Actualidad

Marta González, ponente de la sesión

Martes, 11 de Junio, 2019

El campus online de Alumni EAE incorpora una sesión impartida por Marta González-Peláez titulado “Cómo promover el liderazgo femenino”. Para la formadora universitaria “el liderazgo femenino es uno de los tres grandes retos del siglo XXI, junto con la inmigración y el cambio climático”.

La presidenta de OIDECOM Iberoamérica (Observatorio Iberoamericano de Investigación y Desarrollo en Comunicación, Diplomacia y Ciencias Afines) explica que el liderazgo femenino se caracteriza por su eficacia para crear equipos de trabajo y su capacidad para tomar decisiones. Por ello, para toda empresa debería ser una prioridad desarrollar, capacitar y dar la oportunidad a una mujer de dirigir a los empleados, y de esta manera demostrar todas sus habilidades y preparación.

Ocupar los puestos más bajos de liderazgo empresarial está relacionado con aspectos negativos como la falta de programas de formación desde la infancia, la escasez de transmisión de valores, el hecho de no replantear la empresa cuando se incorpora la mujer en el mercado laboral o no integrar maternidad y paternidad de forma armónica en el día a día de las empresas.

El 60% de las mujeres desea compatibilizar el trabajo con su vida familiar y/o privada, el 20% opta por atender a su familia en exclusiva y el 20% restante prioriza su trabajo por encima de otros ámbitos en determinados momentos de su trayectoria vital y profesional. Estos porcentajes confirman que las féminas desean que se respete su libertad de elección.

Marta González analiza los datos sobre la renuncia voluntaria y habla del techo de cemento “que se auto-imponen las mujeres que deciden no quererse promocionar por el alto coste personal y familiar que va a tener el nuevo puesto”. Un 27 % de las mujeres renuncia ante el ofrecimiento de un puesto de alta gestión y/o dirección a diferencia de un 2% de los hombres.

Liderazgo femenino e igualdad de oportunidades

Para analizar el liderazgo, la doctora utiliza variables de una base de datos creada por las 40 mejores universidades y Escuelas de Negocios del mundo en la que se encuentran 8.000 mujeres cualificadas para ocupar Consejos de Administración. El documento pretende ser una ayuda más para la integración en las empresas y desvela cifras como que el 82% de las mujeres aspira a alcanzar una posición de liderazgo en su carrera frente al 89% de los hombres. Además, entre las mujeres, el 26% aspira a ser manager, el 34% directora y el 11% director general/CEO. Por su parte, el 17% de los hombres quiere llegar a manager, el 26% a director y el 20% a director general/CEO.

Tres países europeos, Suecia, Islandia y Noruega ocupan los primeros puestos con mayor liderazgo femenino e igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres; en el otro extremo se encuentran Turquía, Japón y Corea del Sur. En el mapa mundial, España ocupa la octava posición, inmediatamente después de Portugal y seguida de Bélgica, en noveno lugar. Respecto al análisis realizado en 2006, España ha subido sólo una posición puesto que estaba novena. El país que más ha avanzado en la última década ha sido Francia, según los estudios consultados de la ONU, de I-WIL Y OCDE.

El caso de España

En España, suspendemos en liderazgo empresarial. Encabezan la lista con mayor liderazgo empresarial femenino en 2018 Noruega, Suecia e Irlanda con un porcentaje de mujeres en los Consejos de Administración superior a la media, bajas tasas de trabajo parcial involuntario y de paro femenino, así como una población activa más equilibrada entre hombres y mujeres. También suspendemos en liderazgo social: se han analizado el apoyo que reciben las mujeres y el impacto de las barreras que encuentran para conciliar su vida personal, familiar, y laboral, utilizando indicadores como la edad a la que tienen su primer hijo, la duración del permiso de maternidad y paternidad o la tasa de escolarización de los niños de 3 a 5 años. Los países con mayor liderazgo social en 2018 han sido Israel, Reino Unido y Francia. España se queda con el puesto 29 según los estudios consultados de la UE y I-WIl por la doctora Marta González-Peláez.

Mujeres managers

Noruega, Suecia, Irlanda, Canadá y Estados Unidos cuentan con un alto cociente entre el número de hombres y mujeres managers; un porcentaje de mujeres en los consejos de administración superior a la media del índice; bajas tasas de trabajo parcial involuntario y paro, y una población activa más equilibrada entre ambos sexos.

Aunque el promedio de mujeres managers en el año 2018 es del 4,5%, muy similar al de 2006 (4,4%), Estados Unidos de Norteamérica poseen el mayor número de directivos y mayor equilibrio entre hombres y mujeres directivas. Este país cuenta también con el mayor porcentaje de mujeres y hombres managers: 14,6 por ciento  y 16,9 por ciento, respectivamente.

Los países nórdicos son el referente en liderazgo femenino e igualdad de oportunidades para las mujeres. España ocupa el segundo puesto en liderazgo personal entendido como la capacidad de las mujeres de estudiar, más allá de lo que es obligatorio por ley y/o de emprender, ya sea creando sus propias empresas o desarrollando y registrando patentes. A pesar de ello, es uno de los países con las más altas tasas de paro femenino con un 21,2%. En la última década, el paro femenino en España ha pasado del 10,9% del año 2006 al 21,4% del 2018, mientras que el masculino se ha incrementado del 6,2 al 18,1%.

Retos pendientes

Con todos estos datos, Marta González-Peláez establece tareas pendientes que pasan por fomentar la responsabilidad familiar corporativa, impulsar el liderazgo femenino y valorar sus beneficios, promover el liderazgo de mujeres en los ministerios y altos cargos y, por último aprovechar el talento y el alto liderazgo personal femeninos.