”.

​La visita tuvo su parada en el mercado municipal, un símbolo de la unión de los comercios y vecinos del barrio. Luego los alumnos cruzaron la Diagonal para poder admirar la otra cara de Sant Martí y Poble Nou, el 22@. A la derecha, el centro comercial Les Glòries es ya un exponente de modernidad con tiendas y restaurantes. Y en frente, edificios que constituyen el nuevo skyline de la ciudad, coronados por la popular Torre Agbar.

Muchos de los edificios que antes habían sido fábricas se han reinventado y ahora ubican centros educativos. Es el caso de la fábrica Can Jaumandreu que alberga el campus-parque de las Humanidades y Ciencias Sociales de la UB, Universidad de Barcelona. Mientras que otra parte de la antigua fábrica es la sede de las instalaciones de la UOC; Universitat Oberta de Catalunya.

Los alumnos bajaron por la Rambla del Poble Nou y vieron los nuevos edificios del 22@, sede de muchas empresas tecnológicas y startups. Una visita diferente que encantó a los alumnos y que dejó al descubierto los contrastes de una ciudad con gran riqueza arquitectónica.